10 Acciones que deben hacer las mujeres para prevenir, evitar y solucionar la violencia doméstica


¿Sabe Usted que?

  • La violencia domestica es el segundo motivo de los divorcios.
  • Más del 50% de los matrimonios que se realizan terminan en divorcio a los pocos años y que éste es mucho más alto en algunos segmentos económicos y comunidades étnicas. 
  • La mayoría de las mujeres no se han preparado, ni antes ni después de su matrimonio, por si sufren de violencia domestica.
  • Los acuerdos prematrimoniales y los contratos de separación de bienes disminuyen las posibilidades de la violencia domestica.
  • La violencia domestica también llega a los hombres a través de los chantajes emocionales, presiones económicas, infelicidades, etc.
  • Hay muchas asociaciones religiosas, sociales, legales y médicas que están para ayudar a solucionar los problemas de violencia domestica, aunque muy pocas mujeres maltratadas hacen caso a las recomendaciones que les hacen los expertos.

Violencia doméstica. Es una plaga tan antigua como el mundo. Desgraciadamente durante muchos siglos el hombre, debido a su fuerza física y otras cuestiones ha dominado en muchos aspectos a la mujer. Las esposas han estado sometidas al poder abusivo del marido. La violencia de género es una de las principales injusticias que ocurren en nuestra llamada moderna sociedad a la que hay que añadir la discriminación sexual en política, familia y sociedad.

También es cierto que algunas esposas han permitido y permiten que esta violencia doméstica continúe y que incluso atormente a los hijos. Las razones que algunas esposas comentan, para permitir esos abusos son muy variadas, por ejemplo: No me pega mucho, me pega lo justo, mucho menos que mi cuñado a su mujer. Solamente me pega cuando llega bajo los efectos del alcohol o de las drogas, y me ha dicho que no va a volver a beber. Me ha prometido que es la última vez que lo hace. Le perdono por que es tan bueno. Ya va a cambiar. Las mujeres tenemos que sufrir, como sufrió mi madre, mi abuela y mi bisabuela y todas las mujeres de mi familia y de mi pueblo. Ya le retirado dos veces la denuncia en la policía para que no le deporten y por que me ha prometido enmendarse.

Algunas esposas mantienen ese infierno en la tierra, por que desgraciadamente no encuentran alternativa a la situación. No están preparadas, mentalmente, económicamente, ni socialmente para plantar cara a la situación y alejarse de su violento marido.

Existen casos donde la violencia doméstica la ejercen las esposas, que aunque sea realizada de manera mas sutil, también convierten la vida del marido en un infierno. Las infidelidades matrimoniales, el derroche o presiones económicas, el abandono de las obligaciones matrimoniales o maternales, los chantajes emocionales, etc. son abusos similares a los de los golpes o al de los daños sicológicos.

A continuación les indico lo que deben hacer las personas antes y después de casarse para evitar la violencia domestica.

Antes del matrimonio.  Cuando se están preparando para el matrimonio deberían hacer:

  1. Analizar bien a su posible marido en todas su facetas, planteándole bien claramente esta cuestión bajo todos los ángulos posibles, dejando bien claro que Vd. no va a consentir ni el más mínimo inicio o continuación de violencia familiar. Aunque en su entorno haya una violencia de género, aceptada o no por su sociedad, y que se vea como normal en la vida de la mayoría de las personas conocidas.
  2. Abrir bien los ojos ante cualquier hecho pasado o presente, que le indiquen la violencia que presumiblemente va a ocurrir en su matrimonio, sin acostumbrarse a oír y ver las disculpas que dicen las mujeres ya casadas ante los hechos innegables de violencia.
  3. No tenga miedo a quedarse soltera por que en su sociedad no sean bien vistas las solteras. Hay muchas formas de realizarse personalmente y ser feliz en otros modelos de vida. Aunque le apetezca mucho la vida de casada, por que supone que le van a mantener todas sus necesidades y caprichos durante toda su vida y que va a ser mejor aceptada por la sociedad, incluso viviendo en otro nivel de vida, socialmente diferente a las que se quedaban solteras, no se olvide que posiblemente tendrá que pagar un precio por esa aparente buena vida. 
  4. Recuerde constantemente que el objetivo de muchas mujeres y hombres es el de formar una familia feliz, ésta solamente se consigue si ambos se tienen mucho respeto, practican las reglas de educación y mantienen sin ninguna fisura su reciproco amor. 
  5. Prepárese profesional, intelectual y familiarmente por si acaso tuviera que tener que solucionar su vida y la de sus hijos fuera del matrimonio, en el caso de que su marido muriera, la abandonara o se separaran matrimonialmente.

Después del matrimonio. Deberían hacer:

  1. La formación continua profesional, intelectual y familiar tiene que ser una de las actividades preferentes. Siempre debe mantenerse actualizada en su profesión por si acaso llegara la violencia familia. Si está bien formada profesionalmente evitará muchas de los conceptos que producen la sistemática violencia domestica, pues podrá demostrar que no tiene que depender de un marido abusador que conlleva desagradables soluciones familiares o sociales. Las alternativas que puede tomar cambiaran totalmente la grave situación para la esposa e hijos. Todo el mundo tiene que estar muy bien preparado para que en caso de que las cosas cambien pueda tomar alternativas sobre estas decisiones importantes. Precisamente las mujeres deben tener un especial cuidado en tener siempre alternativas profesionales, pues suelen ser las más perjudicadas en caso de que ocurran estas desagradables situaciones. Tanto si llega una enfermedad grave, un divorcio o una muerte. No se puede viajar sin una rueda de repuesto. La rueda de repuesto suele ser la formación profesional.
  2. Vigile los primeros síntomas de violencia. Suelen ser tenues, normalmente se ven venir poco a poco. Los violentos cada día dan un paso más adelante y siguen operando en función de los resultados obtenidos. Si no encuentran un fuerte rechazo, continúan aumentando el grado de abuso hasta que consiguen dominar a la victima. Las victimas tienen que aprender a ver entre líneas lo que va a suceder, antes de que ocurra y ya sea demasiado tarde para encontrar soluciones. En la primera ocasión que se produce la violencia domestica, sea del grado que sea, hay que sentarse a hablar del problema y explorar las soluciones para que no vuelva a ocurrir. Dejar las cosas bien aclaradas de que no debe haber una segunda ocasión y que si la hubiera, seria el detonante para que el matrimonio se separara inmediatamente.
  3. No se abandone a los designios de su marido, aunque le haga muchas y buenas promesas. Conozca las secuelas mentales y físicas que estos flagelos dejan impresas en las personas que los sufren. Acuérdese de las experiencias negativas ocurridas a otras personas que se encontraron desvalidas e indefensas cuando llegaron los problemas con sus maridos, debido a que no se habían preparado para esa eventualidad, durante su juventud, noviazgo o después de casada. Adocenarse viendo telenovelas es una decisión de la cual se arrepentirá en cuanto surga el primer problema de violencia.
  4. Indisolubilidad del matrimonio. Hay algunas esposas que sufren el infierno de la violencia domestica de éllas y de sus hijos por que alegan que no tienen a quien recurrir. Otras esposas dicen que no pueden abandonar a su marido por que se han casado en la Iglesia Católica y han aceptado la indisolubilidad, exclusividad y perpetuidad del matrimonio. Consulte este punto con su sacerdote que le explicará los casos de declaración de nulidad del matrimonio y todo lo relacionado con la continuidad dentro de la Iglesia Católica en las separaciones matrimoniales. Si está casado por el procedimiento civil deberá consultarlo con su abogado. La Iglesia Católica no quiere que haya personas abusadas, por lo que seguramente le aconsejara que deberá abandonar la convivencia con su marido, en beneficio de usted y de sus hijos.
  5. Perdonar, pero no olvidar. Esta debe ser la base del dialogo en la primera situación que ocurra un hecho violento. El primer abuso es un semáforo que se ha puesto en rojo en la carrera de la convivencia familiar. Ese es el momento de empezar las consultas a los familiares más cercanos y a los profesionales especializados. Hay muchas organizaciones religiosas y sociales, públicas y privadas que les pueden ayudar en esas situaciones. Siempre hay quien le quiera escuchar para aconsejarle. En primera instancia, deberá ser la familia que aunque estén distanciados posiblemente por que les advirtieron con tiempo de lo que iba a ocurrir, casi nunca le dejarán sin ayudarle. también puede recurrirse a personas que tengan una buena formación y experiencia probada en estos casos. Los libros es una fuente inagotable de información que también le ayudaran a encontrar las mejores soluciones.

Resumen:

  • Esfuércese, sea valiente y atrévase a actuar.
  • Las mujeres, que suelen ser las que más perjudicadas, deben educarse y prepararse profesionalmente antes y después del matrimonio, pues éstas son las mejores armas para combatir la violencia doméstica. 
  • Las mujeres deben olvidarse de esos tópicos tan oídos de: “es muy violento mi novio, pero cuando nos casemos yo le cambiaré”. Por nada del mundo vale la pena vivir un infierno por haberse casado. Hable claro con su novio o marido y déle un serio “ultimátum”
  • Pida consejo a los familiares y a los expertos en este tema, sopesando sus opiniones con sus convencimientos religiosos, familiares y sociales. 
  • Maneje bien las alternativas que Vd. en realidad pueda realizar y el grado de responsabilidad que asuma en las soluciones.
  • Si por la violencia doméstica tiene que realizar alguna denuncia a la policía, no tenga miedo a las represalias del marido, pues la ley le ampara aunque sea indocumentada.

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com 

About these ads



Libros para Descargar

Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 885 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

septiembre 2007
L M X J V S D
« ago   oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Ultimos Tweets @micumbrecom


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 885 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: