Anuncios

Archivos para 27 febrero 2010

La virtud del silencio explicada a los hijos

ESCUELA PARA PADRES 

La virtud del silencio explicada a los hijos

1,958 Palabras. Tiempo de lectura 7:05 minutos  

Artículo relacionado: La soledad explicada a los hijos 

El silencio, la soledad y la meditación, al estar íntimamente interrelacionados son los soportes básicos y esenciales de la vida espiritual, que los padres tienen que explicar detalladamente a sus hijos. Sin estos soportes es muy difícil, por no decir imposible, prosperar familiar, religiosa y socialmente. La vida moderna rechaza también estas tres virtudes y valores humanos. Estamos llenos de ruido, de gente por todas partes y en todo momento, no dejando ni un minuto para la paz interior, la que únicamente se puede conseguir apoyándose en estos tres soportes.  

El silencio interno es la puerta a la vida interior y se necesita abrirla diariamente, aunque sólo sea durante un pequeño periodo de tiempo. Es la actitud que tienen las personas que quieren buscarlo, para encontrarse a si mismos y disfrutar de la soledad, interna o externa y así poder meditar.

 

El silencio externo es la falta de ruidos, el no hablar, la omisión de alguna acción no imprescindible, etc. Es el que ayuda a poseer el silencio interno, a disfrutar de la soledad y al practicar la meditación. La discreción está íntimamente relacionada, con el silencio de las personas parcas en palabras y largas en hechos.

La antítesis del silencio es el ruido, interior y exterior, el hablar, por no callar. Para lograr el silencio, hace falta practicar en acallar el ruido que producen nuestros pensamientos, pasiones y sentimientos, que nos dificultan el escuchar a nuestra propia conciencia, sobre los problemas, preocupaciones y otras cuestiones personales.

La sociedad moderna, desconoce lo que es el silencio. Si se pregunta a alguien al azar, cuando estuvo la última vez en un lugar que había silencio y durante cuánto tiempo, seguramente contestará que, cuando visitó un hospital, una cárcel, un cementerio, un bosque, un claustro, el mar, una montaña, etc. pero no se acordará de nada más.

El silencio interior no se acalla con el aislamiento aparente. que producen los medios audiovisuales de utilización tan constante. Muchos jóvenes pasan. una gran parte de su tiempo libre y del que sustraen de sus obligaciones, sentados frente a las diferentes pantallas electrónicas, inmersos en las extensas redes sociales, que aparentemente les aíslan del ruido exterior, pero no les aíslan del ruido interior. También mantienen permanentemente colgado de sus orejas, durante casi las 24 horas, su moderno cordón umbilical. que les une con las maquinas de reproducir. lo que ellos llaman música.

Aunque suponga un sacrificio contra su comodidad, los padres tienen que hablar muy claro y contundente, cuando tienen que educar a sus hijos. No deben estar en silencio, cuando tienen la obligación de hablar. Tienen que saber, que tener despecho por hablar, puede acarrear más problemas, que los que quieren solucionar. Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras.

El silencio es muy apreciado e imprescindible entre las personas que se aman, ya que el silencio, muchas veces, hace que las miradas sean elocuentes, mucho más que las posibles palabras.

El verdadero silencio o la verdadera soledad, no es encerrarse en la habitación o en uno mismo, para no oír, ni ver lo que sucede en la familia, en la escuela o en la sociedad. Los ermitaños, anacoretas y enclaustrados, tienen una misión muy definida en esta vida, al renunciar al ruido externo, para estar siempre en su propio recogimiento interior y así, poder mantener sus conversaciones con Dios. Son situaciones llenas de dicha, belleza, silencio y paz, que conducen al descubrimiento de la soledad acompañada en nuestro corazón, que tantos consuelos humanos pueden producir.

Algunos huyen del silencio, buscando el ruido, para no pensar en las realidades que conlleva la educación de los hijos, ya que si piensan, puede llegar a complicarse la vida y eso va en contra de su actitud pasiva, ante las obligaciones de educación que voluntariamente adquirieron. El silencio y la soledad no impuestos, son imprescindibles para poder meditar. Solos y en silencio están en la cárcel y en los hospitales, pero no siempre meditan.

Desde que los hijos son pequeños, hay que irles enseñando estas virtudes y sus aplicaciones prácticas en su vida religiosa, familiar, escolar y social, así cuando sean mayores, tendrán bien arraigadas estas virtudes y no se chocarán contra la antítesis que preconiza la sociedad actual. Las virtudes primero son costumbres, después hábitos y muy posteriormente se convierten en virtudes o valores humanos. Por eso hay que irlos inculcando desde pequeñitos, para que cuando salgan de casa, no se dejen arrastrar por el ruido, las muchedumbres, ni por los entretenimientos vacuos.

El silencio como virtud, deben estimularlo los padres, preparando en la casa y poniendo a disposición de los hijos, espacios, situaciones y horarios especiales de silencio, donde no lleguen los ruidos.

Virtudes y valores humanos relacionadas con el silencio: Carácter. Control. Criterio. Disciplina. Discreción. Entrega. Ejemplo. Esfuerzo. Examen. Fortaleza. Habito. Humildad. Meditación. Orden. Perseverancia. Reflexión. Religiosidad. Sacrificio. Tiempo. Voluntad, etc.

La cultura del ruido. El ruido genera más ruido, pues hay que levantar la voz para entenderse cuando hay mucho, y al levantar la voz, se eleva el nivel de ruido. Es una cadena que prácticamente no tiene fin. Es muy difícil, pero no imposible, que unos jóvenes que están en la cultura del ruido, puedan entrar en la cultura del silencio, la soledad y la meditación. Nadie se imagina a un corredor automovilista, circulando a la máxima velocidad posible, con los cinco sentidos puestos en lo que hace, que lleve la radio puesta.

Se necesita un profundo silencio para poder concentrarse y rebuscar internamente, las herramientas que hacen falta, para que en los momentos de meditación, de conversación con uno mismo y con Dios, sean del máximo aprovechamiento. Son momentos de silencio, escogidos, necesarios, apreciados e incluso amados, que cada uno se puede regalar. Se necesita el máximo silencio interno, para maximizar la concentración y así poder meditar y poner en orden los pensamientos.

Para concentrarse y envolverse en el silencio, algunos aceptan poner una música muy suave, que no tenga voz. Está demostrado que si en esa concentración, hay que hacer el menor esfuerzo para oír la música, es muy difícil y casi imposible, poder concentrarse, máxime para trabajar mentalmente, estudiar o para buscar espiritualmente en el interior de las personas. La música puede estar ahí, pero sin prestarle atención, no tiene que oírse. Solamente puede oírse, cuando alguien la utilice exclusivamente como disfrute o descanso de la mente.

20 Situaciones de silencios negativos, cuando:

  1. Abandonan las obligaciones de legislar con justicia, e inclinan la balanza llamada ciega, hacia situaciones que no les convienen legislar.
  2. Aceptan y sufren en silencio las injusticias a las que otros les someten, teniendo posibilidades de reclamar, para que no suceda a otros.
  3. Callan cuando tenían que hablar fuerte o suave, para decir las cosas, sobre todo cuando no está conforme con las injusticias que ve y continúa callado, pudiendo denunciarlas. El que calla, otorga.
  4. Callan incluso cuando saben que hacen daño a terceros.
  5. Callan u omiten en las declaraciones de impuestos
  6. Desechan la posibilidad de levantar la voz, para defender una causa justa e importante.
  7. Esquivan los historiadores la verdad, porque se venden, a lo que los vencedores quieren que se diga, vilipendiando a los vencidos.
  8. Hacen caso omiso ante los crímenes ecológicos que arruinan o enferman poblaciones enteras, presentes y futuras.
  9. Ocultan, ignoran o no quieren oír lo que la moral, la ley natural y la sociedad les está diciendo. Prefieren creerse que nadie habla, que nadie les tiene que decir lo que deberían hacer y hacen, como que no oyen, para así no tener que cumplir con sus obligaciones hacia ellos mismos y hacia los demás.
  10. Olvidan expresamente de cumplir la obligación de declarar, para salvar de los problemas a otros.
  11. Omiten los cónyuges todo tipo de dialogo entre si y dirigen la palabra lo mínimo posible a sus hijos y familiares, creando abismos insalvables de la imprescindible comunicación.
  12. Pasan por alto y se callan, pudiendo hablar alto y fuerte, miran para otro lado cuando se cometen las injusticias, justificándose de que esas injusticias no van con él y olvidándose, de que tanta culpa tiene el que mata la vaca, como el que le sujeta las patas.
  13. Prescinden de la obligación de denunciar, el silencio de las naciones u organizaciones internacionales, ante las injusticias y crímenes mundiales, como el aborto, la eutanasia, el laicismo radical, etc.
  14. Rehúsan contestar guardando un silencio, que perjudica gravemente a otra persona.
  15. Se abstienen de votar en democracia, sobre todo en cosas que atañen a la moral y a las buenas costumbres.
  16. Se guarda silencio sobre deudas u obligaciones contraídas, para no pagarlas.
  17. Se inhiben  las personas o la sociedad del problema físico, moral y material que suponen los esclavos que se sienten felices, aunque les esclavicen las drogas y los vicios.
  18. Se ocultan hechos o relaciones familiares, con los ancestros, perjudicando a posibles herederos o coartando afectos humanos.
  19. Se salen por la tangente los profesionales y ocultan a sus clientes una verdad importante, del problema o del negocio consultado, para con su silencio poder lucrarse, sabiendo que si dicen la verdad, el cliente podría tomar otras decisiones diferentes.
  20. Soslayan u ocultan, los familiares o médicos, la gravedad de una dolencia a un enfermo y no le dan la oportunidad, de preparase para bien morir.

 

24 Sentencias sobre la virtud del silencio

 

  1. Adentrarse en la multitud, supone ahogar el clamor del propio silencio.
  2. El estremecedor silencio de los que se creen bondadosos, ha impedido que los crímenes contra la humanidad se conozcan y castiguen.
  3. El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.
  4. El silencio bien llevado. puede ser un ruido muy fuerte para otros.
  5. El silencio de algunos. ha hecho que parte del mundo se pudra.
  6. El silencio del envidioso. está lleno de ruidos.
  7. El silencio, el patrimonio de los fuertes.
  8. El silencio es un argumento difícil de refutar.
  9. El silencio es, después de la palabra, el segundo poder del mundo.
  10. El silencio no vuelve loco. Lo que vuelve loco es el ruido.
  11. El silencio por omisión, es la  gran mentira.
  12. El silencio puede ser la conversación de las personas que se quieren. Lo importante no es lo que se dicen, sino lo que no es necesario decirse.
  13. En el silencio se puede escuchar la voz de Dios.
  14. Es muy difícil aprender de los silencios ajenos.
  15. Guarda silencio si no tienes nada mejor cosa para decir.
  16. Guardar silencio a veces ofende más, pues impide la replica.
  17. Hay que procurar que las palabras sean mejores que el silencio.
  18. Hay silencios insoportables, para los que tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos.
  19. Los silencios son unas de las artes más grandes de la conversación.
  20. Manejar el silencio, es más difícil que manejar la palabra.
  21. Más vale un prudente silencio, que una verdad poco caritativa.
  22. No rompas el silencio, si no es para mejorarlo.
  23. Nos conviene volver al silencio, para saborear la paz interior y reconocernos a nosotros mismos.
  24. Soy tan partidario de la virtud del silencio, que podría hablar horas enteras sobre ella.

 

Artículo realizado con la colaboración de Doña Marisa Ruiz de la Torre, de Valencia, España.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

Anuncios

La virtud del esfuerzo explicada a los hijos

ESCUELA PARA PADRES 

La virtud del esfuerzo explicada a los hijos 

1,876 Palabras. Tiempo de lectura 6:50 minutos 

Algunos artículos relacionados:  

Esfuerzo es el empleo enérgico de la voluntad, fuerza física, actividad o ánimo contra algún impulso o resistencia, teniendo que vencer dificultades para conseguir el fin. Es la antítesis de la resignación y la principal avenida para salir de las diferentes crisis. 

Los padres tienen que explicar a sus hijos las ventajas de practicar la virtud del esfuerzo, aunque estén en una sociedad, donde todo esta encaminado a que las personas hagan continuamente el mínimo esfuerzo. Estamos en la cultura de la ley del mínimo esfuerzo, del hedonismo donde todo se rige por el placer, el gozo, la sensualidad, etc. Aquí no cabe el esfuerzo, nada más que en muy pocas y privilegiadas personas, que han sabido fomentarlo desde pequeños, con la ayuda de sus padres, profesores, sacerdote, pastores, rabinos o imanes. 

Principales virtudes y valores humanos relacionados: Abnegación. Ayudar. Colaboración. Constancia. Control. Coraje. Desprendimiento. Disciplina. Dolor. Entrega. Fortaleza. Generosidad. Lucha. Mortificación. Obediencia. Paciencia. Perseverancia. Sacrificio. Sufrimiento. Tolerancia, etc. 

Los padres tienen que dar ejemplo, predicando y practicando continuamente la virtud del esfuerzo, incluso navegando contracorriente en las actividades normales de la vida, para poder dejar cara al futuro, una marca indeleble en los hijos. 

No se puede hablar de llegar a un objetivo en los estudios, deporte o trabajo, sin tener un plan, que se pueda ir midiendo el esfuerzo que hay que hacer para conseguirlo, pero por mucho plan que haya, si no hay un sentido muy claro de lo que es el esfuerzo y la forma de llevarlo a cabo, nunca se podrá conseguir el plan. 

5 Preguntas para practicar la virtud del esfuerzo: ¿Qué tengo que hacer? ¿Cómo lo voy a hacer? ¿Dónde lo voy a hacer? ¿Cuándo empezaré y terminaré? ¿Para qué lo voy a hacer? ¿Cómo mido lo que hago? ¿Soy el ejemplo para alguien? ¿Los resultados de mi esfuerzo beneficiarán o perjudicarán a alguien? La virtud del esfuerzo tiene muchas aplicaciones, por ejemplo: En los estudios, en el trabajo, en el presupuesto familiar, en tratar de ser mejor con el prójimo, en hacer donativos económicos o de tiempo, en tener paciencia con los amigos, en no crearse enemigos, en soportar el dolor, etc. 

Los hijos, desde muy pequeños miden las posibilidades de desobediencia o de dejar pasar las cosas, en función del esfuerzo que tengan que hacer para realizarlas. La ecuación de esfuerzo y rendimiento, es una medida que no se debe hacer con parcialidad, pues hay muchas cosas que no saben cuál será el rendimiento, aunque conozcan demasiado bien, cual es el esfuerzo. Por ejemplo cuando tienen que estudiar, tienen que fijarse más en el esfuerzo del estudio, que en los resultados, pues estos llegarán por añadidura. Cuando van a hacer deporte les pasa lo mismo, pues internamente saben, que nadie puede ganar una carrera sin que haya habido una buena preparación, un buen entrenamiento y un esfuerzo inteligente previamente diseñado. El esfuerzo sin preparación y sin objetivos, es muy difícil llevarlo a la práctica. 

Lo contrario a hacer un esfuerzo, es la dejadez, la vagancia, el desistir, el no saber lidiar con las dificultades, que va a suponer realizarlo y la lucha que tendrá que realizar, contra la pereza vital de hacer el esfuerzo, la vergüenza de que le vean o se enteren que se esfuerza, la dejadez al ir retrasándolo para otra ocasión, la falta de entrega o cumplimiento, de lo que había acordado consigo mismo o con otras personas, el desistir de los beneficios que va obtener, si hace el esfuerzo, y sobre todo, de enfrentarse a la cobardía demostrada, por no querer o no poder hacer el esfuerzo necesario, para triunfar en la vida familiar, escolar, laboral o social. 

La virtud del esfuerzo tiene que ser un valor en alza, para que los jóvenes no pierdan la capacidad de soñar, en cosas que merezcan la pena. No deben olvidar los hijos, que la vida que les ofrecen desde el exterior, es una vida irreal y engañosa, pues parece que es mucho mas gratificante, que enfrascarse en estudiar para sacar buenas notas y terminar con éxito los estudios, y así tener un buen porvenir el día de mañana. Tienen que aplicar esta virtud del esfuerzo, incluso los que sienten que saben hacer mejor las cosas que otros, pues obtienen buenos resultados comparativos sin hacer ningún esfuerzo. Pero que nunca se crean que puedan bajar la guardia y dejar de practicarla continuamente, ya que en cualquier momento de su vida, puede aparecer alguien que tenga mejores cualidades para competir y dejarles fuera de combate. 

Cuando los hijos cambian de escuela, de grado o empiezan la universidad, se dan cuenta que si quieren seguir el nuevo ritmo de estudios, tienen que hacer un nuevo gran esfuerzo, pues allí los niveles son más altos. Si no han ejercitado la virtud del esfuerzo, les puede llegar la frustración, la inseguridad o la ansiedad, porque no avanzan o porque se quedan los últimos. Se habían acostumbrado a disfrutar la herencia de su capacidad intelectual, para aprender sin esfuerzo, pero eso no es para siempre. El mundo no se divide entre los que son inteligentes y los que no lo son. Se divide entre los que hacen esfuerzos y los que no los hacen. La calidad de las personas, se mide por el esfuerzo que hacen para corregir sus errores. 

La buena suerte y las grandes ideas, suelen llegar cuando se están haciendo esfuerzos para obtenerlas, pues es casi imposible que lleguen, cuando se está haciendo el vago. El esfuerzo requiere dominar con denuedo la voluntad y el carácter, tener mucho valor para poder practicarlo con empeño y tesón. Sin tener miedo a afrontar los riesgos necesarios, en la lucha por los objetivos previstos, aunque siempre haya que medirlos previamente. 

Los padres deben premiar los esfuerzos de los hijos y darles alicientes, por hacer bien las cosas. Así los hijos tendrán más posibilidades de tener éxito en sus actividades, tanto en la familia, como en la escuela, ya que cuando empiecen a estudiar en la universidad o a trabajar en una empresa, no tendrán los privilegios que tenían anteriormente, al estar consentidos y protegidos por los padres o maestros. Si no tienen bien arraigada la virtud del esfuerzo, se quedarán atrás en los estudios, o simplemente les despedirán de los trabajos, por no esforzarse. El esfuerzo realizado en la escuela o en la universidad, les será compensado con creces el día de mañana. 

El esfuerzo insuficiente, es una de las causas del fracaso escolar y del abandono prematuro de la escuela, sin que se den cuenta algunos hijos, que practicar la virtud del esfuerzo, da impulso para seguir practicando nuevos retos, que supongan esfuerzos muchos más fuertes para obtener mayores satisfacciones. 

Practicar la virtud del esfuerzo no tiene que estar supeditada, a que los resultados previsibles u obtenidos, sean buenos o malos. Siempre hay que intentar esforzarse, por muy difícil que sea obtener el resultado. Hay que seguir el ejemplo de los técnicos que trabajan en función de, ensayo y error. Aceptando que tendrá que haber nuevos ensayos y nuevos errores, hasta conseguir el objetivo propuesto. O como los deportistas, que para conseguir los triunfos, tienen que hacer muchos esfuerzos en sus múltiples prácticas. 

Los padres, a través del ejemplo, tienen que conseguir inculcar en sus hijos, el ideal ético de la virtud del esfuerzo y demostrarles, que no tienen que tener miedo a practicar la cultura del esfuerzo, continuo e inteligente. 

Hay una mala publicidad, dirigida a personas que no piensan lo que les están diciendo y se dejan llevar por conceptos simplones, carentes de realidad. Está encaminada a personas que no quieren hacer ningún esfuerzo y prefieren que les hablen de milagritos diarios, en lugar de esfuerzos diarios. Sus principales frases son: Adelgace sin esfuerzo. Aprenda sin esfuerzo. Compre ahora y pague luego, sin ningún esfuerzo. Piense que va a suceder y sucederá. Tenga un sueño, persígalo y lo conseguirá. Sueñe alto y llegará. Solamente hace falta quererlo mucho para conseguirlo. Si se puede. Llámenos y le solucionaremos su problema si ningún esfuerzo, etc. En la publicidad engañosa, nunca se explica que hay que hacer esfuerzos y renunciar a muchas cosas, para conseguir lo que se pretende, aunque ahora digan que todo se puede hacer, con motivación y relajación. 

La falta de practicar la virtud del esfuerzo es el origen, entre otras cosas, del descenso de la calidad de la educación y por consiguiente, de la calidad de vida. Los padres tienen que enseñar, la satisfacción del trabajo bien hecho y que los hijos retomen la cultura del esfuerzo, olvidándose de la malévola práctica del mínimo esfuerzo, sobre todo en periodos de la adolescencia, que es donde los jóvenes están conformando su personalidad y sembrando para su futuro. Además de inculcarles la virtud del esfuerzo, deben de eliminar el peyorativo concepto paternalista, en sus relaciones con los hijos, suprimiendo el “yavalismo”, (ya vale), y el “ya te lo haré yo”, porque es más fácil hacerlo que enseñar a hacerlo, lo mismo que darles un pescado o enseñarles a pescar. Es una grave e inconsistente contradicción, el querer que practiquen la virtud del esfuerzo y resolverles sus problemas. 

20 sentencias sobre la virtud del esfuerzo: 

  1. Cualquier esfuerzo resulta ligero, con la costumbre y el hábito.
  2. El esfuerzo es la mejor ayuda para resolver los problemas.
  3. El esfuerzo para ahorrar esfuerzo, es la técnica con persistencia.
  4. El que está acostumbrado al esfuerzo, afronta los problemas, no los huye.
  5. Es más importante el esfuerzo, que el resultado.
  6. Esfuérzate por ser agradable hasta las 10 de la mañana, el resto del día, lo serás sin esforzarte.
  7. Esfuerzo y voluntad van unidos.
  8. Hay que agotar todos los esfuerzos, antes de empezar a quejarse.
  9. Hay que saber mantener los compromisos asumidos, aunque sea un esfuerzo cumplirlos.
  10. La guerra tendría que ser un gran esfuerzo, para conseguir la paz.
  11. La suma de los esfuerzos individuales, llevan al progreso general.
  12. Los buenos propósitos, no se pueden cumplir sin hacer los esfuerzos necesarios.
  13. Los esfuerzos, cuando se suman, se multiplican.
  14. No hay esfuerzos inútiles, pueden ser victorias incompletas.
  15. No se llega a la cima, sin esforzarse en el camino.
  16. No tiene derecho a pedir ayuda, quien no hace el esfuerzo de ayudarse a sí mismo.
  17. Obstáculo es, todo aquello que hay que intentar superar con esfuerzo.
  18. Si no se está dispuesto a esforzarse para conseguirlo, nunca hay que desear algo.
  19. Sin esfuerzo y sacrificio, no se logra nada útil ni grande.
  20. El mayor esfuerzo de la amistad, no es mostrar nuestros defectos al amigo, sino hacerle ver los suyos. 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

Tengo un hijo de la generación NiNi. Ni estudia, Ni trabaja ¿Qué hago con él?

ESCUELA PARA PADRES 

Tengo un hijo de la generación NiNi. Ni estudia, Ni trabaja ¿Qué hago con él?

2,305 Palabras. Tiempo de lectura 8:00 minutos  

Algunos artículos relacionados: 

 

Los jóvenes de la generación NiNi, salvo lamentables excepciones, son un grupo social con edades entre los 18 y los 30 años, que viven mantenidos en la casa de sus padres y que justifica su existencia, pasando los días sin hacer nada. Ni trabajan. Ni estudian, ni buscan trabajo y ven llegar su incierto futuro, entre la indolencia y el conformismo. La mayoría son jóvenes inmaduros, neo adolescentes que no tienen esperanza de nada, ni un proyecto de vida que les ilusione, aunque se crean felices y privilegiados por no hacer nada, se han convertido en esclavos de su propia vagancia. Algunos jóvenes se auto engañan haciendo como que estudian o como que trabajan, cuando solamente emplean el 10% de su capacidad. 

Son las secuelas demoledoras de una década prodigiosa de consumismo y despilfarro a nivel económico y de haberles consentido en muchos vicios, como el hedonismo y el vivir aquí y ahora. Si hasta la fecha se han librado de tener que hacer esfuerzos y sacrificios, tarde o temprano tendrán que pagar el precio. Los hijos NiNi llevan una vida disfuncional y antisocial. Suelen ser maleducados y arrogantes, cuya energía y objetivos están encaminados únicamente al sexo, al hedonismo, al yo primero, al todo vale y al aquí y ahora. El ocio es la madre de todos los vicios. 

La generación NiNI es un fenómeno social que hasta ahora se estimaba minoritario en algunos países. En otros no existe este fenómeno porque los hijos cuando llegan a los 18 años se emancipan o les emancipan sus padres. Se independizan de la casa familiar, dedicándose a estudiar o a trabajar. Han surgido los NiNi por la ausencia de la enseñanza de los padres, de las virtudes y valores humanos, que promueven el sacrificio que supone el trabajo, el estudio y la vida ordenada. La mayoría de ellos, han sido mimados en su infancia y criticados en la pubertad. No son correctas sus alegaciones, de que mantienen esa actitud por el alto desempleo que hay, que los estudios y los trabajos, son cada vez más competitivos y que es mucho más fácil y gratificante, la deserción escolar y el hacer el vago en casa. Que se dejan llevar por los bombardeos de consumismo que les llegan de todas partes, con invitaciones para comprar continuamente, la tolerancia a su forma de vida que les han regalado sus padres, la ausencia de los padres que no han estado, cuándo y dónde los han necesitado, el soborno de sus padres con regalos y dádivas, la lealtad que ellos tenían que haber dado gratuitamente y con agradecimiento. 

Los jóvenes NiNI tienen el riesgo de ser presa muy fácil de pandillas, narcotraficantes y demás gente de mal vivir. Tienen mucho tiempo libre y necesitan dinero, para mantener el ocio continuo de sus vidas, circunstancias que atraen a los que para sus fechorías, buscan mano de obra barata, abundante, sin prejuicios, ni valores. Los jóvenes NiNi son una generación fracasada y encaminada a caer en el mundo de las drogas, el sexo prematuro, el dinero fácil, etc. Es más fácil encontrar cómplices en ese grupo, que en el de los que dedican su vida al esfuerzo del trabajo y del estudio. 

La ausencia del conocimiento y práctica de las virtudes y valores humanos, relacionada con el estudio y con el trabajo, les hacen mucho más vulnerables hacia los embates malignos de la sociedad, como son el consumo de drogas, alcohol, el sexo fuera del matrimonio, el homosexualismo por dinero, etc. Muchos de ellos, entran en las estadísticas de los embarazos no deseados, al no respetar sus relaciones amistosas. No es solamente el que estén desorientados, es que la mayoría de estos hijos, no han tenido, ni tienen, una brújula que les guíe.

Principales virtudes y valores humanos que los padres deben enseñarles a practicar: Abnegación. Aprovechamiento. Autodisciplina. Ayudar. Bien común. Disciplina. Diligencia. Carácter. Coherencia. Colaboración. Compromiso. Conciencia. Constancia. Conocimiento. Dignidad. Educación. Ejemplo. Esfuerzo. Estudio. Fortaleza. Generosidad. Honradez. Justicia. Madurez. Moral. Obediencia. Perseverancia. Responsabilidad. Sacrificio. Solidaridad. Sufrimiento. Trabajo. Vergüenza. Voluntad, etc.

Los padres tienen que ofrecer a sus hijos NiNi ideales y referentes mejores que los que les han estado dando, levantando el listón de mínimos y procurándoles una nueva cultura, que haga que no se conformen con ser mediocres, ni inútiles en la familia, trabajo y sociedad. Les tienen que dedicar tiempo y energía, para que desarrollen hábitos positivos y eliminen los hábitos negativos.

Responsabilidad de los padres. Los padres tienen que decir en algún momento un “hasta aquí hemos llegado”. Estudias o trabajas, o las dos cosas a la vez, o te vas de la casa. Los hijos tendrán que cambiar de actitud o asumirán, que tienen que buscar otra forma de vivir fuera del hogar familiar. Si no se marchan de la casa, conducirán a sus padres hacia la bancarrota. Aunque algunas veces, a los padres les es mas cómodo pensar a corto plazo, que a largo plazo, en sus concesiones familiares y económicas. No es la solución mirar para otro lado, cuando ven el tipo de vida que llevan. Tienen que enfrentarse a la cruel realidad, que muchas veces, es el resultado de haber consentido que los hijos vayan ganado terreno poco a poco, en ese camino hacia el desorden de sus vidas. Si los hijos NiNi tienen hermanos menores, es un ejemplo muy pernicioso el que les ofrecen, dándoles falsas expectativas sobre lo que es el sacrificio y los beneficios del estudio y del trabajo. 

Es muy difícil para los padres oponerse a esa situación, pues a lo mejor les recuerdan el abandono que les han tenido, al no haberse ocupado de los hijos y les han consentido todo lo que querían. Nunca es tarde para sentarse a dialogar y negociar con los hijos, su actitud presente y futura. Más vale hacerlo pronto y bien que tarde y mal. Cuando más tiempo estén los hijos NiNi sin estudiar ni trabajar, antes llegarán a acostumbrase y después, será más difícil que les apetezca cambiar. 

Algunos padres incluso derrochan el dinero de sus ahorros, conseguido durante muchos años y guardado para posibles emergencias o para su jubilación, manteniendo a sus hijos sin estudiar, ni trabajar. Se olvidan de que cuando surja algún problema grave, van a ser los mimos hijos, los que van a pretender que los padres sean los que les resuelvan sus problemas, además de que posiblemente, les echen en cara que su situación, ya irreversible, se la deben a ellos. Muchas veces los padres prefieren no enfrentarse con sus hijos NiNi, porque están muy ocupados en sus trabajos, para acumular riquezas y prefieren comprar con dinero sus ausencias del hogar familiar, dándoles a los hijos lo que les pidan y consintiéndoles hacer lo que quieren. El dios falso del tener y del poder, castiga a los hijos, con la ausencia de los padres. 

Los hijos NiNi convierten el domicilio familiar en su particular “Reino de Jauja” a través de continuamente “Estar en Babia”. Otras generaciones, ni se permitían el lujo de plantear a los padres que no querían seguir estudiando, ni ir a trabajar. Había unas normas no negociables, donde todos tenían que hacer el máximo esfuerzo, para cumplirlas en el presente, de forma que pudieran estar preparados para el futuro. 

Es muy difícil para los jóvenes NiNi iniciar y mantener un noviazgo serio, que les pueda conducir a un feliz matrimonio, ya que no tienen nada que ofrecer a su pareja y tienen que saber, que después de pasados los primeros momentos del noviazgo o del matrimonio, al llegar a la cruda realidad de la vida cotidiana, las posibilidades de ruptura son muy elevadas. Su pareja les verá como seres carentes de personalidad, voluntad y firmeza, para enfrentarse a las situaciones que una vida normal les pide. Tampoco podrán alegar a su favor ninguna circunstancia atenuante, ni dirimente, que les impida enfrentarse al hecho de tener que estudiar o trabajar, para después poder compartir su vida futura con otra persona. Es casi seguro que se quedarán descalificados, para mantener unas relaciones de noviazgo o matrimonio dignos y duraderos y entrarán a formar parte, de la enorme cantidad de matrimonios divorciados, por culpa de la falta de dinero o de no querer esforzarse y poner los medios para conseguirlo. Es casi imposible que puedan formalizar una familia, si no tienen bien afianzadas las virtudes del estudio y del trabajo. 

Incluso si encuentran un trabajo, cosa muy difícil al tener que pasar por una selección, que prácticamente les descarta por su indolencia, ya que las empresas siempre están interesadas para seleccionar a los candidatos en función, entre otras cosas, de conocer lo que han hecho estos durante su tiempo libre, es decir fuera del tiempo dedicado a sus obligaciones normales de formación. Ese vacío de actividades es el que, seguramente les eliminará como candidatos. También tendrán que hacer los hijos NiNi un esfuerzo extraordinario, para poder adaptarse a la disciplina que supone la aceptación de las órdenes y la obediencia a los superiores, así como al orden en los estudios, cuando decidan volver a empezarlos. 

Los hijos NiNi son el fruto de décadas de crecimiento económico ininterrumpido, jamás conocidas, dentro de una gran abundancia de bienes materiales y consumismo voraz.  Lo que han generado una educación muy permisiva, la práctica del esfuerzo mínimo para obtener todo lo que querían, e incluso cualquier capricho. No han aprendido a  controlar sus apetencias, ni a mantener un equilibrio entre lo que son y lo que quieren ser. Los hijos NiNi han crecido sin raíces ni convicciones, porque lo han tenido todo sin hacer el mínimo esfuerzo. Se creen que han disfrutado de una infancia afortunada, sin darse cuenta que después de esa infancia, llega la juventud, la madurez y la vejez, a las que tienen que enfrentarse ya, bajo su propia responsabilidad. No se quieren dar cuenta que su generación, la primera desde hace muchos siglos, tendrá una calidad de vida inferior a la de sus padres, incluso sin haber tenido que vencer los obstáculos que tuvieron las generaciones precedentes. 

Los padres originan hijos NiNi en algunas ocasiones, porque ambos trabajan mucho o porque quieren darles una mejor forma de vivir, que la que ellos tuvieron, y les rodearon de toda clase de comodidades, hasta convertirlos en las autenticas joyas de la casa, olvidando la virtud de la austeridad.

Los hijos NiNi, aunque aparentemente parecen felices, pues no pegan ni un palo al agua, viven sin ilusiones, están totalmente desanimados, incluso se dan cuenta de que no tienen esperanza de futuro, ni fe en sí mismos. Han abandonado la lucha por la vida, los estudios y el trabajo, no quieren crecer, ni esforzarse. Son la antítesis de la juventud triunfadora. Pero la sociedad en general, se da cuenta y les pasa la factura, arrinconándolos y despreciándolos.

Los padres de los hijos NiNi se desesperan, cuando se dan cuenta de su fracaso como educadores de sus hijos. Incluso no saben o no quieren saber, como resolver el problema, sin darse cuenta que cuanto más tarden en hacerlo, será más difícil obtener buenos resultados. Se tienen que enfrentar a las malas caras, cuando les proponen soluciones realistas, o simplemente la visita a profesionales, como son los sacerdotes, pastores, rabinos, imanes o médicos, que les puedan ayudar a cambiar de actitud y volver a encontrar la ilusión de vivir. Los hijos NiNi no quieren ni oír hablar de intentar cambiar, prefieren seguir haciendo lo que están haciendo, que es hacer nada, lo mismo que obtendrán en el futuro, nada. Les aterra escuchar la frase de: El que no estudie o no trabaje, que no coma y que alguien intente reconducirlos hacia unos horarios, obligaciones y pautas concretas de convivencia con la familia y la sociedad.

Los hijos NiNi, aunque se crean o sean inteligentes, poco a poco se van convirtiendo en jóvenes déspotas y tiranos con sus padres, hermanos y familiares. Acaban inhabilitados, marginados e inadaptados para la vida social y laboral.

Los padres suelen ser la causa principal de los problemas de inserción laboral y social de los hijos NiNi. Pero, ¿quién se ocupa de los padres? ¿Cuántos padres están dispuestos a cambiar de actitud, asistiendo a Escuelas para Padres o pidiendo consejos a los que tienen experiencia demostrada? También es cierto que muchos padres se encuentran solos, porque no piden ayuda y por lo tanto nadie les ayuda.

Padres: Negocien con mucha energía esta situación con sus hijos, antes de que se demasiado tarde para ellos y para Vds. No se olviden que ellos se están condenando al fracaso familiar y social, y puede que les arrastren a Vds. Arriésguense a asumir la impopularidad, de poner límites a sus hijos y a explicarles, que tienen que pensar en las graves consecuencias de su modelo de vida actual. Los padres son parte del problema y, por tanto, tienen obligación de ser parte de la solución, no dejársela solamente a los hijos para que decidan, si quieren o no mejorar su situación de hijos NiNi.

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

El reciclaje de la profesión de los padres y su educación continua

ESCUELA PARA PADRES 

El reciclaje de la profesión de los padres y su educación continua 

1,854 Palabras. Tiempo de lectura 6:50 minutos  

 

Principalmente los padres, padre y madre, tienen la grave obligación y la responsabilidad de ser los proveedores económicos de su familia, por lo que tienen que estar muy alertas con el fantasma real del desempleo. Este aparece cuando nadie lo espera, debido a los enormes cambios que está dando el mercado del trabajo, motivados por la carrera de la tecnología, el cambio de materiales y procedimientos, etc. Además de tener que estar muy atentos, para que por motivos de falta de conocimientos u obsolescencia de los mismos, quedar fuera de los posibles ascensos u oportunidades. Todos los empleados tienen que tener muy bien preparada y actualizada, una buena estrategia para no ser candidatos a ser despedidos y estar también preparado, por si acaso les llega. Después de que ha llegado el despido, cada día sin salario es una angustia, sobre todo si se tiene un futuro incierto y unas obligaciones ciertas. Por lo tanto cuanto mejor preparado estén, antes encontrarán alternativas a su situación de desempleo.

Es necesario, imprescindible y muy rentable, financiera y socialmente, terminar una carrera profesional, pero hoy en día no es suficiente para poder mantener una familia dentro de un buen nivel de vida. Es necesario mantener la política personal de educación continua y no quedarse solamente, con los estudios obtenidos durante la juventud. En muchas carreras, para poder ejercer profesionalmente, la ley obligan a mantener la educación continua, actualizando anualmente los conocimientos, para entre otras cosas, evitar que haya errores debido a la obsolescencia de los conocimientos adquiridos, durante los años de estudios.

El desempleo no entiende de profesiones, edades, cargos, situaciones familiares, regiones, industrias, cartera de pedidos, mercados, etc. es una plaga que un día u otro, puede llegar a todos los trabajos. Hay industrias donde el desempleo ha llegado, hasta las cotas más altas conocidas en la historia moderna de cada nación y ciudad. Hay expertos que prevén que en el futuro será mucho más alto, dadas las circunstancias actuales y las pocas cosas que están cambiando, para eliminar los motivos que originan el desempleo. Cuando las cosas van bien, nadie tiene preguntas, cuando van mal, nadie tiene respuestas.

Primero despiden a los que están peor preparados, son menos eficientes o de más bajo rendimiento, son sustituibles por otros de salarios más bajos, han tenido una historia de problemas con la empresa. Continúan despidiendo a los que necesiten, para ajustar sus plantillas a las necesidades del mercado.

Excepcionalmente se dan casos donde algunos empleados, reciben la oportunidad de presentar diez razones por las cuales a él, no le deben despedir o le deben despedir después, que lo hayan hecho a otros trabajadores. Esa es una rara oportunidad, de escuchar antes de despedir, pero suele ocurrir. Por eso los empleados tienen que estar muy bien preparados, para poder exhibir sus ventajas comparativas, cuando se las pidan o hacérselos llegar a los jefes, antes de que ellos tomen las decisiones irrevocables. Estos diez puntos, también  suelen ser pedidos cuando se revisan anualmente los sueldos de los empleados, o cuando se prevén gratificaciones, ascensos, cambios de puestos de trabajo, etc.

Si el empleado se ha certificado, en la especialidad que desarrolla o ha incrementado oficialmente los conocimientos laborales, a través de nuevos estudios en la universidad o en los centros de formación profesional, valdrá muchísimo más para la empresa donde trabaja, al tener mejores calificaciones laborales. Por lo tanto, tendrá menos posibilidades de que le despidan, y si le despiden, podrá encontrar más fácil y rápidamente un nuevo trabajo. Los agentes de bienes raíces que tienen certificaciones especializadas, locales o edificios comerciales, casas históricas, casas para ancianos, apartamento, etc. tienen mucho más éxito, que los que solamente tienen el titulo para comprar o vender bienes residenciales. Los mecánicos de automóviles si están certificados, cobran mucho más y también el taller a los clientes.

Dar un paso más adelante, no quedarse atrás, actualizar y certificar los conocimientos, son las claves para el éxito laboral. Hoy en día es imprescindible mantener la educación continua, desde que se terminan los estudios profesionales.

 

Algunas empresas persuaden a determinados empleados, para que obtengan títulos académicos adicionales a sus carreras o certificaciones suplementarias, para poder cobrar más a los clientes, por la prestación de los servicios realizados por empleados mejor titulados o certificados. También así consiguen mayor seguridad, que lo que hacen, lo hacen bien, que les bajen las pólizas de seguros o para evitar responsabilidades, en caso de demandas judiciales. Para afianzarse más en el trabajo, es una buena idea ofrecerse a la empresa y negociar, las posibilidades de conseguir nuevas titulaciones o certificaciones profesionales. Pero siempre hay que tener muy claro, en que dirección se hacen los esfuerzos para aprender más profesionalmente y la rentabilidad del esfuerzo realizado. El saber ocupa lugar en el tiempo y en el dinero.

Las universidades y los centros de certificación y homologación, han encontrado un nuevo nicho complementario a sus actividades tradicionales, para conseguir alumnos. Enseñan a sus antiguos o nuevos alumnos, mediante cursos especializados, a que estén bien preparados para solucionar los problemas de los despidos, antes y después de que éstos lleguen. En la práctica, la única actividad que ofrecían anteriormente, era la de preparar a los alumnos para que buscaran trabajo y para que empezaran a trabajar. También hacen cursos especializados, para cambiar de profesión dentro de la misma carrera, ofreciendo estudios complementarios, hacia actividades que tengan más y mejor demanda.

La sociedad actual tiene un nuevo reto para alcanzar una calificación profesional innovadora, que combine: calidad, competitividad y modernidad. Los puestos de trabajo que requieran elevados y modernos conocimientos, están creciendo mucho más deprisa, que cualquier otra actividad laboral. Incluso hay muchos desempleados, que aprovechan su tiempo libre para reciclar sus conocimientos y aprender nuevas profesiones. Profesiones que continuamente nacen y salen al mercado, mucho antes de lo que han podido prever los centros de enseñanza universitarios o de formación profesional.

Uno de los requisitos principales, para no perder el trabajo o para conseguir uno nuevo, además de tener los títulos académicos o certificaciones correspondientes, es obtener los certificados profesionales, que suelen ser facilitados por organizaciones o universidades muy especializadas y autorizadas para hacerlo. Esos certificados suelen ser necesarios para practicar determinadas actividades, aunque algunas veces, las empresas consienten que los antiguos empleados, sigan haciendo determinadas actividades, sin pedirles los certificados actualizados. Pero cuando esos empleados llegan a solicitar un nuevo trabajo, dentro o fuera de la empresa, es normal que les pidan las certificaciones más actualizadas, relacionadas con su profesión. En las empresas, suelen abrirse nuevas posiciones de trabajo, que también requieren certificaciones y los que no las tienen, no puede ni acceder a ellas.

El hecho de haber terminado una carrera superior o cualquier clase de estudios, no es una carta blanca, para encontrar un buen trabajo. Cada vez es más necesario tener especializaciones y éstas tienen que estar avaladas, por los títulos universitarios o por las certificaciones. Cuando se busca un nuevo trabajo o un ascenso, las empresas no suelen admitir solamente, el que se pueda demostrar que se tiene experiencia en hacer el trabajo, necesitan los títulos o las certificaciones, pues así las empresas se quitan las posibles responsabilidades económicas y penales, en el caso de que algo salga mal y el que lo ha hecho, no está debidamente certificado, por mucha experiencia que tenga. También si los empleados tienen determinadas certificaciones, la empresa puede cobrar mejores precios por los servicios o productos, por eso prefieren tener empleados que estén bien certificados, en comparación con otros empleados que no lo estén. En todos los niveles de trabajo hay que certificarse oficialmente, de las nuevas técnicas y materiales que van saliendo. Algunas veces hasta los mismos proveedores de los materiales o servicio, dan las certificaciones y el entrenamiento necesario, para el uso de los materiales o servicios.

10 Razones para mantener la educación continua en la profesión:

  1. 1.       La satisfacción propia y el ejemplo para los hijos, familiares y para la sociedad, demostrando que se puede superar a base de esfuerzos, para terminar una nueva carrera universitaria o conseguir una nueva certificación profesional.
  2. 2.       Estar preparados para cuando se quiera cambiar de profesión hacia otra mejor, por sus ingresos o condiciones de trabajo, horarios, viajes continuos, mayor promoción profesional, mayor demanda, dificultades tecnológicas o comerciales, en la actual profesión, etc.
  3. 3.       Volver a trabajar después de varios años de no haberlo hecho, por ejemplo: Las madres que se han dedicado a criar a sus hijos, los soldados, los que han tenido un negocio y lo han dejado, los que han estado en otras actividades diferentes a lo que habían estudiado, etc.
  4. 4.       Para descubrir actitudes y conocimientos personales que estaban ocultos o se realizaban, sin que los empleadores los apreciaran.
  5. 5.       Para cuando se desea terminar los estudios empezados o comenzar unos nuevos, analizando previamente la dirección en la que se quiere actuar.
  6. 6.       La carrera profesional se ha quedado obsoleta, pues las hay que se quedan obsoletas antes de terminar los estudios, además de que continuamente nacen nuevas profesiones. O la demanda y remuneraciones en el mercado laboral, han cambiado sustancialmente.
  7. 7.       Hacer frente a los tiempos de cambios, que la sociedad está atravesando y que aunque hasta ahora hayan sido cíclicos de muy corto plazo, en estos periodos, siempre pierden los de siempre, los que no están preparados para afrontarlos, por la mala o antigua educación que tienen, sin haberse adaptado a las circunstancias cambiantes.
  8. 8.       Para aprovechar las oportunidades que siempre traen los periodos de crisis y de cambios, ya que premian a los que en vez de enfocarse en lo negativo de la situación, estudian la posibilidad de obtener ventajas en lugar de inconvenientes.
  9. 9.       Para constatar que mantener un trabajo, supone pasar mucho trabajo, pues se necesita una planificación y una estrategia muy bien organizada, dedicándole mucho tiempo y esfuerzo para obtener resultados. Por lo que se tiene que tomar muy en serio, para ir delante de los posibles acontecimientos.
  10. 10.   Para captar y aprovechar las oportunidades del mercado laboral, estando preparado con los medios necesarios. El que tiene la información tiene el poder de hacer el cambio.

 

Estar sin trabajo es un motivo para reflexionar muy seriamente, sobre la necesidad del reciclaje o certificación de los conocimientos profesionales, para encontrar más fácilmente un nuevo trabajo y para evitar, que vuelva a suceder en el futuro, pues las personas recicladas o certificadas, valdrán más profesionalmente, a la hora de negociar un nuevo trabajo.

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com


Anuncios

Libros para Descargar

Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 1.294 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

Mi Cumbre en Facebook

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Ultimos Tweets @micumbrecom