Anuncios

Archivos para 26 febrero 2009

La crisis económica explicada a los hijos

ESCUELA PARA PADRES

 

La crisis económica explicada a los hijos

 

Continuación al articulo Las virtudes y valores humanos en las crisis económicas

 

Los padres tienen que hablar con los hijos muy claramente sobre la crisis, para que tomen conciencia, de los problemas que les ha originado y les originará a la familia y a algunos amigos cercanos, que les sirva de aprendizaje y preparación, cara al presente y al futuro. Tendrán que entender y aceptar algunas decisiones que los padres realizarán, para afrontar las consecuencias que seguramente afectarán a toda la familia. Las personas o sociedades que superen la crisis, se habrán dominado a sí mismo, al aprovechar las soluciones obligatorias del cambio, saliendo fortalecidos y aumentando el progreso social. En la crisis es donde la creatividad produce la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

 

Las soluciones personales, son muy difíciles de explicar genéricamente en un Blog. Cada persona y familia, tiene una situación económica presente o previsible, muy diferente, ya que está relacionada con la familia, profesión o situación social. Por eso se requiere un experto en finanzas, que ahonde en todos los detalles familiares, algunas veces muy privados y así les pueda dar un buen consejo profesional.

 

Crisis y oportunidades

 

La crisis también es un reajuste, previsible o imprevisible, y una gran oportunidad para diseñar nuevas empresas, instituciones, productos, servicios, patrones de consumo, cambios de estilo de vida, etc. La riqueza como la energía, no se crea ni se destruye, sino que se transforma. La riqueza está ahí, para el que tenga más habilidades o esté mejor preparado en conseguirla, dentro del ámbito moral y legal. La riqueza no ha desaparecido, ha cambiado de manos.

 

Ciertamente, muchos van a ver disminuidos sus ingresos, pero habrá otros  que los aumentarán, gracias a las nuevas necesidades de productos y de servicios, que tendrán que producirse. Algunos serán capaces de ver esta crisis, como una nueva oportunidad que antes nunca habían pensado. Hay quienes saben ganar, cuando baja la bolsa y también cuando sube. Hay que descubrir los secretos de los negocios, que en las crisis sean mejores y más rentables.

 

Quienes carezcan de la preparación necesaria, la sufrirán con más intensidad, pero los que tengan la preparación o fortaleza adecuada, se convertirán en los grandes innovadores en todos los campos.

 

Necesidad del presupuesto familiar

 

Siempre ha sido necesario que las familias tengan escrito un presupuesto de ingresos, gastos y ahorros. En esta época de crisis, en totalmente imprescindible tenerlo y adecuado a las circunstancias, para poder guiarse por él. Es posible que para ajustar el presupuesto a la realidad, las familias tengan que cambiar de actitud, ante la vida diaria. Cada miembro de la familia, tiene que aportar sus conocimientos y voluntad para ver dónde, cómo y cuándo puede hacer las cosas, de forma que se cumplan los nuevos objetivos propuestos, en temas tan importantes, como el costo de los productos que se consumen en el hogar, las salidas a los restaurantes, la compra de ropa, diversiones y un largo etcétera. Cada persona de la familia, debe limar todas las esquinas de lo que quiere y puede ganar, gastar y ahorrar.

 

Planes de estudios

 

Las crisis son los periodos donde las familias tienen que plantearse soluciones, para cada uno de los componentes. Si deben comenzar a estudiar alguna nueva profesión o terminar la que por circunstancias especiales, habían dejado aparcada. Se afronta mucho más fácilmente una crisis duradera, adquiriendo más y mejores estudios, que le elevarán el nivel de los ingresos, a plazo corto y a plazo largo. Incluso cuando disminuyen las horas de trabajo o se está en el desempleo, puede ser una función complementaria, a la búsqueda del nuevo empleo, para que les saque de la crisis. El dinero y tiempo mejor empleado y más rentable financieramente, es el dedicado a los estudios. Incluso el esfuerzo al estudiar, aleja otros fantasmas que las crisis suelen crear.

 

Petición de consejos a los profesionales de inversiones

 

Actualmente hay una gran necesidad de informarse, acerca de todas las consecuencias, que a cada uno le puedan atañer y cómo actuar ante ellas. Lo importante es prepararse para capear esta tormenta, que algunos le llaman “la tormenta perfecta” y sus consecuencias. También prepararse para las siguientes crisis, que vendrán periódicamente.

 

Cuando se prevé que va a llegar o empieza una crisis, es el momento de pedir consejo a un profesional de las finanzas, explicándole todos los detalles del estilo de vida que la familia ha estado llevando hasta la fecha, para buscar soluciones a diversos plazo que impidan a la familia caer en los mismos errores que han caído en el pasado.

 

Las cantidades que pudieran ahorrar, en función de los ingresos previstos y los gastos presupuestados, tendrán que plantearlos en función de los formatos de ahorro e inversiones, que mejor encajen en sus planes futuros. Los modelos que antes fueron buenos, a partir de ahora y una vez vistos los puntos débiles de las inversiones, tendrán que ser reconsiderados para no volver a caer en los mismos errores.

 

Las inversiones en acciones, a través de los fondos mutuos, planes de ahorros 401 (k) para la jubilación y el 589 para los estudios universitarios de los hijos, subvencionados por los empleadores y el estado, a través de la eliminación o aplazamiento de impuestos, las inversiones en vivienda a la espera de la gran revalorización, inversiones en metales preciosos o industriales, tendrán que ser revaluadas con los profesionales, en función de las enseñanzas aprendidas con la actual crisis.

 

Las inversiones que fueron históricamente recomendadas como sólidas, eficientes y seguras, posiblemente haya que olvidarlas y buscar modelos nuevos, que eviten caer en los mismos errores. Productos financieros que han funcionado durante 100 años, han demostrado ahora, que en muy poco tiempo han desaparecido, debido principalmente a la codicia e inmoralidad de unos pocos, que han arruinado con total impunidad, a innumerables familias. Cada familia en función de sus ingresos, sus gastos y sus proyecciones, tiene que hacer un planteamiento muy a la medida, ya no vale el “café para todos” que durante muchos años ha sido la tónica.

 

Consecuencias futuras

 

Como comento en el artículo referenciado anteriormente, la crisis económica actual, es un ejemplo de las consecuencias de la falta de virtudes y valores humanos, del exceso de inmoralidad, impunidad, comodidad, consumismo y de la falta de auto dominio, al no saber acomodarse a las circunstancias, que han contaminado muchos de los ámbitos de la sociedad actual. La crisis tiene que servir para meditar en lo que hay que hacer, cambiar, aceptar y rechazar, hasta conseguir una sociedad más moral, más seria y más trabajadora, quizás entonces, de esta crisis, se pueda sacar unos efectos beneficiosos.

 

Al quedarse sin empleo o ver reducidos los ingresos, se produce un fuerte estado de ansiedad, con graves consecuencias físicas y emocionales. Sobre todo, cuando obligan a modificar los hábitos de vida, por tener que suprimir determinados gastos, lo que incluso muchas veces, imposibilita ver soluciones o tomarlas, que pudieran llevar a paliar los efectos de la crisis, los cuales se ven aumentados hasta el paroxismo, por los medios de comunicación que exageran y propalan, todos los problemas verdaderos o falsos, para tener más sumisas a las personas.

 

Es muy importante, que los padres expliquen a sus hijos, que las crisis económicas que vayan llegando, no deben destruir las virtudes y valores humanos, que desde siempre, se han mantenido en las familias. Es cierto que se ha producido un cambio en los paradigmas, que hasta ahora han sido nuestras referencias, aunque esos principios básicos, como ahorrar para la jubilación, para los gastos predecibles por situaciones extraordinarias, para pagar los estudios de los hijos, poner un negocio, etc. y estimar como digno el esfuerzo, el trabajo, la fortaleza del estudio, la creencia y fidelidad en las instituciones, etc. nunca dejarán de ser los pilares, sobre los que se asienta la sociedad.

 

Cada padre de familia debe buscar soluciones a corto, medio y largo plazo, en función de los conocimientos, edades y situación económica de su familia. Intentar no entrar en pánico físico ni económico, procurando tener todos los datos bajo control. También tienen que adoptar, un modo de vida mucho más sobrio y recuperar las siempre válidas virtudes y valores humanos.

 

La crisis económica ha terminado con un periodo de euforia, en el que la mayor parte de la población, ha vivido por encima de sus posibilidades reales. Se gastaba el dinero que tenía que haber sido ahorrado, incluso se gastaba el que pensaban ganar en el futuro. Se ha hecho que el endeudamiento de las familias, sea excesivamente peligroso.

 

No pretendamos que las cosas cambien, si nosotros no cambiamos y seguimos haciendo lo mismo. La peor crisis es la producida por la incompetencia, voluntaria o inconsciente. El inconveniente de las personas y los países ante la crisis, es la pereza para buscar soluciones. Sin crisis no hay desafíos ni méritos, la vida es una rutina, una lenta agonía. Es en la crisis donde aflora lo mejor y lo peor de cada persona y de cada sociedad.

 

Hay que ser radical, con el cumplimiento de los principios no negociables. La sociedad no puede seguir permitiendo, que los de siempre, le vuelvan a chantajear con los ahorros conseguidos con grandes sacrificios, para que el gobierno se los entregue a los que los han malversado, porque tienen la suficiente fuerza, a través de los lobby’s, para imponer al Gobierno que les dé dinero y si es necesario, que emita deuda pública, que luego tendremos que pagarla nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos.

 

Los menos perjudicados (90% de las personas):

 

  • Los que no han perdido el empleo, ni les han rebajado el sueldo (93% de los asalariados, pues hay un 7% de desempleo).
  • Los que no tenían ahorros, ni en acciones, ni en fondos mutuos o productos similares.
  • Los que sus bajos salarios o nulas prestaciones de los empleadores, hacia que no tuvieran ahorros en planes de empresa, como los famosos 401 (k) o 589 para la futura universidad de los hijos.
  • Los que tenían la casa pagada, sin hipoteca.
  • Los que no habían comprado una casa superior a sus posibilidades de vivencia, mantenimiento y pago.
  • Los que ha pagado regularmente sus mensualidades de hipoteca.
  • Los que no tenía deudas en las tarjetas de crédito, ni compra a plazos de los automóviles, televisores, equipos de sonido, etc.
  • Los que no han tenido que cerrar el negocio, porque han sabido ajustarse con creatividad, a las circunstancias actuales.
  • Los que aprovechan este tiempo de crisis para, en lugar de estar derrochando el tiempo sin hacer nada, quejándose durante todo el día y gastando el poco dinero que tienen, el tiempo libre lo emplean, para aumentar sus estudios, lo que les permitirá estar mejor preparados, para cuando pase la crisis y puedan acceder a trabajos mejor remunerados.
  • Los que han utilizado su tiempo, sus ahorros o cocimientos, en diseñar alguno de los muchos negocios rentables, que son muy demandados en esta época de crisis.

 

Los más perjudicados:

 

  • Los que han sido despedidos de su trabajo y además, no pueden cobrar el desempleo.
  • Los que han perdido la casa, el automóvil, etc. porque no han podido pagar, al no tener empleo.
  • Los que habían comprado casas, a sabiendas de que no podrían pagarlas, esperando que se revalorizaran, pero su valor en el mercado se desplomó.
  • Los que habían comprado su vivienda con intereses variables, que ahora les supone más gastos de los que pueden pagar.
  • Los que les han perdido sus ahorros, que tenían depositado en la Bolsa de Valores, en los planes 401 (k) o en el 189, para la educación de los hijos.
  • Los que han tenido que cerrar su negocio, porque las ventas han descendido.

 

¿Cuándo terminará esta crisis económica?

 

  • Cuando nos demos cuenta, que somos más pobres y que estamos viviendo peor que antes, que ha bajado el nivel de la calidad de vida y que por lo tanto, tenemos que tomar medidas personales, para cambiar de actitud ante la vida. Hay muchas enfermedades que tienen que hacer crisis, antes de empezar a mejorar.
  • Cuando nos demos cuenta, de que no existe lo que algunos han llamado “milagro económico” que suponía, que no había que esforzarse en nada, cada día éramos más ricos, pues bastaba cosechar, sin haber sembrado.
  • Cuando veamos que tenemos que trabajar más, por menos dinero
  • Cuando reduzcamos los gastos a los necesarios o imprescindibles, suprimiendo los superfluos.
  • Cuando practiquemos las virtudes y valores humanos, principalmente el ahorro, la autodisciplina, la responsabilidad, la templanza, la austeridad, etc.
  • Cuando comprendamos, que hay que ser fuertes internamente y frente a la hostilidad económica de la sociedad, a la que se ha llegado por el consumismo, despilfarro, desorden, etc.
  • Cuando sintamos que, no debemos seguir endeudándonos de cifras, que sabemos que no podremos pagar, aunque hayan servido para satisfacer las apetencias del yo, aquí y ahora.
  • Cuando cambiemos nosotros.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

Anuncios

El noviazgo explicado a los hijos adolescentes

ESCUELA PARA PADRES

 

El noviazgo explicado a los hijos adolescentes

 

Este artículo está relacionado con los anteriores:

 

 

El inconveniente de la adolescencia, es no saber lo que se quiere, y sin embargo quererlo a toda costa, aquí y ahora, sin fijarse en el tiempo y circunstancias.

 

¿Qué es y para qué sirve el noviazgo?

 

El noviazgo es una fase transitoria entre dos adultos, hombre y mujer, que deciden tomar un compromiso formal, para comunicarse en profundidad y para aprender a conocerse recíprocamente, en cuanto a carácter, sentimientos, gustos, aficiones, ideales de vida, religiosidad, etc. que les permitirá encontrar las diferencias religiosas, políticas, sociales, económicas, educacionales, de costumbres, etc. Así podrán debatir las diferencias, e intentar conocerlas, aceptarlas y negociarlas, con el fin de llegar a la siguiente fase que es el matrimonio, con plena claridad de ideas para poder formar una buena familia.

El noviazgo es aprender a aceptar a uno mismo y al futuro cónyuge, con las virtudes y defectos, para que sea más fácil encontrar el camino necesario, para formar un matrimonio que pueda crecer en verdadera unión. Favorece la formación de la voluntad, combate el egoísmo, fomenta la generosidad, la confianza, la honestidad, el respeto; estimula la reflexión y el sentido de responsabilidad. Con el noviazgo, se puede practicar la habilidad de resolver conflictos, y comenzar a utilizar formas efectivas de comunicación y de aprender a ver las cosas, de diferentes maneras, antes de que llegar al matrimonio.

 

El noviazgo en los jóvenes, suele ser una relación muy inestable, que se ve afectada por la inexperiencia propia de la juventud. También influyen terceras personas que juzgan, presionan, imponen, prohíben, etc. Por lo general, los noviazgos adolescentes no son duraderos, por la misma inestabilidad física y emocional de los jóvenes, que muchas veces lo hace insostenible.

 

Respeto entre los novios.

Los padres deben enseñarles a sus hijos, a que tienen que saber dominar sus apetencias, relacionadas con la atracción sexual y el instinto humano, de la satisfacción inmediata, para que respeten el cuerpo y sentimientos de la pareja y así prepararse mejor para su futuro matrimonio. Incluso ese mutuo respeto, les servirá de entrenamiento para la posterior vida en común. Cuanto más se quiere a la otra persona, más se le debe demostrar el respeto.

 

Los padres deben explicar a sus hijos, que aunque sea muy difícil tener la capacidad de practicar el minuto heroico, 10 Ocasiones para inculcar, fomentar y practicar el “minuto heroico”. Sus valores y virtudes para frenar las malas decisiones, peor es tenerse que arrepentir de lo realizado, por no haberlas frenado.

 

Los padres deben explicar a sus hijos, que su cuerpo no es de su propiedad y que con el no pueden hacer lo que quieran. Su cuerpo es sagrado y lo tienen que tener preparado, para cuando voluntariamente, decidan entregarse con toda su alma y corazón en el matrimonio. Por lo tanto, no deben tener actividades sexuales previas a su matrimonio, ni usando preservativos, anticonceptivos ni abortivos.

 

La responsabilidad de los padres en la educación de los hijos, no es transferible, ni negociable. Los hijos son víctimas del silencio de sus padres, pero responsables de sus actos, si no han puesto los medios para informarse bien, de lo que es el noviazgo y los peligros que pudiera conllevar.

 

Los padres deben explicar, principalmente a las hijas, lo que se suele llamar “Dar una prueba adelantada de amor”. Esa prueba siempre tiene malas consecuencias, pues suele significar, el final del noviazgo y el comienzo, de muchas mas pruebas inmorales y de situaciones irreversibles.

 

Virtudes y valores humanos.

Los padres deben enseñar a sus hijos, en relación con su presente o futuro noviazgo, las siguientes virtudes y valores humanos, incluso enseñarles a practicarlas: Abnegación, abstinencia, amor, autodisciplina, castidad, disciplina, educación, familia, fe, fortaleza, generosidad, honestidad, justicia, modestia, obediencia, oración, orden, paciencia, perdón, prudencia, pudor, pureza, religiosidad, respeto, responsabilidad, sencillez, templanza, tolerancia, virginidad masculina y femenina, voluntad, etc.

 

Les recomiendo nuevamente, que al empezar los noviazgos que quieran terminar en matrimonios duraderos y felices, lean el libro del Padre Alberto Cutié Ama de Verdad Vive de Verdad. 7 Caminos para lograr una relación sólida y duradera”.

 

Sus principales conceptos son: Como construir cimientos sólidos. Como respetarse mutuamente. Como aclarar sus expectativas. Como ser honestos. Como comunicarse efectivamente y afectivamente. Como aprender a aceptar las diferencias. Como comprometerse a crecer y a madurar, etc.

 

Cada cosa a su tiempo y en su circunstancia

 

Los padres deben estar muy alertas, para abordar el tema del noviazgo con los hijos, incluso mucho antes de que se presente la realidad. De común acuerdo deben establecer normas, de cual va a ser la edad mínima y cuales las circunstancias, para que puedan empezar el noviazgo, cual deberá ser la relación apropiada con la otra persona, y las dificultades que acarrea el iniciar una vida sexual de manera prematura, los planes para su vida profesional y de que manera puede afectar un noviazgo prematuro, en la realización de sus sueños.

 

El tiempo y circunstancias del noviazgo de los hijos, tienen que estar muy bien equilibradas y deben quedar determinadas por su edad física y mental. Deben estar completamente maduros, para saber con certeza lo que quieren hacer, al comprometerse en el noviazgo y tener un plan, que les lleve hasta el fin, que es el matrimonio. En ese plan debe estar incluido, entre otras cosas, la formación educacional, la situación económica, la estabilidad emocional, etc.

 

Los noviazgos que no tiene ese fin y son solamente para pasar el tiempo o divertirse, no deberían llamarse noviazgos. Es lo que hoy llaman “amigo con derecho a roces

 

Algunos hijos tienen una prisa excesiva, por vivir experiencias contradictorias a las virtudes y valores humanos, que les han ensenado sus padres. También suelen hacerlo, como rechazo de los malos ejemplos, que reciben relacionados con los problemas familiares de violencia, abusos, drogas, despilfarros, engaños, etc.  

 

Los padres deben conversar, comprender y mostrar mucho cariño y apoyo a los hijos. Advertirles de los peligros y tenerles bien informados, sobre las consecuencias de sus decisiones. Ayudarles en todo lo posible, sin resentimiento ni orgullo mal entendido, intentar ponerse en el lugar de los hijos, tratar de conocer a la pareja y encontrar lo que cada uno, ve en la otra persona.

 

 

Ventajas y peligros del noviazgo

 

Los padres deben poner unas reglas claras, firmes y razonables, sobre el comportamiento que esperan de sus hijos, en relación con sus noviazgos.

 

Los padres tienen el derecho y la obligación, de aconsejar y guiar a sus hijos, enfriando las emociones para que todos, padres e hijos, actúen con la cabeza fría, para diferenciar la atracción del amor. No es extraño, que los adolescentes confundan atracción física con amor, pudiéndose ver envueltos, sin darse cuenta, en relaciones peligrosas.

 

Los noviazgos muy largos, suelen conllevar problemas de difícil solución. Aplazar sin razón el compromiso matrimonial, creyendo que así se es más libre, es un error, pues la verdadera libertad está en el firme compromiso de los objetivos y fines del noviazgo. También es cierto que una adolescencia, excesivamente auto prolongada o por haberla fomentado los padres, origina una inseguridad, en la elección del tipo de vida que se manifiesta, en el temor al compromiso. Los hijos deben saber que la inseguridad, la inmadurez y las dudas, son etapas que hay que abordar convenientemente, para poder llegar después a la estabilidad de una persona adulta, comprometida e íntegra.

 

Noviazgos incompatibles

 

Los noviazgos claramente incompatibles, tienen que tener unos objetivos muy bien definidos, incluyendo los medios a emplear y constantes pruebas de control, para conseguir la eliminación o modificación de las incompatibilidades. Estos noviazgos incompatibles, está comprobado estadísticamente, que conllevan graves problemas de acoplamiento, que al final son otra de las principales causas de los divorcios.

 

Estas incompatibilidades, se suelen reflejar en un mayor número y gravedad de actos de violencia, agresividad, abusos, engaños, coqueteos o celos en las parejas de adolescentes, durante su etapa de noviazgo y posterior matrimonio.

 

Parece imposible creer, que alguien que ama de verdad, pueda dañar a quien ama, pero no siempre es así, pues a pesar de creer que hay amor, también puede haber inconscientemente y por falta de formación destrucción, manipulación, engaño y daño. Hay amores que matan.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

Las virtudes y valores humanos en las crisis económicas

ESCUELA PARA PADRES

 

Las virtudes y valores humanos en las crisis económicas

 

La crisis financiera actual, explicada a los hijos

 

Ver artículos anteriores:

 

 

¿Qué virtudes y valores humanos están relacionados con esta crisis?

 

La principal razón por la que ha llegado esta crisis, que según los expertos estaba anunciada desde hace varios años y cuyos signos externos eran evidentes, ha sido por la paulatina descomposición de la sociedad actual, que no ha practicado, ni practica, las virtudes y valores humanos que sostienen sana a una sociedad.  Estos son los principales: Abnegación, ahorro, autodisciplina, bien común, caridad, coherencia, conciencia ciudadana y familiar, disciplina, educación, familia,  fidelidad, generosidad, honestidad, honradez, justicia, prudencia, respeto, responsabilidad, sinceridad, solidaridad, templanza, tolerancia, trabajo, voluntad, etc.

 

La sociedad hace demostraciones continuas, a todos los niveles de gobiernos nacionales, estatales, locales, empresariales y familiares, de consumismo desaforado, despilfarro, derroche, malversación, gasto excesivo, ostentación, desorden, etc.

 

Hasta que no cambiemos las personas y anulemos esta ausencia de virtudes y valores humanos, en una gran parte de la sociedad, será imposible que cambie la sociedad y la crisis, seguirá existiendo. Por esta razón debemos tomar medidas, para cambiar el comportamiento personal familiar y colectivo.

 

No podemos echar la culpa de esta crisis a nadie, somos todos los que hemos contribuido a construirla, unos más y otros menos.

 

¿Qué es esta crisis económica?

 

La crisis no es el acabose total, simplemente es un reacomodo de las personas, de las empresas y de los países. Los cambios ocurren porque la estructura de la economía, está sostenida con alfileres y llega el momento en que no puede sostenerse, y simplemente se cae y como las familias y las empresas, no tienen la educación adecuada para sobreponerse a los cambios, es por lo que vienen las grandes transformaciones, que a muchos les toma desprevenidos. A muchos millones de ciudadanos no les ha tomado desprevenidos la crisis porque nada tenían, aunque también tengan que sufrir las consecuencias.

 

¿Qué ha pasado?

 

La conversión de la deuda de los prestatarios, convertida en instrumentos financieros, que los inversionistas pudieron comprar o vender, sin ningún control, ni toma de riesgo real. Esto ha sido permitido, por la falta de regulaciones legales, las cuales no existían o eran muy laxas, debido a que los legisladores, no estaban interesados en controlar las operaciones financieras, o estaban interesados en no controlarlas, aun a sabiendas, que esa situación podría conllevar el hundimiento de la economía, a nivele nacional e internacional.

 

Primero se achacó la culpa a la caída del valor del mercado inmobiliario, después a las operaciones bancarias de alto riesgo, y finalmente a que los bancos no quieren dar prestamos a los otros bancos, ni a las empresas ni a los particulares.

 

Son disculpas muy bien montadas, más o menos reales, pero la realidad es que la economía hasta hace poco, aparentemente boyante, se ha caído estrepitosamente. La nación se ha endeudado increíblemente, el Estado ha entregado a determinadas entidades financieras, el dinero de los impuestos pagados por los contribuyentes, quitándolo de las obras sociales y de infraestructura, a las que estaba destinado. Las empresas están despidiendo a millones de trabajadores, hasta índices que nunca ha habido, e incluso muchas empresas están cerrando, porque no pueden continuar operando, ya que los consumidores no tienen ingresos suficientes para comprar.

 

El problema financiero a nivel mundial, que tenía su cabeza en USA ha estado tapado durante mucho tiempo. No ha sido un problema surgido de la noche a la mañana. Era el secreto mejor guardado, entre los financieros. Algún día tenía que estallar y ha sido ahora.

 

¿Quiénes son los principales culpables de esta crisis económica?

 

No voy a analizar los motivos, por los que ha llegado esta crisis financiera. Hay muchas versiones y cada una de ellas tiene uno o varios culpables, de antes de la crisis, durante ella y en las soluciones que se han tomado y se van a tomar, para intentar arreglarla.

 

Todos se acusan mutuamente, de que es una combinación de factores, (le llaman la tormenta perfecta) de las malas políticas económicas, la falta de regulaciones, la deficiente o nula supervisión, la codicia, la irresponsabilidad con los dineros ajenos y la impunidad que impera en algunos niveles de la toma de decisiones, ha contribuido a que prestamistas y banqueros, corrieran riesgos enormes, donde sabían que si había ganancias, se las llevarían para el disfrute de ellos y sus socios, y que si hubiera pérdidas, serían pagadas por el Gobierno a través de los impuestos de los contribuyentes de siempre. La falta de moral, de ética y la impunidad pudo más que el temor, la justicia y la razón.

 

Esta falta de moral en las personas, el excesivo apego al dinero y el yavalismo, en cuestiones de ética económica, suelen traer malas consecuencias a plazo corto y largo. Tarde o temprano, la sociedad colectivamente, se cobra los excesos de la humanidad. Aunque el grave problema como muchas veces ocurre, es que siempre pagan justos por pecadores.

 

Cuando la sociedad en conjunto, se aleja de la práctica de las virtudes y valores humanos, empieza el decaimiento de la moral colectiva. Nadie mira para atrás y todos queremos tener mucho más, al precio que sea. Nadie piensa que un día, puede quedarse sin trabajo y verse imposibilitado a pagar las deudas, contraídas alegremente en su afán de despilfarro y excesivo consumismo. Incluso las autoridades civiles, han recomendado que consuma, que consuma y que consuma de todo, aunque no lo necesiten para nada, pues eso es la salvación del país. Antiguamente cuando había una crisis financiera, las autoridades pedían austeridad en el consumo, como hacen todas las familias normales, pero ahora piden que se consuma desaforadamente.

 

¿Cómo y cuándo se va a terminar la crisis?

 

Si no se cambian los hábitos, las creencias y el estilo de vida que ha mantenido la mayoría de la población, lejos de la estabilidad económica, seguramente las ayudas del gobierno, no servirán para nada. Nosotros tenemos que cambiar, pues ni el gobierno, ni los poderes fácticos cambiarán. Incluso cada vez será peor, pues hasta ahora que ha ocurrido esta estafa colectiva que ha dañado a millones de personas, no ha pasado nada, ni se han encontrado a los culpables, ni se han tomado medidas para que no vuelvan los mismos que lo han hecho. Ahora han aprendido, les ha salido bien, han quedado impunes y volverán a hacerlo nuevamente, en cuanto puedan.

 

¿Cómo repercute en las familias?

 

Cuando hay crisis financieras, inmediatamente empiezan los despidos laborales y con ellos, las crisis familiares. Muchas familias han quedado destrozadas, por el alto índice de desempleo y tendrán que utilizar la solidaridad familiar y social, que esta situación genera, de tal manera que ninguna familia, quede sin tener algo que comer y pueda recibir algunas ayudas y apoyos, en los momentos en que las familias sufran el desempleo. Los familiares y los amigos, siempre deberían estar apoyando con algo o con algunos fondos económicos, para que puedan sobrellevar la situación, aunque sea provisionalmente, de los que sufren las consecuencias de esta crisis financiera, que ojala dure poco tiempo.

 

Los padres tienen que desarrollar en los hijos, el sentido de la incertidumbre económica, presente y futura, para no abandonarse en el concepto cómodo, de la abundancia interminable. No se puede pensar que la prosperidad y el consumismo, van a perdurar infinitamente. También tienen que mantener la austeridad en los gastos y en cada edad, determinar el nivel de educación económica y financiera, como inversión rentable para el futuro.

 

Los padres tienen que determinar, los diferentes niveles de ahorro familiar: Para imprevistos, urgentes y graves, realizables a plazo corto, medio y largo. Para objetivos determinados (jubilación, estudios universitarios de los hijos, compra de casa, poner un negocio, vacaciones, etc.) y para evitar sentirse agobiados y atrapados por las deudas, en tiempos de crisis. Cada uno de los ciudadanos, tenemos que aprender a hacer un plan, para defendernos de la cultura consumista, que domina la sociedad, juntamente con un programa que, nos permita ir a donde queremos y podemos ir. Los barcos cuando hay tempestad, bajan las velas para amainar el temporal y el capitán, que no sabe dónde va, nunca encontrará un viento favorable.

 

Las crisis suelen ser para algunas personas grandes calamidades, pero para otros grandes y excelentes oportunidades para prosperar. En todas las crisis, hay quienes se ponen las pilas y aprovechan las oportunidades que se generan. Aunque el mejor negocio, para ciertas personas, es no hacer negocios que no dominen totalmente.

 

Siempre había sido una buena norma, el tener reservas económicas suficientes, para paliar los embates de una posible crisis de trabajo, enfermedad o gastos imprevistos. Ahora la sociedad en su conjunto, está extremadamente endeudada con las tarjetas de crédito, en sus gastos corrientes, por importe de un año de sus ingresos familiares. Sin contar la deuda inmobiliaria pactada a largo plazo y la deuda en bienes duraderos, como automóviles, televisores, electrodomésticos, etc.

 

Experiencia

 

Los que han vivido muchos años, han visto o experimentado que estas graves crisis, más o menos profundas, se producen sistemáticamente cada 10 o 15 años, aproximadamente. No hay generación de ciudadanos que se escape, sin tener que sufrir y sortear una o varias crisis económicas profundas. En esas crisis, muchos ciudadanos se quedan sin sus ahorros, pierden otros tantos años de adelanto en su calidad de vida, que a duras penas habían conseguido y tienen que volver a empezar, casi desde cero. Han tendido que aprender algunos conceptos claves que la experiencia les ha demostrado su eficacia para sortear las crisis y para estar muy bien preparados incluso en los tiempos de bonanza para cuando llegue una crisis. Se afrontar mucho mejor una crisis si se ha estado bien preparado para recibirla y si además se tiene la experiencia sacada de otras épocas de crisis.

 

En los países donde desde hace muchas decenas de años, no ha habido ninguna crisis importante y las familias han vivido, sin preocuparse de cumplir las sabias enseñanzas de “las épocas de las vacas gordas y de las épocas de las vacas flacas”, ni de las fabulas de cigarra y de la hormiga, ahora tienen que aprender, aceleradamente, a vivir con una crisis a la que no están acostumbrados. Es muy duro para algunas familias que han vivido en el despilfarro, tener que aceptar que las estrecheces y dificultades para sobrevivir, también les ha llegado a ellos y no era solamente un problema de países lejanos. La virtud de la humildad, para reconocer esta situación y el no echar la culpa a nadie, sino echarla solamente a cada uno de nosotros es la única herramienta que permitirá a las familias salir de este atolladero.

 

Si se hubiera establecido, un premio a la ineptitud financiera, tendría que haber sido dado, a los que guardaron el dinero en la caja fuerte, sin ponerlo a producir. Pero estos han sido los únicos que han salvado el capital que tenían. La venta de cajas fuertes de seguridad, ha aumentado considerablemente, en esta época de crisis, por la desconfianza de las personas, en las instituciones financieras.

 

Si cada uno de nosotros no cambiamos nuestros valores, no esperemos que otros los cambien para que nos solucionen los problemas de la crisis financiera.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

Divorcio. Los hijos siempre lo primero

ESCUELA DE PADRE

Divorcio. Los hijos siempre lo primero

 

Principales preguntas que hacen los hijos cuando hay un divorcio

 

  • ¿Que va a ser de nosotros, cuando os divorciéis?
  • ¿Dónde vamos a ir a vivir, cuando os divorciéis?
  • ¿Quién va a cuidar de nosotros, hasta que seamos mayores?

 

Relacionado con el artículo: Divorcio. Lo que los padres deben conocer y explicar a sus hijos

 

En los divorcios, cuando hay esa adjudicación de los hijos, a uno de los padres, automáticamente los hijos pasan a peregrinar periódicamente, de casa en casa, donde en ninguna de ellas, encuentra la estabilidad emocional que supone tener su propio hogar, con el consiguiente sentido de familia, disciplina, educación escolar y formación en las virtudes y valores humanos.

 

A mayor grado de educación de los padres, más posibilidades de que en caso de divorcio, la decisión sobre el futuro de los hijos, sea más cerebral y menos visceral. La decisión deben tomarla teniendo como prioridad, que “Los hijos, siempre lo primero”.

 

Que los hijos continúen en el hogar y los padres se turnen para cuidarlos.

 

Cada vez más matrimonios que deciden divorciarse, acuerdan que los hijos continúen en el hogar que han vivido junto a sus padres. Los padres son los que tienen que salir de la casa, no los hijos. Los padres, uno a uno, van a vivir a casa de los hijos, no los hijos tienen que andar rondando por las casa de los padres. Los padres se turnan cada dos meses u otro periodo determinado a vivir en la casa de los hijos y a ser el único jefe de familia de ese periodo, manteniendo la tutela y custodia, a tiempo compartido de los hijos. Además tienen que conservar los derechos de visita fijados para ambos padres, durante el periodo que no les toque vivir en casa de los hijos.

 

A los padres con esta alternativa sobre la atención a sus hijos, les disminuyen las intenciones de inmediatamente, empezar a buscar otra pareja con la cual convivir y olvidarse de los hijos que dejaron atrás. Sabiendo que cada dos meses, deberán ir a cuidar a sus hijos y a mantener los costos de la casa de los hijos se pensarán mejor las posibilidades de buscar nuevas aventuras de pareja, lo que les dejará más tiempo, dinero y energías para atender a sus propios hijos.

 

Hay muchos países donde aproximadamente el 10% de los divorcios, adoptan la solución de alternarse cada dos meses, en el cuidado de los hijos, en su propio hogar familiar.

 

10 Atenuantes a las graves consecuencias de los divorcios en los hijos, si se adopta la solución de tiempo compartido de hogar, en contra de otras soluciones.

 

  1. Los hijos mantienen el concepto de “su hogar”, aunque los padres cambien cada dos meses, similar a lo que hubiera sido, si se hubieran quedado provisionalmente a cargo de un cónyuge, si el otro hubiera tenido que marchar de viaje de trabajo.
  2. Mantienen el mismo nivel económico de la zona donde siempre han vivido, sin el riesgo de ir a vivir a otra zona peor, ya que es seguro que no irán a otra zona mejor.
  3. Continúan asistiendo a la misma escuela, con los mismos profesores, alumnos y sistema de enseñanza. Se evitan el síndrome de “el chico nuevo del barrio”. Los traumas del divorcio se ven acrecentados en los hijos, cuando tienen que cambiar de escuela, pues les es muy difícil aclimatarse al estilo de la nueva escuela y compañeros.
  4. Pueden recibir con más libertad las visitas de amigos y familiares, ya que los reciben en su propia casa.
  5. Aunque tengan que vivir un hogar monoparental, los hijos podrán aprovechar las mejores características de ambos padres, en los días que les toque vivir con ellos. Ambos padres, tendrán mayor equilibrio en su comportamiento, al estar más cerca de los hijos y durante más tiempo seguido, lo que beneficiará en el desarrollo de los hijos.
  6. Con esta solución de tiempo compartido en el hogar de los hijos, estos no tienen que ir a vivir para siempre, con la madre o con el padre, según los hayan adjudicado. Tampoco tendrán que incorporarse a la nueva familia, que formen cualquiera de los dos cónyuges, ni adaptarse a sus características, ni dar explicaciones sobre los apellidos diferentes de los hermanastros.
  7. La cuestión económica de la manutención, por parte de cada cónyuge, formará parte del contrato del divorcio, junto a las condiciones de convivencia de cada uno de los cónyuges con los hijos, durante los periodos acordados.
  8. Es cierto que ambos padres han de tener otro sitio donde vivir los periodos en los que no les toque hacerlo en casa de sus hijos, y eso deberán considerarlo a la hora de fijar las condiciones del divorcio, pero siempre teniendo como premisa “Los hijos, siempre lo primero”
  9. Los hijos se beneficiarán del equilibrio mental necesario, del padre y de la madre, para realizar esta alternativa, la que redundará en una mayor armonía en la educación de los hijos, pues ambos se preocuparán más de sus obligaciones como educadores, además de que podrán seguir paso a paso, las distintas etapas de formación de sus hijos, e incluso hacer planes o programas de educación, aunque sean a corto plazo, solamente durante el intervalo de los periodos acordados.
  10. Tener a uno de los padres durante dos meses seguidos y en el hogar familiar, se ha demostrado que es mucho mejor, que tener padres por horas o días salteados, así los padres pueden hacer planes de educación y seguirlos durante ese tiempo. También evita que los padres abusen emocionalmente en los cortos periodos de visita y fuera de la casa, con regalos y caprichos, para ganarse la atención de los hijos, que viven con el otro cónyuge.

 

Responsabilidad moral

 

En los divorcios los principales perjudicados son los hijos, que no tienen la culpa, de que sus padres, no sepan convivir en armonía. Máxime cuando los hijos son utilizados, como arma defensiva u ofensiva, contra el otro cónyuge. Los hogares quedan destruidos y divididos, según los padres, abogados y jueces determinen. Los hijos son los espectadores no invitados, que aún sin ninguna culpa, tienen que aguantar y sufrir las crueles decisiones de sus padres. Desgraciadamente les convierten en victimas inocentes, indefensas e impotentes. Muy pocas veces cuando hay un divorcio, los padres toman la decisión, bajo la premisa de “Los hijos, siempre lo primero”.

 

Los padres tienen que evitar, a toda costa, que los hermanos sean separados, aunque el padre y la madre, tengan el mismo derecho sobre sus hijos. No se puede dejar a uno de los padres exclusivamente la tutela y la custodia de los hijos, aunque el otro cónyuge tenga el derecho de visita cada cierto tiempo. NI que uno sólo de los cónyuges, esté obligado exclusivamente, a pagar la manutención de los hijos.

 

Responsabilidad económica

 

Desgraciadamente, hay muchos padres que se divorcian, porque no se aguantan y dicen que sus caracteres son incompatibles, aunque estadísticamente la principal causa del divorcio, en todos los niveles económicos, siga siendo la mala situación económica del matrimonio. Algunas madres creen que si se divorcian y quedan con los hijos, los padres les van a enviar mensualmente, una gran pensión para su manutención y la de sus hijos, pero la realidad es otra. Las cantidades ofrecidas, negociadas u ordenadas por los jueces, la mayoría de las veces, suelen ser insuficientes y muy pocas veces se cumple la entrega de ellas, en la cantidad fijada y en el tiempo determinado. Esto origina periódicamente, una demanda judicial sin éxito la mayoría de las veces, para conseguir la manutención prometida.

 

Hay padres que por puro egoísmo o venganza, no quieren que el divorcio les disminuya su situación económica, ni la calidad de vida que llevan y por eso hacen todavía más penoso el que las consecuencias de su decisión de divorciarse, golpeen gravemente a sus hijos o a su pareja. Esos padres suelen ser los que ignoran o eluden, sus obligaciones y responsabilidades paternales y de pareja, de antes y de después del divorcio, alejándose o escondiéndose de ellos. Incluso engañan u ocultan sus ingresos y propiedades a los jueces y abogados, para no tener que cumplir con las obligaciones de manutención y asistencia.

 

La situación económica real de los padres, es un argumento importante, muchas veces determinante, de las soluciones que tomen en beneficio o perjuicio de los hijos y que por lo tanto influirá en el bienestar o infortunio futuro de los hijos.

 

Esta es una mala solución, pero no conozco otra menos mala. Si alguno la conoce por favor escríbame, pues hay miles de divorciados que quieren poner a sus hijos lo primero, pero no saben como hacerlo.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com

El peligro de los preservativos, explicado a los hijos

ESCUELA PARA PADRES

El peligro de los preservativos, explicado a los hijos

 

Este artículo está relacionado con los anteriores:

 

 

Los padres tienen que conocer a que edad física y mental de sus hijos e hijas, pueden y deben, hablarles sobre los peligros de usar preservativos, anticonceptivos y abortivos, como la píldora del día después, PDD o RU-486. Si no se lo explican los padres, lo harán los amigos de los hijos u otras personas con malas intenciones, cuyas graves consecuencias suelen ser irreversibles. Tienen que hacer especial énfasis, en explicárselo a las hijas, pues a estas les llegarán otros jóvenes, con cantos de sirenas, pidiéndoles “muestras de tu amor”, diciéndoles, que usando el preservativo están fuera del peligro, de lo que dicen sus padres.

 

Los jóvenes están continuamente bombardeados, desde los medios de comunicación y otros frentes, diciéndoles que usando preservativos, evitan los embarazos no deseados y que tampoco, se contagiarán del virus del SIDA u otras enfermedades venéreas. Que pueden hacer lo que quieran con sus cuerpos, porque son exclusivamente de ellos.

 

Mantener la castidad con la abstinencia sexual, hasta que se llegue el matrimonio y mantenerla hasta la muerte, con una gran fidelidad al compromiso adquirido, es la única forma efectiva, de no contraer la infección del virus del SIDA. Estigma que azota indiscriminadamente a toda la sociedad, pero principalmente a determinados grupos de jóvenes, que lo contraen a través del contacto sexual. Nadie quiere hablar a los jóvenes de la abstinencia sexual, como medida profiláctica, porque eso no es rentable, para los fabricantes de preservativos, anticonceptivos y abortivos.

 

Con las campañas de publicidad de los preservativos y su distribución gratuita a los jóvenes, se les anima a que practique las relaciones sexuales, con más periodicidad, asegurándoles que de esa forma tendrán sexo seguro. En contra de explicarles las ventajas de la abstinencia sexual. Se les está engañando, entre otras cosas, ocultándoles la mala seguridad técnica del producto.

 

Los preservativos no evitan los embarazos no deseados, ni evitan la gravísima transmisión del virus del SIDA. Al contrario, hacen aumentar el número de veces que los jóvenes practican el sexo, creyendo que quedan inmunes, a los problemas de los embarazos no deseados y a la infección del virus del SIDA. Pero cuanto mayor sea el número de veces, que practiquen el sexo fuera del matrimonio, muchas más probabilidades de asumir irreversiblemente, los errores técnicos y de fabricación de los preservativos, según lo demuestran todas las estadísticas.

 

La causa principal de los embarazos, no deseados entre adolescentes y la transmisión del virus del SIDA, es la ausencia de normas de vida sexual, normas que han existido siempre y gracias a las cuales los hombres, se han comportado de manera humana y han hecho posible, eso que se llama civilización

 

Es incomprensible, que el preservativo se presente como remedio, para evitar los embarazos no deseados y la infección del SIDA, puesto que se ha demostrado técnicamente, que aunque se utilicen debidamente, fallan muchas veces. Usar preservativos es, como jugar a la ruleta rusa, al tener que asumir los graves riesgos irreversibles que conlleva. Nadie a sabiendas y en su sano juicio, tendría relaciones sexuales, aunque fuera con preservativo, con una persona infectada por el SIDA.

 

Que vergüenza para un padre, tener que decir a sus hijos que él, se ha infectado del virus del SIDA, porque tuvo relaciones sexuales, fuera de su matrimonio, a pesar de haber utilizado preservativos. Y que esa infección de SIDA, se la he contagiado a mi esposa, vuestra madre, y al niño que están esperando, vuestro hermano. Esposa e hijo totalmente inocentes, del crimen que ha cometido y por haberle convenido creer, la mentira de que los preservativos, preservan de las enfermedades contagiosas.

 

Además de su alta tasa de roturas y deslizamientos en el acto sexual, técnicamente se ha comprobado que la goma del preservativo, tiene poros mucho más grandes de diámetro, 5 micras que el virus del SIDA que tiene 0,1 micras, 50 veces más pequeño, que los poros del preservativo. Es como una pelota de tenis, entrando en el aro de baloncesto.

 

Debido a las campañas de promoción, del uso del preservativo, de los anticonceptivos y de los abortivos del día después, lo que ha originado el aumento de la promiscuidad entre los jóvenes, se han disparado todas las estadísticas llevadas hasta la fecha, sobre embarazos entre adolescentes y contaminación con el virus del SIDA, ya que desgraciadamente, ha adelantado la edad, en la que los jóvenes tienen las primeras relaciones sexuales.

 

Retrasar voluntariamente la edad de las primeras relaciones sexuales, es decir el uso natural del sexo, hasta la llegada del matrimonio, favorece la maduración del carácter de los jóvenes, dejando el uso de la capacidad procreativa, para cuando llegue el matrimonio.

 

Más vale prevenir que curar y los estudios realizados, demuestran que por cada dólar que se invierta en la promoción de la abstinencia sexual, los ciudadanos economizan, seis dólares en conceptos relacionados con los embarazos no deseados y la infección del virus del SIDA.

 

En los grupos sociales, donde más se hace propaganda, sobre la utilización de los preservativos, como herramienta para combatir la infección del SIDA, mayor es el índice de embarazos no deseados entre los adolescentes, y mayor el número de jóvenes, que se contagian con el SIDA. Mientras que en los grupos sociales, donde se hace hincapié en la práctica de la abstinencia sexual, hasta el matrimonio y la fidelidad conyugal hasta la muerte, es mucho menor el índice de infección del SIDA y los embarazos no deseados, entre los adolescentes.

 

Es lamentable que para algunas organizaciones sea más fácil y simpático, facilitar a los jóvenes preservativos, anticonceptivos y píldoras abortivas, que fomentar la virtud de la abstinencia sexual, hasta antes del matrimonio.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com


Anuncios

Libros para Descargar

Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 1.307 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Ultimos Tweets @micumbrecom

Archivos