Anuncios



El tiempo libre de los hijos. 4,392 horas anuales


ESCUELA PARA PADRES


El tiempo libre de los hijos. 4,392 horas anuales

Definición

Tiempo libre es, el destinado a realizar diversas actividades, ni sistemáticas ni programadas, es decir, el que no está determinado por la obligatoriedad. El que se utiliza libremente, de acuerdo a las preferencias de las personas. Es un factor muy importante, que conforma la vida de los jóvenes y que se puede convertir, en un instrumento de formación o de desperdicio. Algunos creen, que es tiempo para no hacer nada, pero el ocio o descanso, que es completamente necesario para todas las personas, también debe interpretarse como un cambio de la actividad normal, no solamente debe interpretarse como el no hacer nada. Etimológicamente “libre” significa, la condición del individuo que no está sometido al dominio de otro y que, por consiguiente, es dueño de su persona y de sus actos.

Todos tenemos 24 horas cada día, Algunos saben aprovecharlas mejor que otros.
Los hijos

Cuando están en edad escolar, tienen aproximadamente 4,392 horas anuales de tiempo libre, teniendo en cuenta las que dedican a dormir y a asistir a la escuela.

Cada vez es mayor la cantidad de tiempo libre, deduciendo las horas, que tienen que dedicar a actividades periódicas en su realización y fijas en su cantidad, como son las de los desplazamientos, ayuda familiar, tareas y obligaciones escolares, etc.
La mayoría de los jóvenes que tienen mucho tiempo libre, no saben utilizar ese privilegio. Tienen tanto tiempo libre, porque supeditan sus horarios solamente a las actividades escolares y no se preocupan, de administrar su tiempo libre para hacer otras cosas, que puedan generarles beneficios educacionales, sociales, económicos  y religiosos. Dedican esos tiempos libres a ver la televisión, el Internet, hablar o escribir por teléfono celular, jugar con el Nintendo, oír música o vagabundear sin ningún rumbo, por los centros comerciales, quedarse en blanco, descansar, etc.

Es cierto que el ocio, en sus acepciones de diversión y esparcimiento, descanso, reposo, meditación, reflexión o simplemente no hacer nada, es una gran herramienta, para enfrentarse a las tensiones de la vida moderna, que también acucia a los hijos.

Es incluso un instrumento, insustituible de la vida y del aprendizaje social, como lo son la lectura, algunos juegos y deportes que producen una rica y variada influencia, en la conformación de la personalidad.

El tiempo libre es también necesario para divertirse, comunicarse y relacionarse con sus iguales, aunque un uso incontrolado y abusivo, siempre conlleva problemas a corto y largo plazo. Incluso deben emplearlo, en actividades como la educación no formal, la participación social y las actividades culturales, que les ayuden a desarrollar su personalidad.

Existe una enorme vulnerabilidad social, a la que están sometidos algunos segmentos juveniles, debido a que continuamente están bombardeados por publicidades engañosas, para que ocupen sus tiempos libres en actividades perjudiciales para ellos y lucrativas para los anunciantes.

Para algunos jóvenes, el tiempo libre es malgastado sin ningún sentido, incluso ni quieren pedir a sus padres, maestros o lideres sociales, actividades en las que puedan ocuparse, prefieren las situaciones de aburrimiento, indiferencia y tedio. Están vacíos de intereses. No tienen iniciativas, para hacer actividades solitarias, ni en grupos. Sólo se reúnen por estar acompañados, incluso muchas veces sin saber por qué y para qué. Incluso sabiendo que hay muchas asociaciones, que tienen actividades gratuitas y muy interesantes, para utilizar el tiempo libre.

Valor del tiempo libre

El tiempo libre, cada vez, tiene más valor en la sociedad, como dimensión de la vida de unas personas, respecto de otras, incluso como estatus social o signo externo de riqueza. Muchos jóvenes, no se dan cuenta del sinnúmero de amigos, vecinos o compañeros de estudios, que no tienen ni un minuto libre, debido a que ese teórico tiempo libre, lo dedican a estudiar, a trabajar, a ser voluntarios socialmente, a ayudar en la casa, a formarse mejor, etc., sin importarles el cansancio físico o mental. Estos jóvenes no practican, como otros, la continua demanda de descanso.

Está claro que estos jóvenes, tienen muchas más posibilidades de triunfar en la vida.
La sociedad pedirá cuentas a todos, sobre la dedicación y aprovechamiento de este tiempo libre, si ha sido bien utilizado o ha sido derrochado. Normalmente las empresas y universidades cuando están haciendo la selección de candidatos, una de las cosas que les interesa conocer, son a lo que se han dedicado los jóvenes en su tiempo libre. De ahí sacaran muy buenas conclusiones, para aceptarlos o rechazarlos.

Los padres y la familia

Los padres tienen que dar un gran ejemplo, de cómo utilizan su tiempo libre. Si los padres hacen un mal uso del mismo, es lógico que los hijos les copien. Sin embargo, si los hijos ven que los padres son buenos administradores de su tiempo libre, es seguro que aprenderán a utilizar mejor el suyo.

Los padres tienen aproximadamente 3,700 horas al año de tiempo libre, independiente de las de su trabajo y de las que dedican a dormir. Estas horas son las que tienen que hacer coincidir, con el tiempo libre de sus hijos. El tiempo de estar con los hijos, tiene dos calificaciones, la de calidad del tiempo de convivencia y la de cantidad. Cada padre deberá evaluar estos dos conceptos, para tratar de hacer lo mejor, en beneficio del objetivo de la educación y formación a los hijos.

Es necesario que los padres, dentro del programa de educación a sus hijos, preparen un plan de utilización del tiempo libre, individual y como conjunto familiar. Tienen que ayudar a sus hijos a encontrar actividades, dentro de los innumerables programas de actividades ofrecidas por la sociedad, para que les sirvan de complemento a su formación escolar, social y religiosa. Tienen que procurar que los hijos, adquieran el hábito de utilizar su tiempo libre, para que también les sirva cuando ya no dependan de los padres.

Muchos jóvenes se independizan de sus padres, total o parcialmente a los 18 años, bien porque se van a estudiar a otra ciudad, porque se van a vivir a otra casa, por motivos laborales o por otras muchas razones. La mayoría de las veces, no están preparados, para ese choque consigo mismos y con la sociedad. De ahí que los padres, deban prepararles para ese enorme salto que van a dar, al vivir solos. Deben enseñarles desde las cosas más sencillas, de cocinar, llevar la casa, administrar las finanzas de la tarjeta de crédito o debito, la cuenta de cheques, el pago de facturas, impuestos, seguros, a ser responsables de ellos mismos, etc. Por eso en los tiempos libres de los jóvenes, tiene que haber un espacio para esta preparación, so pena, que a los padres no les importe decirles a los hijos, que se arreglen como puedan y que se enfrenten en solitario y sin preparación, a los futuros problemas de la vida cotidiana.

Los padres deben que tener muy claro, que las actividades que sus hijos hagan, en sus tiempos libres, independientemente o en conjunto con la familia, en ningún caso tienen que interferir, en el desarrollo personal, físico, intelectual de ellos o ser un obstáculo, impedimento, ni justificación, para sustituir el normal funcionamiento de sus actividades escolares, las cuales son, uno de los principales objetivos de su educación.
A medida que los hijos van creciendo, los padres tienen que poner más énfasis en darles ejemplo, con la utilización del tiempo libre personal y familiar, además de aconsejarles y enseñarles, todas las actividades posibles, que les puedan servir para distraerse y mejorar su personalidad.

En la familia tiene que haber mucho diálogo, para administrar y aprovechar el tiempo libre de todos, ya que hay muchas actividades gratuitas, para utilizar el tiempo libre común y cantidad de asociaciones, que se dedican a ofrecer como voluntarios, sus mejores conocimientos de ayuda en esta materia, a las familias y a los jóvenes. Es muy importante, que los padres persuadan y motiven a los hijos, para que estos les hagan preguntas sobre el tiempo libre, pues actualmente los hijos casi nunca hacen preguntas. Están muy apáticos sobre las cosas de la vida, además de creerse firmemente, que no tienen nada que preguntar.

Hay muchas formas de emplear el tiempo libre con los hijos, para irles habituando a que lo aprovechen individualmente, por ejemplo: La lectura, actividades manuales, paseos por la ciudad o por el campo, prácticas conjuntas de deportes, voluntariados compartidos, visitas a los museos, zonas turísticas, exposiciones etc.

 

12 Sentencias sobre el tiempo libre

  1. Cada momento es único e irrepetible. Cuida los minutos, pues las horas se cuidarán de sí mismas
  2. Conoce el verdadero valor del tiempo, disfrútalo cada momento y no lo pierdas ni lo malgaste, pues sería una ofensa a la vida.
  3. Cuando Dios hizo el tiempo, lo hizo y nos lo dio de sobra, por lo que ser cristiano es una tarea de tiempo completo
  4. El día es excesivamente largo, para quien no lo sabe apreciar y emplear
  5. El mejor legado de un padre a sus hijos, es darles cada día un poco de su tiempo.
  6. El tiempo es más valioso que el dinero, porque el tiempo perdido es irrecuperable.
  7. Los que emplean mal su tiempo, son los primeros en quejarse de que no disponen de él.
  8. No es el tiempo el que nos falta es que no sabemos administrar las 24 horas.
  9. Si amas la vida no malgastes el tiempo, porque ese es el material de que está hecha la vida
  10. Nunca se pierde el tiempo que se emplea en procurar hacer bien
  11. Nunca encontrarás tiempo para nada, hay que crearlo
  12. Para el hombre ocupado, no hay día largo.

 

La buena administración y el aprovechamiento del tiempo libre de los hijos y de los padres, es el fruto de una gran educación en las virtudes y valores humanos.

 

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere ver otros artículos relacionados, visite www.micumbre.com

Anuncios



Anuncios

Libros para Descargar

Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 1.327 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

septiembre 2008
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Ultimos Tweets @micumbrecom

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: