Archive for the 'Varios' Category

La pornografía: El vicio que puede afectar a padres e hijos

ESCUELA PARA PADRES

La pornografía: El vicio que puede afectar a padres e hijos. 

1,261 Palabras. Tiempo de lectura 5:00 minutos 

Algunos artículos relacionados: 

 El vicio de la pornografía es una epidemia, que se está convirtiendo en pandemia, la cual enferma gravemente a la sociedad, por lo que hay que luchar contra ella y sanar a las víctimas. Está lleno de obscenidad, impudicia, indecencia, deshonestidad, impureza, inmundicia, inmoralidad, lujuria, lascivia, etc. En la pornografía están incluidos, tanto los que se presta a exhibirse, como los que la producen, los que la venden, los que la compran y los que la visualizan. 

15 Efectos de la pornografía en los hombres: 

  1. Aceptar la violación con más eximentes y atenuantes, alegando la imposibilidad de frenar los instintos sexuales exacerbados.
  2. Acometer actitudes de promoción y aceptación de la promiscuidad.
  3. Adormecer la conciencia para auto creerse, un estado de bienestar falso.
  4. Anular o debilitar la propia voluntad.
  5. Aumentar las posibilidades y probabilidades del divorcio.
  6. Convertirse en adictos, teniendo que recurrir a profesionales, para salir de la adicción.
  7. Desarrollar la infidelidad dentro del noviazgo o del matrimonio, practicándola y aceptándola.
  8. Desconectar de la realidad de la vida y sustituirla, por una falsa realidad virtual.
  9. Desinteresarse por querer llegar al matrimonio y formar una familia.
  10. Deteriorar la capacidad de relación entre familiares y amigos.
  11. Dificultar las relaciones personales, al fracturar el amor y la capacidad de entrega.
  12. Eludir la realidad para huir hacia una ficción peligrosa.
  13. Empezar una escalada sin fin, de actividades sexuales pervertidas.
  14. Perder la sensibilidad y responsabilidad ante las mujeres, más débiles emocionalmente, más desprotegidas o más indefensas.
  15. Producir la retroalimentación de la ansiedad y de la depression.

La creciente demanda del consumo de pornografía, está rompiendo matrimonios y las sanas relaciones entre los novios y amigos. Los usuarios la encuentran muy fácilmente a través de los avances tecnológicos, los medios de comunicación y las redes sociales, que aunque ellas sean en sí mismas, una magnifica herramienta para el desarrollo de la sociedad, también lo es, por su extensión, velocidad y capacidad de almacenamiento, una herramienta para fomentar la pornografía. 

Hay varios niveles de adicción, en cada una de las segmentaciones de la pornografía. Las principales son: La lujuria solitaria, la masturbación, la fantasía erótica en pensamientos y deseos, el romance sexual imaginario, el voyerismo, el ser objeto fotográfico, la fornicación, las conversaciones eróticas, (personales, telefónicas o de chateo), el sexo gratis o pagando, la adicción a la prostitución, la iniciación a los comportamientos homosexuales, el exhibicionismo, el fetichismo, el froteurismo, la pedofilia, el masoquismo sexual, el sadismo sexual, el travestismo, etc.

El consumo de la pornografía está asociado, con muchos resultados negativos a la salud, tanto emocionales, como psicológicos y físicos, como depresión, ansiedad, comportamiento erróneo y violento, debut sexual a menor edad, promiscuidad sexual, riesgo creciente de embarazos adolescentes y una manera distorsionada de concebir las relaciones entre hombres y mujeres.

Los padres tienen que tener en cuenta, los retos que la pornografía plantea para su propia familia, tanto en los padres, como en los hijos. Contra sus efectos negativos, no pueden luchar solos, sin utilizar los caminos y las herramientas ya probadas, que cuenta la Iglesia y la sociedad sana.

La lucha con ella no debe terminar solamente, condenándola, este es el principio. Los padres tienen que avivar su concienciación y tener un compromiso formal y coherente, para hacerle frente, principalmente con su propio ejemplo de rechazo, fomentando la educación religiosa, explicando los problemas y daños irreversibles que produce, en el matrimonio y en la familia en su conjunto, pero especialmente en los hijos.

Algunos padres cargan con una gran culpa, al no haber sabido convencer a sus hijos de los graves peligros que supone, la producción y el consumo de la pornografía. Dado el fácil acceso a los medios de comunicación, la pornografía se va introduciendo, sibilinamente, en la sociedad. Empieza con un desprecio total, hacia las virtudes de la honestidad, la moralidad, la pureza, la castidad, la decencia, etc. y termina aceptando las condiciones que impone la pornografía, en la sociedad. Los padres tienen que estar muy vigilantes, sobre las redes sociales que sus hijos utilizan. 

Los hombres consumen mucha más pornografía que las mujeres, pero ellas producen mucha más, para atraer a los hombres. A nadie le deberían sorprender, las nefastas consecuencias que algunas originan, con su indecencia sexual, ya que algunas provocan situaciones pornográficas agresivas, que podrían haberlas evitado, si hubieran sido más decentes en sus vestidos, posturas, gestos y conversaciones, evitando así, el fomento del consumo de pornografía en los hombres.

Por eso los padres, tienen que hablar muy claro con los hijos e hijas, para que sepan que, queriendo o sin querer, están produciendo pornografía, al enviarse fotografías muy personales, que nadie sabe dónde terminan. 

La pandemia de la pornografía y sus devastadores efectos en los niños, en los jóvenes, en las familias y en la sociedad, cada vez es examinada con más inquietud por los médicos y los religiosos. Se basan en las pruebas científicas de destrucción, que originan las evidencias de este gran daño, que continúa acumulándose. Primero se toma como costumbre, después como habito y posteriormente como vicio, y entonces es muy difícil la salida.

Los padres deben poner presión a los maestros, visitando las escuelas de sus hijos, para comprobar los libros y programas de estudios, con los que están enseñando a sus hijos. Si no lo hacen, no valen lamentaciones, ni escusas, por no haberse involucrado con los profesores, en la educación moral y académica de sus hijos.

Los niños son las primeras víctimas de la pornografía, pues la van viendo inconscientemente, como una cosa normal y luego cuando crecen, ya es tarde para darse cuenta, que se han quedado enganchados a ese vicio, que en su día vieron como normal. Una vez que las imágenes y los comentarios entran en sus cerebros, es muy difícil, si no es, casi imposible, borrarlos de su cerebro.

Los padres tienen que estar muy vigilantes con sus hijos, pues la pornografía la tienen a su disposición inmediata, gratuita e interminable en las redes sociales. Hay muchas opciones y medios, tanto para proteger a la niñez de ver pornografía, como para el tratamiento de individuos y familias, que sufren de sus efectos negativos.

El adicto a la pornografía busca cada vez mayor placer, al punto de ir aumentando sus actividades sexuales, la frecuencia e intensidad de éstas, y el ir agregando otro tipo de actividades y niveles con mayores riesgos. Piensa que un placer tiene que ser mayor que el anterior, lo que es insostenible, ya que todo tiene un límite. La conducta sexual aditiva y compulsiva, es muy peligrosa también, por el riesgo de aceptar las graves posibilidades de contraer y difundir enfermedades de transmisión sexual. 

Hay muchas formas de encontrar la curación de ese vicio y de sus efectos derivados. Así podrá obtener la libertad de la conciencia, que ha sido atrapada por su consumo. Consúltelo con un sacerdote, pastor, rabino o imán, según la religión que cada uno practique. Ellos le recomendarán algunos de los muchos recursos prácticos, que la Iglesia tiene disponibles, para las personas que quieren luchar contra la adicción a la pornografía: Planes concretos de acciones, las terapias de consejo, los grupos de apoyo, para los individuos o las familias, las oraciones, las lecturas especializadas, etc.

francisco@micumbre.com

Padres, hablen con sus hijos sobre la eutanasia, el aborto y la venta de órganos. 3 Malas noticias.

ESCUELA PARA PADRES

Padres, hablen con sus hijos sobre la eutanasia, el aborto y la venta de órganos. 3 Malas noticias.

Si le queda alguna sensibilidad moral, le resultará muy doloroso leerlo.

813 Palabras. Tiempo de lectura 3:00 aproximadamente.

Algunos artículos relacionados:

Tres noticias diferentes, pero unidas por el cordón umbilical del derecho a la vida.

Noticia escalofriante. En un artículo de la revista científica Journal of Medical Ethics, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maastricht, escrito por el Dr. Jan Bollen, un grupo de investigadores, pretende que se anule la normativa, que establece que haya que estar muerto para obtener y después entregar los órganos de los pacientes, que hayan pedido la eutanasia o el suicidio asistido.

Proponen que legalmente los médicos, puedan extraer los órganos de los pacientes, aun estando con vida, que previamente hayan solicitado la remoción de sus órganos, previo a la eutanasia o el suicidio asistido. Esto es ensañamiento terapéutico. Aunque digan que así podrían asegurar la mejora de las posibilidades de éxito de los trasplantes, y ser vendidos para obtener beneficios, como hacen ahora con los miembros de los niños abortados. Ojala no se llegue nunca a legalizar estas extracciones de órganos.

 

Estas decisiones de los enfermos y las actuaciones de los médicos, traspasan las barreras de la ética y la moral de todas las religiones. La mayoría de las legislaciones, no permiten utilizar el derecho a la objeción de conciencia, para impedir estos crímenes amparados por la ley. Estamos en una pendiente resbaladiza, que se soporta en los casos extremos de sufrimiento, hasta la extensión de la eutanasia a ancianos, niños, discapacitados y personas con enfermedades mentales. Algunos legisladores, creen que es mucho más fácil y más barato, promover la eutanasia obligatoria y legal, que invertir en cuidados paliativos.

Ahora les va a tocar a los ancianos o enfermos, que tampoco puedan defenderse, ser las victimas del egoísmo de los negocios entre humanos. De ahí, a crear granjas de personas esclavas, con destino a los trasplantes, sólo queda un paso. 

Cuando nos volvamos inservibles o una carga para la sociedad, a través de la eutanasia obligatoria y legal, podremos llegar a ser víctimas de las extracciones de nuestros propios órganos, antes de que estemos muertos. Esto es lo que les espera, a los que ahora están a favor del aborto. La rueda no para: Primero legalizaron el aborto, lo que era un problema principalmente para las mujeres. Después llegará la eutanasia obligatoria, que es un problema para todos. Posteriormente la extracción de los órganos, de los vivos o de los muertos, como hacen ahora legalmente con los niños abortados.

Están empujando a la sociedad, en una dirección irreversible, contra el valor de la vida humana. Luego ya no podrán quejarse, cuando la sociedad decida crear leyes, en aras de las mismas mentiras que dicen ahora sobre el aborto, que los viejos o minusválidos, los consideren demasiado caros de mantener y que hay que eliminarlos, para que antes de que fallezcan o posteriormente, les extraigan sus órganos y los vendan al mejor postor, en el mundo del libre mercado.
Sacando de la familia, las virtudes y valores humanos, llegará un momento cercano, que la vida humana solamente se valorará por parámetros económicos. Tenemos que tener fe en que hay más gente buena, que mala. El problema es que la gente buena es apática, y no quiere enfrentarse a los temas graves que nos rodean.

Matarlo pero con compasión. Se ha aprobado una ley, que obliga a anestesiar al feto, antes de abortarlo. Se pretende así tener un acto humanitario con el no nacido, pues a fin de cuentas, lo importante es que sea políticamente correcto y que el niño no sufra, ni que experimente dolor o angustia, aunque sea un asesinato. Creen que lo que hacen es “buenismo”. El buenismo es lo contrario a bueno. No les importa ignorar todos los contraargumentos lógicos, científicos, filosóficos, éticos y religiosos, que se les interpongan. Esa ley permite matar al niño tranquilamente, pero con la compasión que se espera, de naciones civilizadas.

El horror, dentro del horror. Al bebé que sobrevive a un aborto provocado, le perpetran una eutanasia, o simplemente le abandonan en su agonía, hasta que muere, sin procurarle ningún cuidado, aunque sea un ser viable, saludable y haya nacido. Esto se debería llamar infanticidio temprano o neonatal.

La atención y cuidado a los ancianos, a los niños nacidos o en gestación y a los necesitados, miden la calidad de vida y el grado de civilización de las naciones.

francisco@micumbre.com

 

 

 

 

 

 

Las notas de tus hijos mejoran con el método Kumon

ESCUELA PARA PADRES

Las notas de tus hijos mejoran con el método Kumon.

501 Palabras. Tiempo de lectura 2:00 aproximadamente.

Todos los padres sabemos que la educación es una de nuestras mayores preocupaciones, por su impacto en el futuro de nuestros hijos. ¿Será suficiente con lo que aprenden en el colegio? ¿Estoy estimulando lo bastante sus aptitudes? ¿Qué más puedo hacer por ayudarlos a mejorar? Las notas y el rendimiento de los hijos lógicamente inquietan a todos los padres, pero existe una forma de olvidar las malas notas y los suspensos para siempre, a la vez que los niños se preparan para la vida en general. Hoy os quiero hablar de un método educativo, el método Kumon, que puede ser una respuesta para los padres que buscan marcar la diferencia en la educación de sus hijos.

kumon3

Kumon es un método de enseñanza conocido en todo el mundo que se caracteriza por ofrecer a los niños un sistema de aprendizaje integral. Cuenta con más de 50 años de experiencia en el sector educativo y, a diferencia del resto de los métodos, no se conforma solo con el dominio de los contenidos de las materias escolares, sino que dota a los alumnos de una serie de capacidades y herramientas que los hacen más autónomos, responsables y seguros durante toda su vida.

Te explico más sobre el método: consta de dos programas, uno de Matemáticas y otro de Lectura. Con ellos, los niños aprenden a resolver ejercicios de estas materias por sí mismos y perciben rápidamente resultados a nivel académico. Pero no solo verás que las notas de tus hijos mejoran, sino que comprobarás que comienzan a asimilar y a aprender contenidos por encima de lo que corresponde a su curso escolar, y sin que nadie se los explique. En Kumon, si se siguen las pautas del método marcadas por cada profesor en su centro educativo, los niños se interesan por los estudios y querrán aprender por su cuenta.

Con Kumon ya no volverás a ver bajas calificaciones ni suspensos, puesto que tus hijos aprenderán a aprender de manera autónoma y autodidacta. Kumon confía en una educación que va más allá de los libros: intenta enseñar a los niños el valor del esfuerzo y les demuestra que son capaces de aprender lo que deseen por sí mismos. Esto los ayudará a resolver todo tipo de problemas a lo largo de sus vidas, a través de la confianza en sí mismos, la responsabilidad, la perseverancia y la autoestima.

Todo ello es posible gracias a la individualización que ofrece el método, ya que se adapta al ritmo y las necesidades de cada alumno, para que aprendan poco a poco a aprender por sí mismos cualquier cosa que se propongan. Olvídate de que tus hijos se atasquen en los estudios y comienza a disfrutar viendo cómo sus notas mejoran exponencialmente a la vez que ellos crecen a nivel personal. ¿Por qué no te acercas a Kumon y lo compruebas tú mismo?

kumon1

Artículo patrocinado por Kumon. Para más información por favor visite www.kumon.es

 

Mitos equivocados sobre la eutanasia.

ESCUELA PARA PADRES

Mitos equivocados sobre la eutanasia.

1,509 Palabras. Tiempo de lectura 6:00 aproximadamente.

Algunos artículos relacionados:

Los padres deben conocer, para explicar a sus hijos, que la eutanasia no siempre resulta una forma rápida, indolora y segura para morir, pues suelen surgir muchas e irreversibles complicaciones muy negativas para el enfermo.

Según la ética y la deontología médica, no es lo mismo la eutanasia activa, que el suicidio asistido y la sedación en la agonía. En la eutanasia se busca deliberadamente la muerte inmediata. En la sedación, dentro de los cuidados paliativos, se busca conseguir, con la dosis mínima necesaria de fármacos, un nivel de conciencia en el que el paciente no sufra, ni física, ni emocionalmente, al tener que enfrentarse con el dolor y la angustia, de las últimas fases del proceso de la muerte biológica, aunque de forma indirecta, pudiera acortar la vida.

No es importante discutir los diferentes conceptos de “eutanasia activa” “eutanasia pasiva”, “eutanasia directa” o “eutanasia indirecta” pues la terminología es secundaria, frente a lo que es matar, a pesar de que haya una supuesta aceptación manifiesta de la víctima.

En los países donde está autorizada la eutanasia y el suicidio asistido (Bélgica, Holanda y en USA, Oregón, Washington, Montana y Vermont), cada uno con sus leyes especiales, se dan unas circunstancias muy preocupantes, debido a la desinformación malintencionada que existe. Desgraciadamente hay una tendencia que tiene muy difícil marcha atrás, a no ser que la información que reciban los posibles usuarios, sea más veraz.

Con la legalización de la eutanasia, en esos países y Estados:

  • Han aumentado las solicitudes para ejecutar la eutanasia.
  • Han aumentado los casos aprobados.
  • Han aumentado los criterios que siguen los médicos para autorizar las eutanasias.

Las personas con mayor probabilidad de solicitar la eutanasia, en los países donde está legalizada, son los que su vida ya no se considera valiosa, como: Los enfermos graves, los pobres, los ancianos, los incapacitados, los que tiene poca educación, los fácilmente manipulables, los pacientes prolongadamente aislados y los moribundos que representen beneficios o una fuerte carga económica, para sus familiares o el estado.

La soledad, la tristeza, la depresión, el sufrimiento, la vejez, el cansancio de vivir sin tener ningún aliciente y la falta de Fe, fueron los principales argumentos que alegaron, los que solicitaron la eutanasia o la muerte asistida, incluso sabiendo que no tendría ningún impacto positivo, en la mejora del final de su vida.

20 Argumentos y mitos equivocados, sobre la eutanasia y el suicidio asistido.

  1. No tengo a ningún familiar o amigo a mi alrededor, que se interesen por mí, me han olvidado.
  2. Estoy deprimido, angustiado, desesperado y con mucho miedo a perder mi autonomía y control.
  3. Conocí a otros que solicitaron y les concedieron la eutanasia, a más del 80% de los que la solicitan, se la conceden.
  4. Me han dicho que la eutanasia es una “muerte digna” para los que como yo, no tenemos “calidad de vida” y que debido a nuestras minusvalías, vivimos con sufrimiento.
  5. Estoy cansado de la vida y sé que si pido que me practiquen la eutanasia, me la van a conceder, pues los encargados de autorizarlas, son los principales entusiastas de realizarlas.
  6. Pertenezco a lo que se llama grupos vulnerables, discriminados, de alto riesgo, bajo nivel educativo, pobreza, ancianidad, determinadas minorías, vivir en asilos, fragilidad mental, costosos tratamientos médicos, etc. Por lo que es muy probable que me la concedan.
  7. Exijo a la sociedad, que elimine mis sufrimientos o que me aplique la eutanasia.
  8. Todos los días me están presionando en el hospital para que la solicite, insistiendo en las ventajas de la eutanasia para mí y para mí familia.
  9. Para mí es muy fácil argumentar, el concepto de “insoportable sufrimiento” y de que es imposible mejorarlo, aunque haya medicinas y tratamientos paliativos, que amortigüen casi totalmente el dolor.
  10. Tengo miedo a poder llegar a tener dolores físicos insoportables.
  11. Me creo que tengo el derecho a disponer de mi propia vida, como yo quiera.
  12. No quiero llevar unas condiciones de vida humillante e indigna, delante de mis familiares y amigos.
  13. No quiero aceptar que mis familiares y amigos sufran, participando o viendo mi mala calidad de vida.
  14. No quiero que me prolonguen la vida, para ser un caso clínicamente interesante, y los médicos me puedan ir estudiando, mientras me voy muriendo.
  15. No quiero que me asesinen mis familiares, para cobrar la posible herencia.
  16. No quiero suicidarme, pues es muy difícil tener “éxito” al suicidarse. En USA hay anualmente unos 30,000 casos de suicidio, que terminan con “éxito”. Pero hay más de 100,000 intentos de suicidio, que no terminan con “éxito”, dejando en los que lo intentan, unas gravísimas secuelas de incapacidades y enfermedades, la mayoría de las veces irreversibles.
  17. No tengo dinero para pagar los costos de seguir enfermo, y no quiero pedirlo ni a mi familia, ni a la sociedad.
  18. Si me curan y me pongo bien, no tengo fuerzas para empezar una nueva vida.
  19. He perdido mi independencia y dependo de otros para todas mis funciones, incluso las más elementales.
  20. Soy libre y soberano, para decidir sobre lo que quiera hacer con mi vida. El médico no me ha dicho que estoy en una situación de desequilibrio, incapacidad mental o depresión, como para que no pueda tomar la decisión, supuestamente bien informada, que yo crea que a mí más me conviene.

La cultura del descarte, no contempla resolver los problemas que lo originan, ni crear programas para devolver la alegría de vivir, ni eliminar el concepto de soledad, a los que solicitan la eutanasia, la cual no es una forma digna de morirse, sino una perversión.

  • ¿Serán las Iglesias, los gobiernos, los médicos, los hospitales, la familia o la sociedad civil, la responsable de solucionar este grave problema?
  • ¿Será la sociedad en general la que quiere que se practique la eutanasia, para liberarse de los costos que suponen los ancianos, los enfermos en situación difícil o terminal, los niños con síndrome de Down o similar, etc.?

16 Argumentos para rechazar la eutanasia:

  1. Cuando se está consciente, de que la eutanasia favorece una “pendiente peligrosa”, en contra del derecho a la vida.
  2. Cuando consta que la eutanasia, se aplica también a los niños nacidos o no nacidos, que presenten minusvalías importantes.
  3. Cuando se sabe que la eutanasia origina, que se niegue sistemáticamente tratamientos médicos costosos a determinados grupos sociales, practicando la eliminación de los “inútiles”.
  4. Cuando la eutanasia presiona a los médicos, a poner fin a la vida de los pacientes graves, para no incurrir en más gastos y a los familiares de los enfermos, para cobrar las herencias.
  5. Cuando todavía se tiene la confianza, en que la clase médica pueden y tienen la obligación de mejorar o aliviar la enfermedad.
  6. Cuando haya pruebas que la eutanasia pervierte la ética y desincentiva la inversión, en cuidados paliativos y tratamientos para el dolor, prefiriendo matar al enfermo, antes que invertir en cuidados paliativos.
  7. Cuando los medios de comunicación se han encargado de convencer a los enfermos, que los médicos están para curar o mitigar el dolor, y que cuando no lo pueden hacer o es muy caro hacerlo, la eutanasia es la única solución.
  8. Cuando se sienten que ya no son libres, al aparecer los primeros síntomas de ansiedad, depresión mental o trastornos emocionales.
  9. Cuando se es consciente de que la eutanasia, no es un derecho humano, ni está recogido en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.
  10. Cuando se dé cuenta que la eutanasia, puede ser una moda contagiosa, fomentada por los medios de comunicación, los familiares o las amistades, que la presentan con mucha insistencia, como una salida fácil para el enfermo.
  11. Cuando se dé cuenta que está en un estado de ansiedad, depresión y terror hacia la muerte y que nadie le da ánimos, para seguir viviendo.
  12. Cuando se da cuenta, de la fuerte dependencia e indefensión que tiene de sus médicos, cuidadores y medicinas.
  13. Cuando se da cuenta de la pérdida de su dignidad como persona, y de los desagradables efectos secundarios, de los tratamientos médicos o medicinas.
  14. Si empieza a pensar que los médicos y no la enfermedad, son los responsables de su muerte. Porque ellos deciden cuándo y cómo van a aplicarle la eutanasia.
  15. Cuando empiezan a comprobar que los médicos, nunca le hablan de la eutanasia, pero la aplican a otros enfermos, sin dar ninguna información, pública o privada.
  16. Cuando ya no es consciente de que no tiene la capacidad de decidir, si está consintiendo su propio asesinato.

Los que tanto aplaudieron, propagaron y presionaron, para que el crimen del aborto voluntario, fuera legal, ahora van a sufrir las consecuencias, en su propia vida, de la aplicación obligatoria de la eutanasia y el suicidio asistido legalizado. Aquellos polvos, trajeron estos lodos.

francisco@micumbre.com

Madres subrogadas para alquilar sus vientres.

ESCUELA PARA PADRES

Madres subrogadas para alquilar sus vientres.

1,5 21 Palabras. Tiempo de lectura 6:00 aproximadamente.

Algunos artículos relacionados:

Subrogar es reemplazar. Se llaman madres subrogadas o madres de alquiler de su vientre, a las que lo prestan, mediante contrato mercantil y precio, para que les implanten los embriones de otras personas, producidos in vitro y que una vez fecundados los gesten para otros, durante los nueve meses de embarazo. Cuando nazca el niño, lo tienen que entregar a los que pagaron el contrato.

Después de traer al mundo al o a los hijos, los entreguen al o a los padres, que indique en el contrato. Es una compra-venta de niños, con el agravante de que para hacerlo, exigen unos grandes estándares de calidad, sin importar los riesgos que le supongan a la madre y al futuro hijo. Incluso algunos esposos, demandan a sus mujeres que se vendan como subrogantes, para conseguir dinero. Esto es una añadida aberración y monstruosidad.

Los tres grandes flagelos de la explotación y violación de los derechos humanos, principalmente de las mujeres más pobres, más desprotegidas, más ignorantes y más marginadas. Es una injusticia social insostenible, pues sustituyen la verdadera función de la auténtica madre.

  • La subrogación para alquilar su vientre mediante precio, para gestar niños en beneficio de otras personas, que suelen pagar más de $100.000 por niño nacido, aunque en algunos países sea legal.
  • La prostitución obligada.
  • El ceder la leche de sus pechos mediante precio, para alimentar a niños ajenos, quitándosela a los suyos. Conocido como oficio de “aña de cría”.

Las madres subrogadas, rompen intencionalmente, el primordial vínculo biológico materno, íntimo, entre madre e hijo, que se produce en el embarazo natural, al tener que entregar el hijo cuando nace.

La práctica de las madres subrogadas, debería estar prohibida, por muy alto que sea el estímulo económico, o aunque sea de forma altruista, ya que somete a la madre y al hijo, a muchos y muy graves riesgos.

  1. Asumir el participar en un mercado ilegal, que trasforma a los niños en “commodities”, los cuales pueden ser gestados, para homosexuales o heterosexuales, que pagan con dinero o favores.
  2. Asumir el tener que ser parte de una injusticia social insostenible, de la explotación de la mujer subrogada, que traspasa la dignidad de las personas, todos los derechos humanos y la ley natural.
  3. Asumir la gran dificultad, para rastrear los orígenes de los progenitores de los embriones en gestación, produciendo hijos con falta de identidad. SAN (Síndrome de agujero negro).
  4. Asumir la gran posibilidad de embarazos múltiples, originando un alto número de abortos, voluntarios o involuntarios.
  5. Asumir la incompatibilidad de la dignidad humana, de la madre subrogada, con sus derechos como persona y madre.
  6. Asumir la función biológica normal, del cuerpo de la mujer, en la letra de un contrato comercial, para aceptar ser un escalón más, en el crecimiento de la cadena del tráfico reproductivo humano, especializado en mujeres y niños no nacidos.
  7. Asumir las enfermedades que lleven los embriones, y que pudieran ser trasmitidas a la madre subrogada.
  8. Asumir que las madres subrogadas, son convertidas en cosas por el mercado, clasificadas para comprar, vender o alquilar, según las condiciones y características determinadas en los contratos propuestos, para los que tienen el dinero y el capricho de comprar ese servicio, normalmente, a mujeres necesitadas.
  9. Asumir que se alquila el útero, para implantar por inseminación artificial o fecundación en vitro, embriones obtenidos de otras personas.
  10. Asumir que se rompe la sagrada relación de madre con hijo, aunque este sea ajeno, pero ha estado nueve meses en el interior de ella.

La verdadera maternidad bien entendida, empieza por el amor al cónyuge y al hijo que va a nacer, por lo que no puede ni debe haber una maternidad, sin ese amor dedicado al cónyuge y padre biológico del futuro niño.

Un niño cuando nace tiene que tener un padre y una madre biológicos, para no ser uno de esos llamados “niños probeta”, hijos de la ciencia, hijos de catálogo comercial, hijos de alquiler de vientre, etc. Después va a ser muy difícil, explicar a esos niños los motivos de su procedencia y quien son sus verdaderos padres, si es que llegan a conocerse.

Las madres subrogadas suelen argumentar “mi cuerpo es únicamente mío y en él mando yo, por lo que puedo hacer con él, lo que me dé la gana”, como al alquilarlo para tener hijos de otros y obtener el dinero que pueda. Es el peligro de ver ellas como normal, lo que no deja de ser más que una grave inmoralidad y un abuso de la técnica sin ética.

Desde que en algunos países, se han legalizado los matrimonios entre homosexuales, que lógicamente no pueden tener hijos por los medios naturales, se han disparado los negocios con las madres subrogadas, localizadas principalmente, en países de bajos recursos.

“Con mi dinero, puedo hacer lo que quiera” dicen algunos, incluso para alquilar el vientre de otra persona, que me produzca mis propios hijos. Estas expresiones y hechos, no les importa que vayan en contra de su salud, contra la ley natural, con la ética más elemental y contra todo principio religioso, sean de la religión que sean.

Las madres subrogadas se enfrentan frecuentemente, a situaciones muy graves y muy difíciles de solucionar, como por ejemplo: Cuando él o los contratantes, no quieren recoger al niño, debido a que han cambiado de parecer, a que viene el niño con problemas físicos, a que se han enfadado y roto sus relaciones como pareja, a que no cumplen los pagos parciales, etc.

Incluso si se produce un múltiple embarazo, el contratador, puede exigir el aborto de uno de los embriones o quedarse solamente con uno de los gemelos que nazcan. Entonces dejan a las madres subrogadas, ante el grave problema de un aborto, o con un hijo en el vientre o recién nacido, que ellas no quieren y deben llevarlo a un orfanato.

Existe el grave trauma psíquico, que se ocasiona a la madre subrogada. Pues aunque en un principio, la mujer que alquila su vientre, está dispuesta a donar el niño tras el parto, durante el trascurso del embarazo, se establece una estrecha relación entre ella y el niño gestado, por lo que es frecuente que la madre subrogada, se arrepienta de haber firmado el contrato y desista de su primera intención, de entregar el recién nacido a los que firmaron el contrato de compra.

Algunos viven el drama de las madres subrogadas, con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta, del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo. Uno de los graves problemas actuales, es la falta de sensibilidad y modificación de la relación de los padres, con la acogida de una nueva vida. La transmisión de la vida es un don gratuito de Dios, violentar su concepción natural, es ir gravemente en contra del fundamental principio de respeto a la dignidad humana, tanto de la madre, como del hijo.

El deseo de paternidad, aun cuando susciten comprensión desde un punto de vista humano, tiene como límite infranqueable, la dignidad de las personas y la protección de sus derechos fundamentales. Ni la verdadera comprensión, puede dar la espalda a la verdad.

Hay muchos intermediarios en el gran negocio de la reproducción asistida, los cuales también son responsables, directa o indirectamente, de esta reprobable forma de explotación. El derecho a la integridad del cuerpo, no puede quedar sujeto a ningún tipo de contrato de alquiler.

La industria biotecnológica, aplicable a las madres subrogadas, quiere convertir al ser humano, en un simple recurso disponible y ha descuidado el hecho de que determinas técnicas, por muy legales que sean, influyen directamente al ser humano, en su vida y salud.

Esta industria oferta hijos, dependiendo el precio de sus características y condiciones físicas e intelectuales. Se diseñan a la medida de los precios, del que puede y quiere obtenerlos. Es como ir a un supermercado de hijos, comprar el que se quiere y después quitarle la etiqueta de origen.

No existe el derecho a tener un hijo, lo que existe desde siempre, es el derecho de los niños a tener padres y madres y a conocer sus orígenes. Pero hay leyes injustas, que no consideran los derechos de los hijos. Algunos padres no dicen nada a sus hijos gestados en madres subrogadas, por la vergüenza que les supone a ellos y a los hijos, sin tener en cuenta, las repercusiones que podrían tener, en temas relacionados con las enfermedades de sus desconocidos ancestros.

Detrás de estas prácticas, no sólo está el egoísmo disimulado de algunas personas, que conciben a un hijo, como un objeto de consumo, más que un sujeto de amor; como un capricho y no como un don. Pero no es eso lo único que se debe considerar, al momento de referirnos a este tema.

francisco@micumbre.com

Hijos o padres engreídos, soberbios y suficientes.

ESCUELA PARA PADRES

Hijos o padres engreídos, soberbios y suficientes.

1,231 palabras. Tiempo de lectura 5:00 aproximadamente.

 

Algunos artículos relacionados:

Los engreídos, jóvenes o adultos, siempre pretenden enaltecerse a toda costa, sin reconocer ni valorar los defectos que tienen. Suelen creer que se lo merecen todo y cuando no lo consiguen, hacen todo lo posible para conseguirlo, incluso intentando que otros hagan lo que ellos quieren.

Los engreídos además de ser soberbios y suficientes, suelen ser: Presumidos, jactanciosos, vanidosos, petulantes, fatuos, presuntuosos, fanfarrones, ególatras, insolentes, arrogantes, altivos, etc. Es un vicio o actitud que solamente se cura con mucho conocimiento y practica de las virtudes y valores humanos como la humildad, la sencillez, la moderación, la franqueza, etc.

Se puede llegar al extremo de ser un engreído, egoísta, soberbio o suficiente, por un exceso de autoestima o por inseguridad, que incluso arrastra hasta el extremo de destruir la propia personalidad.

Los engreídos están envanecidos de sí mismos o demasiado convencidos de su valer. Esta condición, se suele transmitir a grupos sociales completos, regiones y naciones. Desgraciadamente, también los padres pueden engreír a sus hijos, educándole de mala forma, en la soberbia, arrogancia y vanidad.

Los engreídos no se hacen de la noche a la mañana. Normalmente es que fueron criados por unos padres equivocados, irresponsables y sobreprotectores, que no sabían, no querían o no podían educarles bien y les consentían todo lo que pedían, sin enseñarles a esforzarse para tener las cosas. Crecieron pensando que tenían derecho a todo.

Incluso hay padres que evitan decir “no” a los hijos, desde que son pequeños, alegando que eso “es muy negativo”. En ese caso, los hijos se acostumbran a no recibir ninguna objeción que sea negativa para ellos, y terminan haciendo lo que les da la gana. Se desarrollan muy engreídos, al saber que nadie les va a llevar la contraria, llevando ese engreimiento como un deporte familiar.

Las 12 conductas más frecuentes de los engreídos:

  1. Creen que todos tienen que admirar su talento e inteligencia.
  2. Dado su egocentrismo y falta de culpabilidad, causan un gran trauma a los demás,.
  3. Distorsionan la realidad y miente para mejorar su imagen.
  4. Están obsesionados con su belleza e inteligencia.
  5. Exageran sus logros y talentos.
  6. No se siente culpable nunca por el dolor que causan a los demás.
  7. Reaccionan con ira exagerada a la crítica.
  8. Se aprovechan de los demás en el trabajo, en la familia y en la vida social.
  9. Se aprovechan de los demás y los explotan.
  10. Se muestra siempre como superiores.
  11. Siempre creen que llegarán a ser alguien muy importante, aunque ya hayan fracasado en sus estudios, trabajos o negocios.
  12. Tienen que ser el centro de atención en cualquier reunión.

A los engreídos hay que demostrarles caridad, respetándoles y aceptándoles como prójimos, aunque sean humildes, pobres o ignorantes. Nadie es más que otro, por muchos defectos o situaciones negativas que nos parezca que tiene.

Las 25 principales características de los engreídos:

  1. Creen que todos son injustos con ellos, y se frustran, aunque ellos hayan tratado de manipular y explotar a otros.
  2. Están vacíos internamente e intentan llenarse mediante una ilusión ficticia de superioridad, construyéndose su propia imagen, hueca de toda valía.
  3. Exageran su propia valía, desprecian el bienestar ajeno y tienen conductas fraudulentas e intimidatorias.
  4. Explotan a los demás en su propio beneficio. No tiene conciencia social, ni sentimientos de culpa.
  5. Gastan toda su energía en hacerse propaganda de sí mismo, auto alabándose y criticando a los que no les reconocen sus supuestos méritos.
  6. Hacen pasar vergüenza a los familiares o amigos que están a su alrededor, en la casa o en sitios públicos, cuando arman escándalos, berrinches o situaciones grotescas.
  7. Ignoran las reglas de comportamiento, máxime cuando reciben una negativa a lo que quieren y están acostumbrados a hacer sus antojos.
  8. Intentan arrimarse a los verdaderos triunfadores, ricos, poderosos o famosos, para que les admitan en ese grupo.
  9. No aceptan ninguna autoridad, ni quieren colaborar. Sólo hacen lo que les conviene, siempre utilizando el chantaje.
  10. No comparten nada, debido a su egoísmo, egocentrismo y autosuficiencia personal.
  11. No conocen ni practican las virtudes y valores humanos más elementales.
  12. No están satisfechos con nada. Siempre quieren algo más, incluso creen que se lo merecen.
  13. No les importa hacer daño a otros, si con ello sobresalen de los demás.
  14. No quieren ayudar en nada, pues se creen superiores a los demás, que son los que según ellos, tienen que hacerlas.
  15. Pretenden manipular y explotar a los familiares y amigos, pretendiendo ser el centro de todas las conversaciones y situaciones, para obtener los máximos beneficios posibles sobre su persona.
  16. Pretenden poner a todos a su servicio, para que les adulen, aunque ellos no tengan empatía con nadie.
  17. Siempre están a la defensiva, pensando que les van a atacar.
  18. Sienten que nadie les hace suficiente caso, para lo importantes que son y que no les tratan de forma especial.
  19. Son inseguros, superficiales y desconfiados, por lo que evitan todas las confrontaciones, donde exista la posibilidad de que le cuestionen su engreimiento, le puedan criticar o desaprobar su conducta.
  20. Son prepotentes ante los demás, por lo que resultan antisociales e intolerantes, aunque muy vulnerables.
  21. Tienen en muchas ocasiones, conductas sumamente agresivas y llenas de ira incontrolada, sobre todo cuando se creen criticados o atacados, por una persona o por un grupo.
  22. Desde niño tienen complejo de superioridad y continuamente se supervaloran. Suele ser que sus padres nunca les llamaron la atención.
  23. Son muy destructivos en sus relaciones con la familia y amigos. Su relación suele ser muy dañina psicológicamente, agotadora y frustrante.
  24. Son excesivamente fríos, calculadores y muy críticos. Siempre están centrados en sí mismos.
  25. Son adictos a recibir elogios y alabanzas de los demás, aunque sean huecas de contenido y forma.

Los 10 pensamientos más frecuentes de un engreído:

  1. “Yo más yo, mayoría absoluta”. No les importa nada de lo que sucede en su entorno familiar y social.
  2. Busco ser reconocido y recompensado familiar o socialmente, en todo lo que sea importante para mí, aunque sea cumplir con mis obligaciones.
  3. Mis ideas son demasiado geniales, por eso no me entienden, pero no me importa lo que  crean sobre mí, soy el mejor.
  4. Nadie puede creer que lo hago por aumentar mi ego, lo hago así porque sé hacerlo mejor que nadie.
  5. Piensan que miento, pero es verdad todo lo que digo sobre mí mismo.
  6. Qué poco valen los demás, jamás conseguirán éxito y poder como yo.
  7. Sé defenderme tan bien de los ataques hacia mi actitud de engreído, que no me importa lo que me digan, siempre hago lo que quiero. Primero soy yo, después los demás.
  8. Tengo muy claro cuáles son mis intereses y prioridades. Si necesito aparentar que ayudo a alguien para conseguirlas, sólo lo suficiente, como para que yo lo pueda pregonar o para que me vean.
  9. Tengo una mente superior a los demás y terminarán admitiéndolo.
  10. Todos me envidian y admiran lo que hago y lo que digo.

francisco@micumbre.com

 

 

10 Banderas rojas sobre el Bullying. 15 preguntas y respuestas.

ESCUELA PARA PADRES

10 Banderas rojas sobre el Bullying. 15 preguntas y respuestas.

1,696 Palabras 6:00 minutos aproximadamente.

Algunos artículos relacionados:

¿Cuáles son las soluciones que más éxito están teniendo para eliminar el Bullying?

Se está escribiendo mucho sobre las exitosas experiencias, obtenidas al tratar de disminuir los casos de Bullying, sus consecuencias y repeticiones, estas son las principales:

  1. Establecer cursos de Defensa Personal. Los agresores se lo piensan dos veces, si conocen que el posible agredido se sabe defender de los ataques físicos o verbales.
  2. Abrir más espacios de comunicación responsable entre los padres y los hijos, para que estos puedan decir a sus padres, lo que les está pasando y no tener que sufrir en silencio.
  3. Aumentar la autoestima de los agredidos o posible futuros agredidos.
  4. Crear leyes justas, para que ningún acto de Bullying quede inmune, ni impune.
  5. Educar bien a la sociedad, empezando desde la familia. Practicando y enseñando a practicar a los hijos, las virtudes y valores humanos.
  6. Enfocarse en modificar las conductas, de los testigos presenciales o receptores posteriores, de los hechos violentos y de los efectos producidas por el Bullying.
  7. Formar un equipo de profesores, que se pongan a trabajar en cuanto tienen conocimiento de un caso de Bullying. Primero actúan como filtro, para reconocer si es un acoso sistemático o algo puntual. Después se reúnen con la víctima para dale apoyo, ayudarla y tranquilizarla. Después hablan con él/élla o los acosadores y testigos, para que sean conscientes de sus acciones y las cambien.
  8. Implantar programas de prevención, que ya hayan demostrado los buenos resultados, entre los alumnos, padres y profesores, antes de que sea demasiado tarde y haya víctimas.
  9. Que ante la presencia de los profesores, haya un diálogo abierto, entre los padres de los agresores, los agredidos y los testigos.
  10. Tener más y mejor comunicación entre hijos, padres, familia, profesores y amigos.

¿Qué es lo que motiva y arrastra a los que practican el Bullying?

Para los agresores físicos o intelectuales del Bullying, es indispensable tener testigos o espectadores, voluntarios o involuntarios, de las maldades que hacen. Esos testigos les envalentonan, les complacen, les hacen sentirse importantes, fuertes y prepotentes, lo que multiplica una mayor humillación del agredido.

¿Qué ocurre cuando se callan los testigos?

Cuanto más se callen los testigos por miedo o admiración al agresor, indiferencia ante los hechos o para no ser la nueva víctima, más probabilidades habrá de que se repita la agresión. Hoy han venido a por él, si no los páramos, mañana vendrán a por mí.

¿Si no hay muchos testigos, que hace el agresor?

Hacer o mandar hacer a sus compinches que siempre le rodean, fotografías o videos, para ponerlos en las redes sociales y divulgarlos lo más posible. Es la forma de reforzar la humillación y dejar sentir su violencia y jefatura a su grupo.

¿Qué acciones se han tomado con éxito en algunos países?

Educar a los testigos para:

  1. Que sepan que si no actúan bajo las directrices de la ley o del centro educativo, pudieran ser declarados culpables de colaboración con el agresor.
  2. Que interrumpan el Bullying, por la razón o por la fuerza.
  3. Que lo denuncien, según sea el caso, a los maestros, a la policía, a los padres del agresor y a los de la víctima.
  4. Que formen un frente común para: Afearle la conducta al agresor, aislarle del grupo, impedir que circule la noticia a través del boca a boca o en las redes sociales, etc.
  5. Proteger y animar al agredido, para que se sienta a gusto con sus compañeros.
  6. Que insistan ante los maestros o responsables, para que el agresor reciba una educación especial, donde se analicen los motivos por los que ejerció el Bullying, que pudieran ser: Xenofobia, racismo, abuso de fuerza, discriminación, aporofobia (miedo a la pobreza), burla por su físico o imagen, etc.
  7. Añadir un buzón virtual o físico, donde las víctimas y los testigos, puedan hacer las denuncias anónimas, para que todos puedan exponer sus casos y que posteriormente sean investigados.
  8. Entre los mejores alumnos, formar a unos líderes para que a la entrada, salida y en el recreo, actúen como vigilantes, llevando unos distintivos que aumenten su visibilidad. De esta forma, se recuerda a los alumnos que su tarea es, ser responsables de la seguridad de todos.

¿La eliminación del Bullying mejora la motivación para estudiar, los rendimientos escolares y las relaciones sociales y familiars?

Al eliminar el Bullying, disminuye la angustia y la depresión, aumenta el respeto a los demás, el bienestar y la motivación escolar, la mejora de la convivencia, de la armonía familiar, de la salud física y mental de los alumnos, desarrolla y crea una buena empatía entre todos los alumnos y profesores, etc.

 

¿Se valoran más los centros educativos que combaten el Bullying?

 

Cada vez los padres y los alumnos, valoran más los centros educativos donde el Bullying ha desaparecido. Es un éxito que imparablemente, va arrollando centro por centro.

A los centros educativos, donde no se frena el Bullying, solamente asisten los alumnos por obligación, bien sea de las autoridades locales o escolares, o por despreocupación de los padres, sobre el futuro de los hijos.

 

¿Se puede atajar el problema del Bullying?

Si los padres quisieran, se podrían de acuerdo en sus asociaciones, para exigir a las autoridades educativas, que pusieran en marcha planes para atajarlo y erradicarlo, o de lo contrario sacarían a sus hijos del centro educativo. Para ello, los padres tienen que querer y saber hacerlo. En estos casos funcionaria muy bien el Cheque Escolar o Voucher.

¿Cuáles son los principales casos de Bullying?

Hay muchas formas de acoso: El Bullying propiamente dicho, el Ciber Bullying telefónico o de Internet con el Texting, el Sexting, el Bullying laboral, el acoso escolar, el acoso social o físico, etc.

¿Se deben centrar las soluciones solamente en los agresores y victimas del Bullying?

Hay que complementar los modelos actuales con acciones centradas principalmente, en el concepto de prevención y en influir positivamente en los testigos. Ya que existen una normas no escritas, que rigen en los grupos de estudiantes, donde hay testigos que no acosan, pero que observan, ríen, jalean, aplauden, se divierten y sacan fotografías que posteriormente cuelgan en las redes sociales. Se trata de cambiar.

¿Hay que cambiar la actitud de las víctimas?

No hay que enfocarse solamente en cambiar la actitud de la víctima, para que sea más extrovertida o menos tímida. Hay que influir en los testigos. Si se consigue que no participen en el acoso, eso hace cambiar la actitud del acosador. El objetivo es concienciar sobre la importancia positiva o negativa, de las acciones del grupo y enfatizar, defender y apoyar a la víctima. Hacer ver al grupo de testigos, que ellos son tan o más responsables del Bullying que el agresor, ya que con su sola presencia, ya le están animando a hacerlo.

¿Se heredan los conceptos de violencia e indefensión?

Depende de la educación que reciban los hijos. Si los padres corrigen a tiempo los brotes de violencia, que pudieran mostrar desde muy pequeños los hijos, se disminuiría la violencia. Pero algunas veces, los mismos padres con sus malos comportamientos, están inculcando la violencia en los hijos, máxime si posteriormente se dedican a practicar deportes violentos o viven en comunidades violentas. La indefensión, también es una actitud que se fomenta por algunos padres, sobre todo en las hijas, si ven la indefensión de las madres, ante la violencia física o mental de los padres.

¿Deben los padres y los centros escolares enseñar a defenderse de los violentos?

Los padres y los centros escolares, tienen muchas formas de enseñar nociones básicas, para saber defenderse en sus diferentes edades. Desde la enseñanza de las virtudes y valores humanos, hasta la práctica de las artes marciales, la defensa personal, el sentido común para tomar elementales precauciones, como evitar o rehuir las peleas y determinadas compañías y situaciones, etc. Todas estas actividades, aportan una gran confianza y un valor añadido a la hora de ofrecer nociones básicas, para zafarse de una agresión.

¿Es conveniente estar vigilantes del entorno de los hijos?

Es muy importante fijarse con detalle, en la forma de actuar de los agresores o posibles agresores, y trasladarlo a los profesores, de forma que esas propias experiencias, puedan ser compartidas de forma muy útil, para cuando los otros alumnos se enfrenten a situaciones similares.

¿Cuáles son los 11 principales síntomas o indicios para detectar los casos de Bullying?

  1. Cuando están poco o nada concentrados en lo que hacen y se nota que tienen algo fuerte, que les ocupa la mente y no lo quieren decir.
  2. El aislamiento de su grupo normal de amigos, y el comienzo de una vida solitaria.
  3. El cambio constante de carácter, de humor, de sensibilidad, originando aumentos de situaciones de sobresalto, de agresividad, de utilización de malas formas, etc.
  • El súbito abandono de sus costumbres, hábitos religiosos o normas sociales.

 

  1. El silencio excesivo, si de repente se vuelve introvertido o miedoso.
  2. La disminución del rendimiento escolar, reflejado en las malas calificaciones, en el olvido de las tareas, etc.
  3. La falta de descanso nocturno, las pesadillas y la negativa a levantarse por las mañanas.
  4. La negación a dar explicaciones convincentes de dónde ha estado, durante las horas de clase o fuera de ellas.
  5. La pérdida temporal del apetito, incluyendo las cosas que siempre le han gustado.
  6. La ropa rota, manchada o extraviada y el material escolar estropeado.
  7. Los síntomas falsos de salud, de fiebre, de dolor de cabeza, de estómago, malestar general, ansiedad, etc.

francisco@micumbre.com

 

 

Los hijos de diseño a través de la fecundación in vitro y los vientres de alquiler

ESCUELA PARA PADRES

Los hijos de diseño a través de la fecundación in vitro y los vientres de alquiler.

1,768 Palabras. Tiempo de lectura 7:00 Aproximadamente.

Este artículo es para que los padres junto a los hijos, inicien una profunda reflexión sobre la situación presente y futura, del método abortivo de la fecundación in vitro y el diseño y fabricación por computadora de niños perfectos, según los criterios de los padres, no los de la naturaleza.

Algunos artículos relacionados:

Hay naciones que han autorizado a inscribir en el Registro Civil, a los niños fecundados in vitro y gestados en vientres de alquiler, incluso asignándoles tres progenitores.

Una pareja de homosexuales encargó a una empresa, especializada en la obtención de hijos de diseño, para que les contratara espermas, óvulos y vientres de alquiler y así conseguirles una hija delineada por ellos mismos, según unas especificaciones muy exigentes de origen, reproducción y gestación.

Para ello tenía que comprar el esperma de un hombre, que tuviera determinadas características físicas, rasgos externos, color de piel, ojos y pelo, raza, altura, coeficiente intelectual, salud física y mental intachables, títulos académicos, satisfacción en los hijos obtenidos con su esperma, y así hasta 500 características.

También encargó que le compraran óvulos de una mujer, con características similares, muy bien definidas y que igualmente pudiera demostrar éxito, en sus anteriores donaciones de óvulos.

Con los espermatozoides del hombre y los óvulos de la mujer contratados, tenían que proceder a través de la fecundación in vitro, a producir varios embriones, para elegir los mejor fecundados. Posteriormente seleccionar varios embriones femeninos y el resto eliminarlos o criogenarlos, para usarlos ellos mismos en otro momento o venderlos en el mercado actual.

El paso siguiente era contratar los servicios de una mujer, de determinadas características y también mediante precio, estuviera dispuesta a que le implantaran los embriones que se obtuvieran. Una vez fecundada, esperar los nueve meses de embarazo hasta la gestación total y parto. Después del parto, tenía que entregar la hija a la pareja de homosexuales.

Siguieron todo el proceso, como si fuera en una ganadería y cuando nació la hija, la registraron con el insólito caso, de cuatro progenitores legales. En el intermedio hubo situaciones de arrepentimiento de algunas de las partes, llegan incluso a pedir que se abortara a la niña, porque habían cambiado de opinión y ya no la querían.

Entre las técnicas empleadas, para satisfacer los antojos de los clientes o mejorar la especie humana, a través de modificaciones genéticas, está el “cribado genético” que emplea algoritmos que combinan informáticamente, el ADN de la madre y del donante del esperma. Seleccionando de entre varios miles de embriones, el perfil genético más sano y más a gusto de los clientes.

La realidad de la programación del hijo de diseño, utilizando la reproducción asistida y los vientres de alquiler, vuelve a aparecer con más sofisticación, con la paulatina transformación de la paternidad y en poder simular, modelar y seleccionar al niño en el ordenador, por medio de algoritmos, antes de que nazca. Esta procreación por medios técnicos, ocurre sin ningún control moral, ético, legal, familiar, médico, económico, social, político, etc. Con este tipo de técnicas, la dignidad de los hijos, nacido o por nacer y de la propietaria del vientre de alquiler, queda supeditada al capricho de los padres.

Ni los padres, ni la ciencia, pueden tener la información suficiente, para poder elegir los embriones sin riesgos genéticos y mucho menos, predecir totalmente los riesgos genéticos futuros, enfermedades, carácter, inteligencia, etc. Por lo que tienen que asumir una responsabilidad sobre un humano, en base a un capricho, soportado en lo que le dice la ciencia actual.

Tenemos que aceptar el profundo anhelo que muchos tienen, para a toda costa ser padres, pero sin embargo, no se deben de sobrepasar límites, con tal de conseguir lo que se quiere, utilizando para tal fin, medios moralmente inaceptables, por lo que hay que frenar los intentos de legalizar y normalizar el tráfico de niños. Los deseos de tener un hijo, no pueden ser interpretados como el derecho a tener el hijo, los hijos son un don, no un derecho,  pues eso significaría tratarlo de la misma manera que a una cosa.

Hay parejas, pero principalmente las mujeres, que por motivos profesionales o de imagen física, no quieren pasar por el proceso del embarazo propio y los cambios físicos a los que queda sometido su cuerpo, por eso recurren al método abortivo de la fecundación in vitro y a los vientres de alquiler. Además del egoísmo de elegir un hijo, como ellos quieren y cuando lo quieren.

Los 16 riesgos más comunes de la obtención de hijos de diseño, a través de la fecundación in vitro y los vientres de alquiler.

  1. La fertilización in vitro, conlleva muchas consecuencias negativas para los embriones, para los hijos producidos y para los padres.
  2. Existe una gran dificultad para rastrear los orígenes de sus progenitores y de la madre de alquiler, lo que produce hijos con falta de identidad. SAN (Síndrome de agujero negro).
  3. Poder encontrase con muchísimos hermanos y hermanastros.
  4. Desconocimiento de las posibles enfermedades genéticas, que les han dejado en herencia.
  5. El crimen de la eliminación de los embriones, que no han sido utilizados, a pesar de ser vidas humanas.
  6. La gran posibilidad de embarazos múltiples, lo que origina un alto número de abortos voluntarios.
  7. En comunidades pequeñas, los posibles matrimonios entre hermanos, hermanastros y primos, lo que se llama incesto accidental.
  8. La “comodificación” de las mujeres y sus cuerpos.
  9. La transformación de los niños en “commodities” que pueden ser fabricados y comprados por homosexuales o heterosexuales, con dinero o favores.
  10. Las violaciones de los derechos humanos, de las mujeres y los niños.
  11. La transformación de una función biológica normal del cuerpo de la mujer, en un contrato comercial.
  12. Los serios, o incluso mortales, riesgos de salud, que enfrentan las madres subrogantes y las dadoras de óvulos.
  13. La ruptura del primordial vínculo, entre la madre y su hijo.
  14. Las implicaciones eugenésicas de crear bebés de diseño.
  15. El cada vez mayor crecimiento del tráfico reproductivo, a nivel mundial.
  16. La explotación que encierra la subrogación.

Las parejas que encargan hijos de diseño, utilizando la fecundación in vitro y los vientres de alquiler, deben tener en cuenta los riesgos de problemas médicos, sociales, morales y éticos.

Hay otros peligros muy graves, si este concepto de producción de niños, cae en manos de organizaciones malvadas, o naciones deshumanizadas. Eliminar a los embriones, que no fueran perfectos o que no cumplieran con las características exigidas. Esos embriones son vidas humanas y no pueden ser sacrificados, en aras a ningún objetivo, ni alegando que se hace para reducir o eliminar los riesgos físicos o genéticos, de la reproducción natural.

Hay un mercado de personas, que quiere tener hijos de unas determinadas características y están dispuestos a pagar el precio económico, de salud y moralidad que sea, con tal de conseguir lo que quiere. ¡Aquí, ahora y como yo quiero! Este mercado es satisfecho a través de los intermediarios, en la reproducción colaborativa, como son los agentes de subrogación, abogados y hospitales (que se beneficia económicamente de la “comodificación” de la reproducción, explotando las capacidades reproductivas de mujeres de bajos ingresos, pobres y marginadas. La subrogación y el tráfico de óvulos, se han convertido en un penetrante fenómeno internacional, en el cual la pobreza y subordinación de las mujeres, incrementa su exposición a esta explotación.

En el tema de la infertilidad y de los diferentes métodos de fertilización, distingo dos grandes grupos de conceptos a analizar: La médica y la religiosa. Las avenidas sicológica y económica, son otros temas a desarrollar en otra ocasión.

Del concepto médico no sé absolutamente nada y sería un osado si me pusiera a opinar. De la cuestión religiosa voy a tomar la premisa de mi punto de vista católico, de mi experiencia y de lo que he leído, oído y visto.

De la misma forma que hay profesionales de medicina general, de especialidades y subespecialidades, les sugiero que pidan opinión a un sacerdote, que esté versado en esta especialidad. Seguro que se puede encontrar fácilmente.

No se trata de elegir entre la ciencia y la religión, al reducir la procreación a un proceso técnico de fabricación, lo que es moralmente inaceptable. Se están desarrollando a un fuerte ritmo, tecnologías de procreación humana, como la fecundación artificial y la gestación en vientres de alquiler, que plantean muchos y muy serios problemas de orden ético. La explotación y el abuso que supone la subrogación, principalmente en las personas que lo hacen por necesidades económicas.

La fertilización en cualquiera de sus modalidades, se trata de que el ser humano es privado del derecho a nacer, de un acto de amor verdadero y de acuerdo con los normales procesos biológicos, quedando de esta forma, marcado desde el principio, por problemas de orden psicológico, jurídico y social, que le acompañarán durante toda la vida.

Las distintas técnicas de reproducción artificial, que parecen puestas al servicio de la vida, dan pie a nuevos atentados contra la vida, por lo que son moralmente inaceptables, desde el momento en que separan la procreación, del contexto integralmente humano del acto conyugal. Este acto afecta, tanto a la fecundación, como al desarrollo posterior del embrión, expuesto a riesgo de muerte, por lo general, en brevísimo tiempo, por lo que estas técnicas registran, altos porcentajes de fracaso.

Además se producen con frecuencia, embriones en número superior al necesario, para la implantación en el seno de la mujer. Estos así llamado “embriones excedentes” son posteriormente suprimidos o utilizados para investigaciones, que bajo el pretexto del progreso científico o médico, reducen en realidad la vida humana a simple “material biológico”, por lo que son utilizados como ratones de laboratorio o eliminados.

En lo que respecta a la ciencia, esta tiene el derecho de mantener los procesos creadores, pero no tiene la misión de sustituirlos artificialmente. Tanto más, cuando el deseo de tener hijos, puede ser satisfecho también, a través de la adopción legal, como expresión de acogida hacia tantos niños privados del calor de la familia.

Las familias católicas deben abrirse con mayor disponibilidad, a la adopción de aquellos hijos que están privados de sus padres, o abandonados por estos. Esos niños pueden encontrar el calor afectivo de una familia y pueden experimentar la cariñosa y solícita paternidad de Dios. Así crecerán con serenidad y confianza en la vida, ellos y la familia entera, enriqueciéndose mutuamente, con los valores espirituales, de una fraternidad más amplia.

El verdadero amor de los padres entre sí, y como formadores de familia, va más allá de los vínculos de carne y sangre, al acoger a niños abandonados en los terribles orfelinatos, hospicios y similares, para ofrecerles todo lo necesario para su vida y pleno desarrollo espiritual y humano.

francisco@micumbre.com

Mi cónyuge tiene Alzheimer ¿Cómo cuido nuestras prácticas religiosas?

ESCUELA PARA PADRES

Mi cónyuge tiene Alzheimer ¿Cómo cuido nuestras prácticas religiosas?

2,329 Palabras. Tiempo de lectura 9:00 Aproximadamente.

  • 10 Preguntas sobre las prácticas religiosas y el cuidado del familiar enfermo con Alzheimer.
  • 94 Caracteres, Actitudes o Flaquezas personales, que el cuidador del enfermo se debe auto evaluar.
  • 30 Preguntas que deben hacerse los cuidadores del enfermo familiar con Alzheimer
  • 165 Virtudes y valores humanos que hay que aprender, practicar y fomentar para poder cuidar al familiar enfermo de Alzheimer.

Algunos artículos relacionados:

Este artículo, ni los anteriormente citados, están dirigidos a médicos, ni a los profesionales de la salud, son exclusivamente para los cuidadores familiares, cónyuges, padres, hijos, etc.

Nadie está exento de contraer la enfermedad de Alzheimer u otra similar, ni de tener que cuidar de ellas al cónyuge, a los padres, a los hijos o a los amigos. Las prácticas religiosas del cuidador familiar y del enfermo, en estas situaciones, tienen mucha influencia para ambos.

Los cuidadores familiares tienen que concentrarse en la educación del enfermo de Alzheimer, en los buenos y en los malos momentos, hasta que se eduquen o se pongan bien. Su mal comportamiento, tiene muchas cosas en común con su enfermedad, con su carácter, con sus costumbres y con sus anteriores y actuales prácticas religiosas.

10 Preguntas sobre las prácticas religiosas y el cuidado del familiar enfermo con Alzheimer.

Si ha habido frialdad o insuficiencia de prácticas religiosas, que potencien el perdón, es muy posible que se hayan ido fomentando, reforzando y acumulando los continuos malos recuerdos y resquemores, en muchos casos produciendo una escuela del rencor y el enojo añejo. Después, cuando llega la época de la debilidad mental, estos salen al exterior, saltando como el champan.

  1. ¿Hay que olvidarse del aspecto religioso, en la cura de las enfermedades mentales y dejarlo solamente, a los conocimientos médicos?
  2. ¿La actividad de sanar el cuerpo y la mente, es únicamente la misión del profesional médico, psicólogo, siquiatra, etc.?
  3. ¿Podrá el enfermo, él solo, sanar su mente y por lo tanto su cuerpo, sin la ayuda religiosa?
  4. ¿Puede un experto sacerdote, pastor, rabino o imán, según la religión que practiquen, ayudar a sanar la conciencia y la mente?
  5. ¿Se debe intentar introducir las prácticas religiosas, para sanar la conciencia y que de esa forma, se sane la mente y el cuerpo?
  6. ¿Son los cuidadores familiares más cercanos, los que tienen que dar ejemplo al enfermo de sus prácticas religiosas, o creer que con dichos y no con hechos, es como pueden convencerle?
  7. ¿Cómo resolver con amor, caridad y energía, cuando el enfermo no admite el “no”, o no quiere colaborar, incluso en su propio beneficio?
  8. ¿Cómo resolver con amor, caridad y energía las situaciones violentas, provenientes del enfermo, como los berrinches, los insultos, las agresiones, las difamaciones, las negaciones, etc.?
  9. ¿Cómo resolver con amor, caridad y conocimiento, cuándo y de qué forma se le debe decir al enfermo, el diagnóstico médico, su situación real y los previsibles plazos futuros?
  • ¿Cuándo se debe prepara al enfermo, con las prácticas religiosas, antes de que sea tarde y no pueda entender la situación de su enfermedad, las consecuencias y los plazos de sus deficiencias físicas y mentales?

94 Caracteres, Actitudes o Flaquezas personales, que el cuidador del enfermo se debe auto evaluar, del 1 al 10, (1, poco, 10, mucho) para conocer y en su caso, controlar y mejorar.

Se trata de examinar el grado de carácter moral, que tiene cada cuidador del enfermo y la parte que lleve escondida en sus cualidades, conductas y actuaciones personales. Hay que saber con certeza si es:

Acomplejado. Agresivo. Aislacionista. Alocado. Amargado. Arrogante. Autoritario. Avaro. Caprichoso. Cerrado. Cerrado de ideas. Colérico. Compulsivo. Criticón. Chapucero. Chismoso. Débil. Desagradecido. Desobediente. Desordenado. Despegado de la intimidad. Despreciativo. Despreocupado. Dictador. Difamador. Difícil. Discutidor sistemático. Distraído. Dominador. Duro de corazón. Duro para la comprensión. Egoísta. Empecinado. Engreído. Envidioso. Excesivamente soñador. Exigente para lo ajeno. Fácilmente injusto. Falto de autenticidad. Falto de escrúpulos. Falto de espíritu de amor. Falto de visión religiosa. Fantasioso. Frívolo. Frívolo. Huraño. Impaciente. Implacable. Impuntual. Incomprensible. Inconsiderado. Inconsistente entre el decir y el hacer. Inconstante. Incorrecto. Incrédulo de la realidad. Indeciso. Indiferente hacia los demás. Indiscreto. Individualista. Inflexible. Ingenuo. Ingrato. Injusto. Insensible en la expresión. Intransigente. Irascible. Irresponsable. Irreverente. Mal dispuesto contra todo y todos. Mal pensado. Mal perdedor. Malhumorado. Manipulable. Manipulador. Materialista. Mentiroso. Mezquino. Murmurador. Negativo. Negligente. Obsesivo. Orgulloso. Ostentoso. Pedante. Perezoso. Pesimista. Provocador. Quejica. Racista. Rencoroso. Sensual. Soberbio. Superficial. Susceptible. Tacaño. Tibio. Tozudo. Tramposo. Vacío mental. Vago. Vanidoso. Victimista. Xenófobo.

El tiempo que se pasa junto al enfermo, es un tiempo santo. Es relativamente fácil cuidar al enfermo por algunos días, pero es difícil cuidarle, por muy querido que sea, de una forma continuada, durante meses o años, incluso cuando ya no es capaz de agradecer. Ayudarles a lavarse, vestirse, alimentarse, acompañarles aunque sea en silencio o conversando, cuando se prolonga en el tiempo, se puede volver fatigoso y frustrante. En esos momentos, solamente la religión da el sentido completo del amor al prójimo, a través de la práctica de las virtudes y valores humanos.

Los familiares que están sumidos en el misterio del sufrimiento y del dolor, acogidos en la Fe, pueden volverse testigos vivientes de una Fe, que permite habitar el mismo sufrimiento, aunque con su inteligencia, el hombre no sea capaz de comprenderlo hasta el fondo.

30 Preguntas que deben hacerse los cuidadores del enfermo familiar, con Alzheimer:

  1. ¿Abandonamos otras graves obligaciones, escudándonos injustificadamente en el cuidado del enfermo? (Obligaciones con los hijos, padres, familiares, trabajos, estudios, formación, religión, etc.)
  2. ¿Abusamos de la fuerza física, verbal o intelectual, para imponer nuestras decisiones?
  3. ¿Aceptamos con mediocridad las cosas de Dios, y con el enfermo solamente tratamos las cosas humanas?
  4. ¿Aceptamos fácilmente el sufrimiento del enfermo y las injusticias que con él se cometen, o nos preocupamos y nos enfrentamos a ellas, protestando en representación del enfermo?
  5. ¿Aumentamos innecesariamente la carga a los demás, por tareas que no nos gusta hacer, caprichos, nuevas necesidades injustificadas, etc.?
  6. ¿Cómo puede el cuidador proyectar la imagen de poder aceptar preguntas y respuestas, incluso las que no quiere oír, o que no está preparado para escucharlas?
  7. ¿Creemos que tenemos la libertad de hacer lo que queremos y no lo que debemos?
  8. ¿Criticamos, cuestionamos o desprestigiamos en presencia del enfermo, las instrucciones de los médicos y los enfermeros sobre los diagnósticos, tratamientos, medicinas recetadas, actuaciones y estilos de vida recomendados?
  9. ¿Damos todo lo que podemos en el cuidado del enfermo?
  10. ¿Demostramos continuamente al enfermo, sus incapacidades y la dependencia que tiene de nuestra fortaleza y conocimientos, como cuidadores?
  11. ¿Escatimamos el tiempo dedicado al familiar enfermo?
  12. ¿Estamos excesivamente seguros de las propias ideas y no las contrastamos con los profesionales?
  13. ¿Exigimos mucho al enfermo y le damos poco?
  14. ¿Expresamos un carácter pesimista ante los hechos reales, en lugar de hacerlo de forma optimista?
  15. ¿Lo vemos todo desde el punto de vista propio, sin tener en cuenta al enfermo?
  16. ¿Nos falta sentido del pudor, al cuidar al enfermo?
  17. ¿Por nuestro trabajo y disponibilidad hacia el enfermo, nos sentimos como reyes no reconocidos o injustamente destronados, y en consecuencia, siempre nos mantenemos enfadados con el enfermo, los otros familiares y la sociedad en general?
  18. ¿Procuramos adquirir la debida formación religiosa, para atender las necesidades espirituales del enfermo?
  19. ¿Reclamamos al enfermo por lo que hacemos y por lo poco que lo agradece?
  20. ¿Sabemos hacer un equipo de familiares y amigos, que nos ayuden a cuidar al enfermo?
  21. ¿Siempre estamos en contra de todas las opiniones y situaciones, relacionadas con el enfermo?
  22. ¿Solemos presumir, protestar o echar en cara al enfermo y a los demás, por lo que hacemos o nos parece hacer por el enfermo?
  23. ¿Sólo nos preocupamos de que todo el mundo nos complazca, por nuestras acciones del cuidado del enfermo y nunca damos las gracias, por las ayudas externas?
  24. ¿Sólo somos amables cuando nos conviene, o cuando otros nos ven?
  25. ¿Somos capaces de tratar al enfermo humana y agradablemente, teniendo en cuenta que está librando una gran batalla, con él mismo y con la enfermedad?
  26. ¿Somos consciente que como cuidadores de un familiar enfermo, tenemos la grave obligación de cuidarnos también a nosotros mismos, para poder cumplir mejor con nuestras obligaciones?
  27. ¿Somos propensos a instrumentalizar o manipular todo, hacia lo que nos conviene?
  28. ¿Tenemos el “sentido del otro” o sólo pensamos y actuamos, en nuestro propio beneficio?
  29. ¿Vivimos exageradamente preocupados por el porvenir, incluso de cosas que tienen o no tienen solución?
  30. ¿Vivimos permanentemente descontentos con nuestra actividad, como cuidadores del enfermo?

165 Virtudes y valores humanos que hay que aprender, practicar y fomentar, para poder cuidar al familiar enfermo de Alzheimer.

Todos los días hay que buscar un momento para auto evaluar, del 1 al 10, (1, poco, 10, mucho), reflexionar y profundizar sobre uno o varios de ellos, e intentar ponerlos en práctica y en su caso controlar y mejorar.

Se trata de examinar el grado de carácter moral que tiene cada cuidador del enfermo y la parte que lleve escondida en sus cualidades, conductas y actuaciones personales.

Aceptar el sufrimiento propio y ajeno. Aceptar incondicionalmente la voluntad de Dios. Aceptar lo que sucede. Acostumbrarse a pensar. Actuar con naturalidad. Actuar con seriedad. Administrar bien el tiempo. Admirar la virginidad. Amar al prójimo. Amar el matrimonio. Aprender a consolar. Aprender a tratar a los demás. Aprovechar el tiempo. Asumir la pobreza inevitable. Aumentar el conocimiento. Buscar el bien común. Buscar la perfección. Buscar la virtud. Conceder el perdón. Conocer y practicar las virtudes y valores humanos. Cooperar en todo lo posible. Crear y mantener un hogar familiar. Cumplir las promesas. Dar ejemplo. Dar limosna, no de lo que sobra. Decir y defender la verdad. Defender la vida. Dejarse aconsejar. Demostrar amor. Demostrar bondad. Demostrar el cariño paternal. Demostrar esperanza. Demostrar liderazgo. Demostrar madurez. Dignificar el trabajo. Entregarse al enfermo. Estar alegre ante las vicisitudes. Estar bien arreglado. Estar siempre dispuesto a ayudar. Estudiar todo lo relacionado con la enfermedad. Evitar la inmunidad, la impunidad y la corrupción. Examinarse interna y externamente. Fomentar el diálogo. Fomentar el espíritu crítico. Fomentar el saber. Fomentar la unidad. Fomentar la vocación religiosa. Fomentar las prácticas piadosas. Fomentar los sentimientos personales. Hablar claramente. Hacer las cosas con simplicidad. Hacer las cosas gratis, sin esperar compensación. Hacer penitencia. Honrar a los padres cuando lo necesiten. Intentar aclarar las dudas propias y ajenas. Intentar cumplir con los objetivos. Intentar prever los acontecimientos. Intentar ver donde otros no quieren, no pueden o no saben ver. Mantener el buen humor. Mantener el orden. Mantener el pudor propio y el ajeno. Mantener la fidelidad. Mantener la fortaleza. Mantener la inocencia. Mantener la objeción de conciencia. Mantener la palabra dada. Mantener la Paz interior y exterior. Mantener una buena educación personal y social. Mantener una conducta intachable con todos. Mantener una ética fuerte. Mantener una moral íntegra. Meditar religiosamente. No escatimar esfuerzos. No ignorar el temor. No perder la confianza en uno mismo. No presumir de la riqueza. Ofrecer a Dios la mortificación. Ofrecer amistad incondicional. Pasar desapercibido. Permitir la libertad. Poner a la familia por delante. Practicar la igualdad. Practicar la oración privada y pública. Practicar la religión. Practicar la ternura. Preocuparse por el prójimo. Procurar formarse bien. Proteger la salud propia y ajena. Querer aprender más. Razonar las cosas. Respetar la vergüenza ajena y propia. Saber arrepentirse de lo mal hecho. Saber callar a tiempo. Saber colaborar. Saber comprender. Saber conversar. Saber cumplir con el deber como cuidador. Saber dar con desprendimiento. Saber escuchar. Saber guardar los silencios necesarios. Saber hacer, en lugar de criticar. Saber halagar cuando es de justicia. Saber mantener los secretos. Saber pedir y aceptar las disculpas. Saber pedir y hacer favores. Saber perdonar las ofensas y olvidarlas. Saber sacrificarse. Saber suavizar el lenguaje y el tono. Saber sufrir y disimular el dolor propio. Saber y fomentar la sonrisa. Ser abnegado. Ser agradecido. Ser amable, principalmente con el enfermo. Ser caritativo. Ser coherente. Ser compasivo. Ser constante. Ser cordial. Ser cortes y educado. Ser diligente. Ser disciplinado. Ser discreto. Ser entusiasta. Ser firme en el honor. Ser generoso. Ser heroico si es necesario. Ser honrado. Ser hospitalario. Ser humilde. Ser justo en las decisiones. Ser leal con los compromisos. Ser luchador por las causas buenas. Ser obediente. Ser optimista. Ser perseverante. Ser prudente. Ser reflexivo. Ser respetuoso con las personas, animales y cosas. Ser responsable. Ser sencillo. Ser sensato. Ser servicial. Ser sincero. Ser solidario. Ser tolerante. Servir de ejemplo. Tener buenos hábitos. Tener carácter, pero saberlo dominar. Tener control propio y ajeno. Tener criterio para elegir lo más adecuado. Tener fuerza ante las dificultades. Tener misericordia. Tener paciencia. Tener rectitud de intención. Tener sentido del ridículo. Tener un plan de vida. Tener una gran autoestima. Tener y demostrar la Fe. Tener y difundir dignidad. Tener y transmitir felicidad. Tomar conciencia de la enfermedad y sus consecuencias. Tomar las decisiones adecuadas. Transmitir valentía. Tratar fraternalmente al enfermo. Vivir con templanza.

El cuidador de un familiar con Alzheimer, después de leer, profundizar y meditar sobre el contenido de este artículo, deberá plantearse el reinventar su vida, para que con los conceptos obtenidos de las meditaciones, hacer los cambios necesarios en su carácter religioso, con el fin de mejorar la calidad de vida física, emocional y religiosa del enfermo, tratando de conseguir que llegue el regalo de la salud. El mejor regalo que se puede hacer al enfermo con Alzheimer, es que su cuidador familiar se cuide a sí mismo.   

Los problemas importantes, sólo se solucionan con decisiones y trabajos importantes.

francisco@micumbre.com

Padres, enseñen a sus hijos a concentrarse.

ESCUELA PARA PADRES

Padres, enseñen a sus hijos a concentrarse.

1,430 Palabras. Tiempo de lectura 5:00 aproximadamente.

  • 15 Buenas ideas para poder concentrase bien en lo que uno quiere o necesita.

Algunos artículos relacionados:

El tiempo de hoy dedicado a la concentración, es el éxito del mañana y la escuela de los genios. Cultivar el mundo interior es el cimiento del éxito.

Concentrarse es el acto de atender o reflexionar profundamente sobre algo. Abstrayéndose o ensimismándose en lo que sea o pudiera ser importante para la persona. Está relacionado directamente con meditar, reflexionar, pensar, etc. y es contrario a dispersarse, distraerse, descuidarse, etc. Es estar a solas con uno mismo.

Para poder concentrarse y mantenerse concentrado, durante el tiempo que haga falta y en el objetivo propuesto, es necesario tener mucha disciplina y entrenamiento. Es una actitud que se necesita aprender, sobre todo en esta época que hay tantas cosas, que nos pueden distraer de nuestro objetivo de concentración.

Hay concentraciones escogidas, necesarias, apreciadas e incluso amadas, que son un regalo para la mente y el espíritu, al poder estar solo, para que así, sea más productiva la conversación con uno mismo, la propia introspección para las conversaciones con Dios. Son situaciones llenas de dicha, belleza, silencio y paz, que nunca producen el sufrimiento del aislamiento.

La vida requiere mucha concentración para todo, pero la sociedad de consumo dirigida por el mundo empresarial y los medios de comunicación, pretenden distraer a las personas de sus objetivos, para que se dediquen a los que ellos tienen. La gente teme lo diferente y concentrase es, muy diferente a lo que se acostumbra en algunas culturas.

Concentrarse para organizarse u organizarse para concentrarse. Cada uno debe decidir qué es lo primordial en su forma de ser, ya que no hay lo uno, sin lo otro.

15 Buenas ideas para poder concentrase bien en lo que uno quiere o necesita.

  1. Aceptar que no existe ni el lugar, ni el horario, ni la forma, ni el tema perfecto, aunque haya que buscarlo para que la concentración funcione lo mejor posible.
  2. Admitir que hay distracciones que no se pueden o son muy difíciles de controlar, sin un gran esfuerzo mental.
  3. Aprender a manejar la soledad y el silencio, por si fuera necesario.
  4. Concentrarse en cada tema, intentando contestar: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? Etc.
  5. Reflexionar si fuera posible, en una sola cosa a la vez.
  6. Controlar el tiempo dedicado a concentrase, para evitar que sea una disculpa ante la necesidad de enfrentarse a las situaciones.
  7. Crear un ambiente que elimine al máximo posible, las distracciones.
  8. Dominar la mente y estar seguro de lo que se quiere hacer.
  9. Durante la concentración intentar expresarlo en voz alta, si es que ayuda a retener y recordar las conclusiones.
  10. Escribir a mano, todo aquello que piense que pueda suponer alguna distracción.
  11. Identificar las cosas que tengan tendencia a distraer.
  12. Observar los hábitos que impiden la distracción.
  13. Practicar la concentración cada día, durante poco tiempo y con un objetivo concreto, hasta crear un hábito.
  14. Priorizar los esfuerzos para concentrarse en lo que es más importante o urgente. Primero, lo primero.
  15. Reconocer que lo que impide la concentración es uno mismo, no los signos externos, ni los pensamientos internos no deseables.

Para reflexionar bien en algún tema o situación, se debe concentrar en ello, sin dispersiones, ni distracciones. A mayor dispersión, más posibilidades hay de que las cosas no salgan bien, o tan bien como se esperaba, al olvidarnos de los objetivos propuestos. Hay que entrenarse a concentrarse y pronto se verán, sorprendentes resultados.

No es muy fácil concentrar la atención en lo importante, sin olvidarse de lo secundario. Pero para fortalecer la concentración, hay que intentarlo una y otra vez, con un entrenamiento inteligente, hasta conseguir hacerlo con el menor esfuerzo, siempre que sea necesario. Hay muchos métodos para hacerlo, pero son los profesionales médicos, psicológicos y los sacerdotes, pastores, rabinos o imanes, según la religión que cada uno practique, los que recomendarán el mejor o más adecuado, para cada persona y sus circunstancias.

En los temas importantes, es totalmente imprescindible mantener la concentración, tanto en los de la familia, como en los del trabajo, en los de los estudios, en los religiosos, etc. Dispersar la atención simultáneamente en varios temas, produce agobio y lamentaciones inútiles.

Algunas veces el cerebro parece que no quiere concentrarse en lo que debe, ni encuentra la idea principal del tema, debido a que está atento a todo lo que le rodea y le obliga a dispersarse. Esos son los momentos en los que hay que hacer mayor esfuerzo.

Para concentrase bien, es obvio que cualquier sitio es bueno, aunque hay unos mejores que otros. Todo dependerá de las posibilidades de poder elegirlos. Las habitaciones cerradas y sin ruidos son muy buenas, la soledad en el campo o en la playa también. Pero cuando esos lugares no están disponibles, hay que hacer lo que cada uno puede. Si se está bien entrenado, hasta es posible concentrarse en el ajetreo diario de la vida. El asunto es saber hacerlo. Hay tantas distracciones, que tenemos que saberlas seleccionar, para poder concentrarse en lo importante, más que en lo urgente. Administrar los tiempos y los espacios, ayuda enormemente a concentrarse en lo necesario.

Hay personas que parece que su cerebro no se detiene jamás, pues está tan organizado para concentrase y dispersarse cuando es necesario, que puede pasar en fracciones de segundo, sin gran esfuerzo y sin perder los objetivos, tanto de síntesis, como análisis.

La falta de concentración puede producir depresión, ansiedad, ataques de pánico, etc. por la incapacidad de encontrar soluciones realistas, a los problemas planteados.

Hay que concentrarse para poder pensar y analizar con claridad y sin apasionamiento, lo que hemos hechos, lo que estamos haciendo y lo que vamos a hacer, a plazo corto, medio y largo.

Hay personas que no se quieren concentrar en su verdadera situación, prefieren evadirse a concentrarse, bien sea en un problema, en sus consecuencias o en la búsqueda de la solución adecuada. Casi siempre debido a que no les gusta o les desagrada el tema.

Para conseguir unas metas u objetivos es imprescindible saber y poder concentrarse, aunque suponga un gran esfuerzo mental y tenga mucho de aventura, para saber circular por los caminos de la concentración.

No hay concentraciones maravillosas, sino concentrados maravillados, al darse cuenta de los obstáculos que han superado y los esfuerzos que han hecho para poder conseguirlo, máxime en determinadas circunstancias actuales, donde nada ayuda a establecer una sintonía interna, con nosotros mismos.

Está muy bien, y es muy necesario hablar, acompañar, escuchar, consolar y comprender a los demás, pero es muy difícil hacerlo, si antes no ha habido un proceso de concentración mental, para poder llevarlo a efecto.

Para poder concentrase bien, en algunas ocasiones, es necesario buscar un lugar tranquilo, solitario y donde se respire paz, para poder descansar el cuerpo, recuperar fuerzas, enriquecer el espíritu, formar o consolidar pensamientos, llenar nuestra vida y hablar con uno mismo.

Concentrase es un combate interno, para no caer en la dispersión y la distracción, no es una simple operación psicológica, para llegar a un vacío mental. Es intentar alejarse de las cosas mundanas internas y externas, que nos perturban la tranquilidad, para poder centrarse en algo puntual que nos importe mucho, como resolver un problema, aclarar una situación, hacer un programa de vida, ordenar las ideas, reflexionar sobre el pasado para organizar el futuro, meditar conceptos que no se tengan claros, profundizar sobre los asuntos internos, abstraerse de las presiones externas, pensar en la propia existencia, condensar situaciones que estén desperdigadas, etc.

Hay que organizarse para poder sacar tiempo y así poder concentrase. No es muy difícil discernir, qué es lo más importante para analizar en ese momento, bien sean cosas pasadas o futuras.

La concentración activa y positiva, requiere un gran esfuerzo, ya que según dicen los expertos, cuando no se presta atención a la concentración, la mente de naturaleza vagabunda, se distrae cada 12 segundos con otros temas ajenos, lo que incide en que baje la velocidad de lectura y de comprensión, por lo que frecuentemente hay que releer, para enterarse y fijar en la mente, lo que se ha leído o conversado. Esta concentración se enriquece a través de la memoria, con la reflexión de los pensamientos existentes y con el descubrimiento de cosas, que nunca se habían pensado.

francisco@micumbre.com


Libros para Descargar

Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 1.361 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

noviembre 2019
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Ultimos Tweets @micumbrecom

Archivos