¿Se imaginan cómo será el futuro de la actual generación de padres e hijos?

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

¿Se imaginan cómo será el futuro de la actual generación de padres e hijos?

623 Palabras

En muchos países, nunca ha habido una generación que haya tenido más medios disponibles, para adquirir una mejor calidad de vida y triunfar individual y colectivamente.

No voy a describir una visión pesimista del futuro, solamente una realidad que poco a poco va tomando cuerpo, debido a las circunstancias actuales de la dejadez en la educación familiar, y de la falta de práctica y enseñanza de las virtudes y valores humanos.

Según las proyecciones estadísticas, los padres de esta generación, seremos en relación con nuestros hijos:

  • Las primeras generaciones decididas a no repetir con los hijos, los mismos errores que pudieron haber cometido nuestros progenitores.
  • Los más débiles e inseguros que ha dado la historia, aunque seamos los más dedicados y comprensivos, al esforzarnos en abolir los abusos del pasado.
  • Los últimos hijos, regañados por los padres, y los primeros padres, regañados por los hijos.
  • Los que intentamos ser, los padres que no tuvimos y quisiéramos haber tenido.
  • Los últimos que tuvimos miedo a nuestros padres y los primeros que tememos a nuestros hijos.
  • Los últimos que crecimos bajo el mando de los padres y los primeros que vivimos bajo el yugo de los hijos.
  • Los últimos que respetamos a nuestros padres y los primeros que aceptamos, que nuestros hijos no nos respeten.

Los hijos de esta generación serán, en comparación con sus padres:

  • Los más beligerantes y poderosos, que nunca existieron contra sus padres.
  • Los que debido al excesivo consumismo, no habrán ahorrado lo suficiente para mantenerse durante su jubilación.
  • Los que económicamente han vivido de sus padres y después tendrán que vivir de sus hijos.
  • Los que más tiempo se quedaran a vivir en casa y a costa de sus padres, incluso aunque se hayan casado.
  • Los que no tendrán ningún respeto por sus padres, pero también perderán el respeto debido por sus hijos.
  • Los que nunca creerán que viven peor, que han vivido sus padres y seguirán sin hacer nada para educarse, a pesar de que tengan todos los medios a su alcance.
  • Los que perderán el control de sus familias, que irán a la deriva, al no tener objetivos, ni destino.
  • Los que serán más pobres que los padres.
  • Los que serán testigos y participes del aumento de la brecha, entre los educados y los no educados.
  • Los que, si estudian obteniendo préstamos financieros, más tiempo estarán endeudados y más porcentaje de sus salarios, tendrán que destinar para amortizarlos.
  • Los que si no estudian muy fuerte, serán la categoría social de perdedores, sujetos siempre al salario mínimo.
  • Los que tardarán más años en poder independizarse económicamente, sin depender de las ayudas familiares o sociales.
  • Los que tendrán menos posibilidades de disfrutar, los avances técnicos de la sociedad, los cuales se quedarán solamente para unos cuantos.
  • Los que tendrán menos posibilidades de poder elegir y obtener el trabajo razonable que les guste o para el que se hayan preparado.
  • Los que tendrán menos salud y estarán más obesos y peor nutridos.
  • Los que tendrán una esperanza de vida más corta.

Son los hijos quienes ahora esperan el respeto de sus padres, entendiendo por tal, que les respeten sus ideas, sus gustos, sus apetencias, sus formas de actuar y de vivir. Y que además les patrocinen lo que necesitan para tal fin.

La solución es bien sencilla, para las familias que quieran revertir esta tendencia. Educarse y educar más y mejor. Siempre habrá familias que no lo quieran hacer y esas serán, las que engrosen las mencionadas estadísticas de fracasados.

Articulo relacionado:

81 Preguntas sobre la responsabilidad de los padres con hijos NiNi o problemáticos

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres

Feminismo. Dejar las lamentaciones, hay que ir a las acciones.

ESCUELA PARA PADRES

http://www.micumbre.com

Feminismo. Dejar las lamentaciones, hay que ir a las acciones.

677 Palabras

La igualdad de las mujeres con los hombres no se conquista con leyes, aunque estas ayuden mucho. Se consigue con estudios y educación.

Las mujeres que no se sienten discriminadas, son las que se dan ellas mismas a valer, respetando su cuerpo y su feminidad. Son las que van por la vida, trabajando muy duro para triunfar, en el hogar, en el trabajo, en los estudios, en la política y en la religión.

Aunque haya habido muchos años de discriminación total hacia la mujer, hoy en día las cosas están cambiado positivamente y ahora en muchos casos, son las mujeres las protagonistas y líderes de la sociedad.

En la mayoría de los países, las leyes han igualado los derechos y las obligaciones de los hombres y de las mujeres. Actualmente hace falta que se fortalezca y aumente la actitud de todos, para que esas leyes se conviertan en realidad. Pero eso no se conseguirá, sin un gran esfuerzo mental y práctico.

Las que se pasan el día gritando, para que alguien les regale la igualdad, suelen ser las mismas que utilizan sus artimañas femeninas, para hacerse las incapacitadas y seguir pidiendo “Me den, me den” sin salir a luchar, por lo que les corresponde.

Las mujeres no tienen que esperar a que nadie les de nada. Si lo consideran necesario, tienen que arrancarlo de la sociedad, por medio de su educación escolar y social, capacidades diferentes y firmeza en sus actuaciones. Hay el Día Internacional de la Mujer. ! Qué raro que no haya el Día Internacional del Hombre!

Las mujeres desde siempre, han demostrado sus extraordinarias capacidades, facultades, cualidades, virtudes y valores humanos, en todos los aspectos de la vida. Ahora lo pueden probar claramente en muchos aspectos con su libertad, superioridad, predominio y excelencia.

Hay mujeres profesionales, que laboralmente, auto discriminan a las mismas mujeres, al contratar o ascender a los hombres, en lugar de hacerlo a las mujeres, aunque estas tengan más y mejores méritos. Son decisiones excluyentes y discriminatorias, alejadas del “espíritu de cuerpo” femenino y muy críticas cuando son a la inversa.

La discriminación femenina, se puede terminar con la educación y tomando conciencia, del enorme valor que tienen. Pero algunas mujeres no quieren, no saben o no son capaces de aprovechar sus valores, para hacerse valer y triunfar. Muchas prefieren pasar por la vida, como víctimas de su propia y maravillosa feminidad.

Los hombres tienen madre, hermanas, esposa, hijas, nietas, sobrinas, etc., a las que consideran tan o mejor calificadas, que a otros muchos hombres, por lo que deben trasmitirles con vehemencia, que asuman su verdadero rol en la sociedad, que es el éxito incuestionable cuando se lo proponen.

10 Consejos sobre la feminidad:

  1. Aprovecha sin timidez ni cobardía, todas las cualidades de la feminidad.
  2. Decide ser plenamente femenina y sin concesiones, a la galería del mundo social.
  3. Define bien claro quién eres y qué quieres ser.
  4. Edúcate lo que más puedas, por ahí te llegará el triunfo de la feminidad.
  5. Escucha los problemas ajenos, busca soluciones y consejos, ayuda todo lo que puedas, pero sin asumirlos como propios.
  6. Establece tú las normas, no aceptes que otros te las impongan. Demuestra la igualdad de derechos y obligaciones.
  7. Huye de las denominadas “feminazis” que quieren imponer el feminismo, con violencia, como las organizaciones del grupo FEMEN.
  8. Muéstrate muy femenina, olvidándote de las trasnochadas reivindicaciones, ahora vueltas a poner de moda por los grupos (LGTB), y sus más de 50 tipos de géneros humanos que patrocinan.
  9. No adoptes como tuyos a los enemigos de las demás, ni guardes sus rencores. Trátalos con equidad y justicia.
  10. Toma muy en serio tus objetivos de triunfar, sin que te preocupen las críticas.

El “Sí se puede” tan mexicano lo deberían adoptar todas las mujeres del mundo, en lugar del “No puedo o no me dejan”.

Artículo relacionado:

Escuelas diferenciadas por sexos. Las trampas de la educación mixta.

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres.

¿A qué hijo quieren más los padres?

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

234 palabras

¿A qué hijo quieren más los padres?

A todos por igual, entregándose en alma y cuerpo las 24 horas del día, porque el amor de los padres es infinito y da para todos.

El cariño de los padres es tan verdadero y desinteresado que nunca esperan nada a cambio. Son más felices cuando dan, aunque sea todo lo que tienen, que cuando reciben.

Les sugiero que lean:

¿A qué hijo se dedican los padres con mayor atención, entrega, sacrificio, esmero y entusiasmo?

Al que debe o prometió, hasta que cumpla.

Al que es discriminado por la sociedad.

Al que es padre, hasta que críe a sus hijos.

Al que está cansado, hasta que descanse.

Al que está con hambre o desnudo, hasta que se alimente y se vista.

Al que está estudiando, mientras lo necesite.

Al que esté enfermo, hasta que se cure.

Al que ha abandonado sus prácticas religiosas, hasta que vuelva a ellas.

Al que llora, hasta que sonría.

Al que más lo necesite, en cada momento.

Al que no trabaja, hasta que encuentre trabajo.

Al que se casa, hasta que lo necesite.

Al que se enamora, hasta que se casa.

Al que se marchó, hasta que vuelva.

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres. (234 palabras)

El derecho a la libertad religiosa de todos los ciudadanos, pisoteado por algunas leyes.

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

466 Palabras

Hay leyes, como la Affordable Care Act (Obamacare), de obligado cumplimiento bajo duras sanciones, las cuales son injustas y enemigas de la libertad religiosa de las personas, empresas, instituciones y organizaciones, al atentar contra el derecho natural e innegociable, que tienen todas las sociedades.

Esta ley sobre cuidados de salud, les obliga, entre otras cosas, a financiar tratamientos químicos abortivos, pagando una póliza de seguro, para que sus empleados puedan obtener métodos anticonceptivos y abortar a sus hijos. Suprime el ejercicio de los derechos a la libertad religiosa, a la vida y a la objeción de conciencia.

La ley, enmarcada dentro del llamado “cuidado de la salud”. Tienen cosas muy buenas y necesarias para la sociedad, como es la de obligar y ayudar a que todos los trabajadores tengan un seguro médico, en muchos casos subvencionado por el gobierno, con los impuestos de todos. El cuidado de la salud es un derecho natural, que todos los ciudadanos y deben tenerlo asegurado.

Pero también tiene otras partes, que atentan contra el derecho natural de la libertad religiosa, que deben poder disfrutar todos los ciudadanos, tengan las creencias que tengan, pues afecta a todas las religiones.

Los que no estén conformes con el contenido de esas leyes, tiene el derecho a impugnarla, entera o solamente la parte que crean conveniente, incluso llegando hasta la Corte Suprema de Justicia, si tienen el dinero, tiempo y conocimientos necesarios. Si no les aprueban la impugnación, no les queda más remedio que acatar la ley, aunque crean que es injusta e inmoral, pues va frontalmente contra la libertad religiosa.

Si no quieren acatar la ley, tienen las siguientes opciones:

  1. Pagar las exageradas multas diarias, mientras no cumplan la ley, aunque eso les lleve a la quiebra y cierre de las empresas, instituciones o asociaciones.
  2. Cerrar todas las empresas, instituciones o asociaciones que dispongan de empleados, a los que tengan la obligación de ofrecerles ese tipo de seguros, para que les hagan los abortos de sus hijos.
  3. Ir a la cárcel por no cumplir las leyes.
  4. Marcharse del país.

Esto ha pasado desde la antigüedad: A los católicos, y también a los de otras religiones en distintas épocas y países, que no cumplían con las leyes de adorar a los emperadores paganos, o se marchaban del país o los echaban a los leones. Esa era su libre elección.

Algunos artículos relacionados:

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres

El peligro de los cigarros electrónicos (e-cigarette).

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

El peligro de los cigarros electrónicos (e-cigarette)

Les sugiero que lean:

Al quemar la glicerina vegetal mezclada con la nicotina líquida, produce un vapor muy dañino que al inhalarlo, llega a los pulmones de los consumidores, sin combustión previa. Este vapor ya ha producido muchos casos de neumonía lipoidea y problemas cardiovasculares. Tanto a los que vaporean, como a los denominados usuarios de “segunda mano”.

El cigarro electrónico no es un producto seguro, ni un medicamento, ni una terapia de remplazo para los fumadores, que quieran bajar progresivamente los niveles adictivos de la nicotina. Crea más dependencia a la nicotina y está lleno de químicos tóxicos peligrosos para la salud como: Glicol de propileno, dietilenglicol, etilenglicol, nitrosaminas, etc.

Hay cigarros electrónicos con diferentes concentraciones de nicotina, sabores, aromas a frutas, menta, café, etc., según las mezclas que se ofrecen legal o ilegalmente. Cada ampolla para vaporear es el equivalente a 20 cigarrillos de tabaco y duran entre 40 y 400 caladas.

Producir este vapor se llama vaporear, lo que con el cigarrillo tradicional se llama fumar. Cada vez se ven a más personas vaporeando en las calles, centros comerciales, restaurantes y otros lugares públicos, cerrados o abiertos debido a que hay un vacío legal sobre el consumo de los cigarrillos electrónicos, aunque haya muchas leyes prohibiendo o regulando el fumar. Solamente algunas ciudades y unas pocas empresas, lo prohíben a sus empleados o al público, que está en sus instalaciones.

Los principales fabricantes de tabaco, que también controlan el mercado del cigarro electrónico, están invirtiendo mucho dinero en presionar a los políticos para que no pasen leyes que comparen al cigarro electrónico con el tabaco. También invierten enormemente en promocionar este estilo de vaporear, debido a que las ventas de sus tabacos, están disminuyendo en muchos mercados y quieren complementarlas con las del cigarro electrónico.

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres.

¿Por qué no hacemos lo que nos aconseja el Papa, pero sí nos impresionamos con lo que dice y hace?

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

¿Por qué no hacemos lo que nos aconseja el Papa, pero sí nos impresionamos con lo que dice y hace?

¿Qué le parece el Papa? Esta pregunta suele ser la mayoría de las veces capciosa y muy abierta, para enganchar en su contra cualquier cabo suelto y así poderle criticar en cuanto nos diga algo que no guste. La respuesta pudiera ser: ¿Se refieren a lo que me parecen sus zapatos negros en vez de rojos, sus discursos y escritos, sus gestos humanos, etc.? Esas cuestiones siempre son completadas con anécdotas curiosas, importantes o veraces, pero tergiversadas la mayoría de las veces.

¿De qué nos sirve reconocer que tenemos un maestro, excelente, virtuoso, inteligente, verdadero, simpático, etc. si después no asistimos ni a la clase, porque resulta muy molesto? Y mucho menos seguimos sus consejos.

Lo único que hacemos es insistir en lo bueno que es este Papa, lo malo que eran los anteriores y lo perversos que son los que tiene a su alrededor. Cuando la realidad es que este Papa, es tan bueno como los anteriores, pero con una forma, estilo y carisma diferente de hacer las cosas, al ejercer su Pontificado.

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres

¿Cuáles son nuestros signos externos de prioridad?

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

¿Cuáles son nuestros signos externos de prioridad?

Les sugiero que lean: Cómo enseñar a los hijos a establecer prioridades.

Consciente o inconscientemente, las prioridades se exponen a través de signos externos de nuestras apariencias, hechos o productos exhibidos. Estos indican a nuestros familiares, amigos y a la sociedad en general: Qué es lo que somos, lo queremos ser o cómo queremos que nos vean.

Hay prioridades negativas que se demuestran con los signos externos de: Presunción, ostentación, alarde, derroche, vanidad, soberbia, exhibicionismo, etc.

Hay prioridades positivas que se demuestran con los signos externos de: Familia, religión, solidaridad, modestia, sencillez, discreción, moderación, templanza, sobriedad, austeridad, etc.

A través de los signos externos, personales y colectivos, es muy fácil determinar cuáles son las prioridades de las personas, las positivas y las negativas. Los análisis grafológicos también determinan claramente las prioridades.

Cada uno jerarquiza sus prioridades, según sus necesidades físicas, mentales o sociales:

1.     Prioridades para la calidad de vida: Salud, alimentación, educación, trabajo, vivienda, economía, equilibrio, etc.

2.     Prioridades para la seguridad: Protección, orden, leyes, policía, estabilidad, seguridad física, etc.

3.     Prioridades para la pertenencia: Familia, amar y ser amado, amigos, afectos, participación grupal y social, etc.

4.     Prioridades para la estima: Realización personal, estatus social, responsabilidad, reputación, crecimiento personal, etc.

5.     Prioridades para la convivencia: Religión, libertad, hermandad, motivación, respeto, etc.

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres.

La ignorancia no exime de educar bien a los hijos.

ESCUELA PARA PADRES

La ignorancia no exime de educar bien a los hijos.

Si cree que ya lo sabe todo, no siga leyendo.

3,179 Palabras. Tiempo de lectura 11:00

  • Las 10 principales situaciones de vida, con las que los hijos tienen que coexistir
  • Los 10 principales ejemplos del marketing de la ignorancia, que influyen en la mala educación dada a los hijos
  • Las 18 principales consecuencias, producidas por la ignorancia
  • Los 10 principales problemas que no se arreglan, con la ignorancia voluntaria o consentida
  • Las 10 escusas más esgrimidas, ante la ignorancia de la mala educación de los hijos
  • Las 50 mejores sentencias sobre la ignorancia, en la educación de los hijos

Algunos artículos relacionados:

La ignorancia de las leyes, no exime su cumplimiento. Tampoco la ignorancia de saber educar a los hijos, exime la obligación de hacerlo, pues hay muchos medios para aprender a educar. La ignorancia no es una excusa, suele ser una disculpa. La ignorancia de las normas morales, que regulan la convivencia entre las personas, no debe ser una justificación para hacer lo que se quiere hacer.

No cabe la ignorancia y alegar que “yo no sabía”, “no me lo habían dicho”, etc. No se puede saber de todo y todo. Hay generalistas, que saben un poco de muchas cosas, y especialistas que saben muchas cosas, de un sólo tema. Pero en el conocimiento de cómo y cuándo educar a los hijos, hay que saber mucho y de todo. En esto no caben las disculpas, pues la ignorancia, conlleva resultados amargos e irreversibles.

No se puede ignorar la realidad de vivir la situación de cada momento. Los padres deben enseñar a sus hijos a vivir con realismo, dentro del mundo que les ha tocado vivir, pero tienen que prepararles, para que esas situaciones no contaminen su modelo de vida. Deben educarles para que puedan vivir rodeados de cosas que, ni a los padres, ni a los hijos, les gustaría que existiera, pero existen, lo que no quiere decir que haya que aceptarlas y mucho menos seguirlas.

Las 10 principales situaciones de vida, con las que los hijos tienen que coexistir:

1.     El consumismo y el despilfarro.

2.     El consumo de drogas.

3.     La ausencia del cumplimiento de las virtudes y valores humanos.

4.     La falta de ética en la vida, en el trabajo y en los negocios.

5.     Las adopciones injustas de niños.

6.     Las costumbres inmorales o las leyes injustas.

7.     Los divorcios.

8.     Los matrimonios contrarios a la ley natural.

9.     Los sobornos, corrupciones y enriquecimientos ilícitos.

10. Todo lo que está impidiendo el derecho a la vida, desde la concepción, hasta la muerte natural.

Hay muchos medios para no ser ignorantes, frente a la educación de los hijos: Las Escuelas para Padres, los sacerdotes, pastores, rabinos o imanes, según la religión que se profese, los expertos en educación, los libros, la búsqueda en Internet ante temas concretos, las redes sociales, etc. No tengan  miedo a preguntar sobre cómo educar, todo menos quedarse ignorante, pues se sufre y se hace sufrir a los hijos. El cómo educar a los hijos, hay que aprenderlo desde antes de que nazcan y debe empezar, desde las generaciones anteriores. Nadie ha nacido sabiendo y menos en un tema que, cambia tanto en cada nación, comunidad y situación.

La ignorancia voluntaria puede convertirse, en una irresponsabilidad, ya que eso impedirá a los padres, conocer la forma de educar a los hijos e incluso, de contestar a las preguntas e inquietudes que estos les hagan. Los hijos siempre esperan recibir el consejo o las instrucciones adecuadas de sus padres, aunque no siempre les hagan caso.

La ignorancia en la forma de educar a los hijos, suele ser muy cruel, con ellos y con los padres, ya que sus consecuencias dejan muy pocos supervivientes, una vez que ha echado cimientos en la familia.

El marketing de la ignorancia, es utilizado para adormecer las conciencias de los padres, ante las obligaciones que tienen de conocer perfectamente, la forma de educar a los hijos. Hay tanta energía puesta en favor de ese marketing, que a millones de padres, les hace consumir la educación errónea que vende.

Los 10 principales ejemplos del marketing de la ignorancia, que influyen en la mala educación dada a los hijos:

1.     El cambio de la televisión, por la lectura.

2.     El no querer enfrentarse a los daños que produce, el consumo del alcohol y de las drogas.

3.     El riesgo de las adicciones corporales como: Vigorexia, anorexia, bulimia, ninfomanía, cleptomanía, piromanía, ludopatía, etc.

4.     La comodidad ante el esfuerzo necesario, para mejorarse profesionalmente.

5.     La negligencia ante los excesos de la mal alimentación, que lleva a la pérdida de la salud.

6.     La pereza frente a la obligación de cambiar de vida, cuando se está en el camino equivocado.

7.     La vergüenza para no preguntar a los expertos, en cómo educar a los hijos.

8.     La pérdida de tiempo pasado inútilmente, en las redes sociales.

9.     Creerse que la genética o las costumbres familiares influyen, en que no podemos cambiar a mejor.

10. Todo va a seguir igual, por mucho que te empeñes en cambiarlo o cambiarte. El mundo es así desde el principio de la humanidad.

La ignorancia voluntaria no produce felicidad, produce amargura al darse cuenta de que hay tantas cosas, que no se conocen y que se deberían conocer.

La ignorancia hace que excluyamos de nuestro, entorno a las personas, cosas y conocimientos, que deberían ser parte de la educación dada y de la convivencia familiar y social.

La vacuna contra la ignorancia, funciona cuando se pregunta a los expertos para prevenir, estudiar y corregir los problemas, los fracasos y las decepciones. Nadie nace sabiendo todo, aunque haya muchos que se crean superiores, incluso con sus limitados conocimientos.

Las 18 principales consecuencias, producidas por la ignorancia:

1.     La ignorancia ayuda a tropezarse en los peldaños, que hay que subir en la vida.

2.     La ignorancia crea, fomenta y se asienta, en la cadena familiar durante generaciones.

3.     La ignorancia crece, cuando es fomentada por el instinto de grupo.

4.     La ignorancia es la desesperación de la inteligencia.

5.     La ignorancia fomenta hacer lo que no se quiere hacer.

6.     La ignorancia hace que se pase rápidamente, de recibir aplausos, a tener que soportar los silbidos.

7.     La ignorancia impide alcanzar la causa que se quiere conseguir o que se está obligado a hacer.

8.     La ignorancia logra convertir en mentiras, a las verdades.

9.     La ignorancia multiplicada, no suma conocimientos. Mil ignorantes, no suman un sabio.

10. La ignorancia no producen beneficios a corto, medio o largo plazo, produce problemas, en la educación de los hijos.

11. La ignorancia no siempre se nota, pero se advierten sus efectos y consecuencias.

12. La ignorancia por sistema o por omisión, no es siempre un notorio déficit de índice intelectual, es vagancia, indolencia, pereza, dejadez, etc.

13. La ignorancia puede estar hecha y mantenida por rituales sociales, deportivos, y sobreentendidos innecesarios.

14. La ignorancia que duerme, no ve, ni siente, despertar los problemas.

15. La ignorancia que impide distinguir el bien del mal, está soportada por la falta de la práctica y conocimiento de las virtudes y valores humanos.

16. La ignorancia que se descubre a destiempo, suele manifestarse cuando ya es tarde.

17. La ignorancia voluntaria en la educación de los hijos, está muy cerca de la mala fe.

18. La ignorancia y el conocimiento, hablan lenguajes antagónicos.

Los 10 principales problemas que no se arreglan, con la ignorancia voluntaria o consentida:

1.     La ignorancia afectiva: Impide amar al prójimo, como a nosotros mismos.

2.     La ignorancia alimenticia: Impide informarse bien de los alimentos, que son mejores para mantener la salud, pudiendo originar problemas o enfermedades irreversibles.

3.     La ignorancia de la salud: Impide conocer lo que es necesario, para prevenir y curar las enfermedades y llevar una vida saludable.

4.     La ignorancia de las leyes: Impide llevar un comportamiento ciudadano, sin contravenir la convivencia, lo que origina tener que someterse a veces, a castigos impensados.

5.     La ignorancia económica y financiera: Impide administrar bien lo ganado, lo ahorrado o lo invertido, creando presas fáciles, para las personas sin escrúpulos.

6.     La ignorancia escolar: Impide abrirse paso en la sociedad, ya que deja a las personas, al margen de los acontecimientos y de las buenas oportunidades, laborales y sociales.

7.     La ignorancia familiar: Impide prevenir o conocer los problemas, que se desarrollan en nuestro entorno y buscar las soluciones adecuadas.

8.     La ignorancia política: Impide distinguir los mensajes amañados o engañosos, que empujan en dirección contraria, hacia nuestros intereses, principalmente a la hora de votar o de crear opinión.

9.     La ignorancia religiosa: Impide distinguir el bien del mal, sobre todo si se ha adormecido la conciencia.

10. La ignorancia social: Impide ver por dónde está marchando la sociedad, cuando hay que tomar decisiones, en la dirección adecuada.

Los padres voluntariamente ignorantes, insensatos e irresponsables, serán cuestionados y criticados por sus propios hijos, por no haberles educado bien, si no habían utilizaron todos los medios que tenían a su alcance. Algunos padres creen que su ignorancia educativa familiar, debe ser pagada por la sociedad o por el Estado, sin llegar a entender, que los únicos causantes han sido ellos mismos, los padres ignorantes y que nadie tiene por qué pagar por esa ignorancia. De tales padres, tales hijos.

Los padres no pueden argüir ignorancia, sobre la forma en que tienen que educar a sus hijos, para que ellos sepan a ciencia cierta, lo que tienen que hacer y lo que no tienen que hacer. Justificar la ignorancia, no es ninguna solución que respalde la falta de educación a los hijos. Suelen ser escusas inválidas, para intentar justificar su ignorancia en la forma y hechos de educar a los hijos.

Los padres no deben invocar ignorancia, para la educación de sus hijos, justificándose debido a que han vivido o siguen viviendo, en una burbuja profesional o social, obligada o voluntaria, pero alejada del mundo real, donde no entra ninguna formación educativa, ni sale la dedicación a sus obligaciones familiares. Aislar a los hijos, en una burbuja similar, es una irresponsabilidad que se paga con creces, en el presente o en el futuro, después no valen las lamentaciones familiares.

Hay padres que por cabezonada o ignorancia, no se forman para poder educar a sus hijos. Pretenden auto convencerse, que la sociedad es la ignorante y que son ellos, los que van a modificar a la sociedad, donde se criarán sus hijos. Les están permitiendo vivir en la ignorancia irracional, soportada con el riesgo del error irreversible, al negarles las oportunidades de prosperar, ya que cuanto más sepan y mejor educados estén, más y mejor prosperarán.

La ignorancia no es valentía. Los hospitales, las cárceles y los cementerios, están llenos de personas ignorantes que se creían valientes y jugaban a héroes, ignorando las consecuencias. La valentía debe estar unida al conocimiento, ya que de lo contrario, se puede convertir en un escape de la cobardía.

Los padres no pueden ignorar los daños morales, físicos, mentales, económicos y legales, que pueden producir en sus hijos, si no les educan bien, ya que son ellos los que tienen la responsabilidad de su presente y futuro.

Las 10 escusas más esgrimidas, ante la ignorancia de la mala educación de los hijos:

1.     No me avisó nadie que eso podría llegar.

2.     No me corrigieron a tiempo, ni a destiempo.

3.     No me di cuenta de lo que hacía, y de lo que no hacía.

4.     No me dijeron cómo había que hacerlo o no hacerlo, todos lo hacían igual.

5.     No quería que se burlaran de mí, ni de ellos.

6.     No sabía cómo hacerlo.

7.     No sabía que tenía que saberlo.

8.     No supe que era demasiado esfuerzo.

9.     No tenía hijos fáciles de educar, todos eran muy difíciles.

10. No tenía ni tiempo y ni dinero para educar, pues lo empleaba en otras cosas.

La ignorancia no es valentía, cuando se esgrime como disculpa, en la toma de las grandes decisiones. Suele ser un escape, una comodidad, una cobardía, ante la posible lucha, una presunción de poderío, alegando falta de miedo a las consecuencias. Una tolerancia desproporcionada, para cerrar los ojos ante las posibles consecuencias, presentes o futuras.

Los padres no pueden justificar su ignorancia funcional, por su falta de preparación, de tiempo o de conocimientos, sobre la situación, características, fondo y forma de los problemas, que tienen o puedan tener sus hijos. Deben anticiparse, para evitar incurrir en los daños físicos, legales o morales, que por su falta de responsabilidad, podrían incurrir ellos mismos o sus hijos. Los padres al ser los primeros y obligados educadores, no pueden expresar disculpas, ni por su ignorancia voluntaria, ni por su voluntad ignorante.

Los padres no pueden ignorar, ni minimizar la dignidad inviolable, del ser humano dentro y fuera de la familia, célula base de la sociedad, desde el punto de vista religioso, ético, social y demográfico. No pueden vivir con ignorancia o ingenuidad, frente a la enorme cantidad de peligros morales y físicos, que acechan a los hijos.

La ignorancia negligente de los padres, les deja al descubierto su falta de educación, lo que les impide distinguir, entre lo que deben pensar e incluso a pensar, lo que fomenta la infidelidad familiar y social, al ignorar voluntariamente, las necesidades de los hijos, que están bajo el deber sagrado de educarlos, con el ejemplo y la práctica de las virtudes y valores humanos.

La soberbia es la cuna de la ignorancia, culpable o voluntaria, que hace a algunos creerse mejores y mejor preparados que los demás, en todas las tareas y capacidades. Les impide darse cuenta, de la sordera y ceguera interior que tienen, al ignorar las consecuencias, que pudieran acontecerles por su ignorancia.

A los padres no les es lícito ignorar, que la vida de sus hijos puede ser pisoteada, por ellos mismos o por otros, aunque las leyes injustas lo permitan. No deben mantener y consentir una ignorancia engañosa, que acalle y atrofie su conciencia, con actitudes o actividades deshonestas, aunque estén aceptadas colectivamente, por una sociedad complaciente, que se aprovecha de la ignorancia de otros. Es el ejemplo del mal uso o indiscriminado, de las redes sociales y de algunos medios de comunicación.

Las 50 mejores sentencias sobre la ignorancia, en la educación de los hijos:

1.     El ignorante aconsejado, se puede convertir en enemigo.

2.     El ignorante afirma o niega sin conocimiento, el sabio reflexiona y duda.

3.     El ignorante habla y el que calla otorga.

4.     El ignorante, ignorar su propia ignorancia.

5.     El ignorante si se calla, pasará por entendido.

6.     El ignorante tiene valor, el sabio miedo.

7.     El primer paso del ignorante, es presumir de saber.

8.     En la amistad y en el amor, se es más feliz con la ignorancia, que con el saber.

9.     En la mayoría de los casos, la ignorancia es algo superable, si se quiere saber.

10. Es ignorancia no saber distinguir, entre lo que necesita y lo que se puede.

11. Es mejor ser examinado, que ignorado.

12. Es propio de hombres de cabezas mediocres, embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza.

13. Hay la misma diferencia, entre un sabio y un ignorante, que entre un hombre vivo y un cadáver.

14. Hay tres clases de ignorancia: No saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.

15. Ignorar los hechos, no impide que existan.

16. La enfermedad del ignorante, es ignorar su propia ignorancia o la ajena.

17. La ignorancia consciente, es un gran paso hacia el saber.

18. La ignorancia es la carga más pesada. Pero quien lo lleva, no lo siente.

19. La ignorancia es la madre de la admiración, de la maldad y de todos los demás vicios.

20. La ignorancia es la madre del miedo.

21. La ignorancia es la noche de la mente, pero sin luna, ni estrellas.

22. La ignorancia es no saber lo que hay que saber, es la antítesis del saber.

23. La ignorancia es pasajera, el conocimiento es perdurable.

24. La ignorancia es un mal y el conocimiento un bien.

25. La ignorancia está llena de infinidad de cosas inútiles.

26. La ignorancia está menos lejos de la verdad, que el prejuicio.

27. La ignorancia humana, no permanece detrás de la ciencia, crece tan rápidamente como ésta.

28. La ignorancia no crea felicidad, crea tontos ignorantes.

29. La ignorancia no hay que ocultarla, sino descubrirla, ponerle remedio y ser consciente de ella.

30. La ignorancia produce prejuicios religiosos, raciales, sociales y políticos.

31. La ignorancia puede estar soportada, por conocer demasiadas cosas, que no son verdad.

32. La ignorancia puede producirnos errores, pero con ellos aprender.

33. La ignorancia sale a relucir, cuando se discute mucho, para probar la sabiduría.

34. La ignorancia se descubre, mediante el estudio y la educación.

35. La ignorancia se hace patente, al porfiar en una necia discusión.

36. La ignorancia sincera, la estupidez concienzuda y la charlatanería continua, son peligros para la sociedad.

37. La ignorancia y el error gritan. El saber y la razón hablan.

38. La ignorancia y el error, son manantiales de mal humor.

39. La ignorancia y la debilidad, producen la mayoría de las discordias.

40. Lo peor de la ignorancia es que, a medida que se prolonga, adquiere confianza.

41. Los cántaros como los cerebros, cuanto más vacíos, más ruido hacen.

42. Muchos desprecian lo que ignoran.

43. Nada hay en el mundo tan común, como la ignorancia y los charlatanes.

44. Nada hay más terrible, que una ignorancia activa.

45. Nada perturba tanto la vida humana, como la ignorancia del bien y el mal.

46. Ninguna época ha sabido tantas y tan diversas cosas del hombre, como la nuestra. Pero en verdad, nunca se ha sabido menos, qué es el hombre.

47. Por nuestra ignorancia, no sabemos las cosas necesarias, por el error las sabemos mal.

48. Ser consciente de la propia ignorancia, es un gran paso hacia el saber.

49. Si te parece que sabes mucho y entiendes mucho, ten por cierto que, es mucho más lo que ignoras.

50. Todos somos muy ignorantes, lo que ocurre es, que no todos ignoramos las mismas cosas.

Si tiene algún comentario general, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com 

Desde el Indice podrá encontrar todos los artículos, por orden de publicación y utilizando el buscador, localizarlos según los temas deseados.

Si tiene algún familiar o amigo, al que cree que le puede interesar este artículo, por favor renvíeselo. Es posible que se lo agradezca.

Problemas con los hijos. Cómo aprender a prevenirlos, afrontarlos y solucionarlos.

ESCUELA PARA PADRES

Problemas con los hijos. Cómo aprender a prevenirlos, afrontarlos y solucionarlos.

2,381 Palabras. Tiempo de lectura 9:00

  • Los 10 principales problemas de los hijos con los padres
  • Las 20 principales preguntas ante los problemas
  • Los padres “habriaqueístas” y “ojalahubieraístas” cuando se enfrenten al tener que buscar soluciones a los problemas
  • Los “hijos trofeo” son los que sirven a los padres para exponerlos ante la sociedad, mostrándolos como signos externos de riqueza
  • Los 15 conceptos clave para manejar los problemas con los hijos
  • Las 29 mejores sentencias sobre la resolución de los problemas

Algunos artículos relacionados:

Solucionar los problemas, se puede comparar a comerse un elefante, cuya única manera es partiéndolo en pequeños trozos. Si se analizan bien los problemas y se trocean, es posible que cada trozo, tenga una solución y tiempo diferente.

Algunos problemas hay que intentar solucionarlos, pensando al revés de su normal desarrollo. Empezando desde prever el final e ir marcha atrás, hasta hoy, previendo y situándose en el hipotético mundo, de las presentes y futuras consecuencias e influencias, en el conjunto de la vida de los hijos y de la familia. Es una muy buena forma de encararlo, al buscar las soluciones a las distintas fases del problema, desde el prisma del momento actual y futuro.

Los padres tienen que centrarse, tanto en las soluciones, como en los problemas. Las soluciones tienen que definirse en forma, tiempo y lugar, además de complementarlas con las preguntas de ¿por qué, para qué, cómo y cuándo?

Los problemas están presentes, los hayamos descubierto o no, llegarán cuando menos los esperemos, o cuando hayamos calculado que llegue. Pero llegar, llegan. Lo importante es prepararse para su llegada, su resolución y asumir o luchar contra las consecuencias. Hay que intentar que no nos superen, hundan o paralicen, pues entonces, es mucho más difícil salir de ellos.

Siempre parece que el problema de hoy, es mucho más importante, intenso y difícil, que todos los que hubo anteriormente. Cada problema se soluciona de una manera e intentamos que pasen al olvido, aunque sus consecuencias o soluciones, hayan quedados fijados en algún punto de la memoria. Pero el problema que llega hoy, es el que nos puede quitar la calma, sin pensar que otros problemas anteriores, también lo hicieron, pero que con la perspectiva de lo pasado, ya nos parece que no eran tan importantes, en relación con lo que en su momento creímos.

Es conveniente repasar lo que ocurrió y la angustia que pasamos, comparándolos con los problemas actuales y ver que, le estamos dando demasiada importancia o que las soluciones que les dimos, podrían aplicarse hoy también. Así cuando pase el tiempo, nos demostrará que siempre sale el sol, después de las tormentas, aunque a algunos les dejen empapados, si no han sido prevenidos.

Los “hijos trofeo” son los que sirven a los padres, para exponerlos ante la sociedad, mostrándolos como signos externos de riqueza. Suelen ser las consecuencias, de las frustraciones personales o colectivas, que creen que van a solucionarse, con la imagen de los padres proyectada en sus hijos. Será muy difícil que los padres puedan prevenir, afrontar y solucionar los problemas que produzcan esos “hijos trofeo”, pues los mismos padres, irresponsablemente, son los que les han inducido a crearlos, ya que les han rodeado de lo máximo que pueden darles, e incluso de lo que no deben darles, ni les hace falta.

Los 10 principales problemas de los hijos, con los padres: (La intensidad, frecuencia, negociación y consecuencias, dependerán de la edad física y mental de cada uno de los hijos).

1.     Sobre la aceptación de la autoridad de los padres.

2.     Sobre la administración del dinero, que quiere percibir y lo que necesita, o quiere que le compren.

3.     Sobre la calidad y tratos con sus amistades.

4.     Sobre la desviación y obediencia a las normas familiares.

5.     Sobre la formación religiosa y social.

6.     Sobre las relaciones con los otros familiares: Abuelos, tíos, primos, etc.

7.     Sobre las relaciones y comparaciones, con los otros hermanos y familiares.

8.     Sobre los estudios. Dedicación, horarios, disciplina, resultados, profesores, etc.

9.     Sobre los horarios de levantarse y llegada a la casa.

10. Sobre llevar un plan de vida familiar, escolar y social, previamente negociado.

Los problemas son cuestiones, hechos, disgustos, preocupaciones, situaciones o circunstancias, que están sin aclarar y que es difícil o dudoso, encontrar sus soluciones. Aunque algunos tengan una sóla, otros tienen múltiples, pues si no, no serían problemas, serían hechos irresolubles. El asunto es encontrar la más adecuada a las personas y a las circunstancias.

Los problemas llegan atropellándose, unos encima de otros, casi siempre sin avisar. Lo que no se suele saber, a no ser que se haya previsto, es cómo, cuándo y por qué vienen. Hay que tener previstas con anticipación, las soluciones de los posibles problemas, que pudieran llegar. Si no se tienen previstas las soluciones, se debe salir a buscarlas inmediatamente, mucho antes de que los problemas se enquisten, consoliden o se hagan añejos y de difícil solución.

Las 20 principales preguntas ante los problemas:

1. ¿A quién le corresponde solucionarlo?

2. ¿Atraigo los problemas, porque soy problemático con mis actitudes de vida?

3. ¿Cómo nos afectan los problemas y sus consecuencias presentes y futuras, a mi cónyuge, a mí, a los hijos, a la familia, a los amigos y a la sociedad?

4. ¿Con quién he consultado el problema buscando soluciones?

5. ¿De qué forma voy a convivir con el problema, si no lo soluciono?

6. ¿Es siempre o casi siempre, la misma persona o circunstancia, la que produce el problema?

7. ¿Hay disposición para cumplir las soluciones recomendadas o acordadas, para corregir los problemas?

8.    ¿He aceptado o enfrentado, las realidades de los problemas?

9.     ¿He analizado cuál es la causa, por los que han podido surgir los problemas?

10. ¿He analizado las ventajas e inconvenientes, de las posibles situaciones presentes y futuras, producidas por el problema?

11. ¿He analizado, definido, desglosado o desmenuzado sin pasión, los problemas lo más concretamente y en tantas partes, como se pueda hacer?

12. ¿He buscado y encontrado soluciones razonables y viables a los problemas, que estén al alcance de la mano y que no sean quimeras?

13. ¿He confundido los deseos con las realidades, frente a los problemas?

14. ¿He tratado de buscar, si se pueden sacar algunos beneficios de los  problemas?

15. ¿Me doy cuenta que cuando no me enfrento al problema, con soluciones razonables, este se agranda más y      es más difícil solucionarlo?

16. ¿Me he rebelado interna o externamente, contra los problemas?

17. ¿Me meto constantemente en problemas, que luego no puedo solucionar?

18. ¿Por qué tengo ese problema?

19. ¿Preveo los problemas que pueden ocurrirme y preparo con anticipación, las posibles soluciones?

18. ¿Quién ha sido el responsible de la causa del problema?

Los padres “habriaqueístas” y “ojalahubieraístas” son los menos eficientes, cuando se tienen que enfrentar al tener que buscar soluciones a los problemas reales, presentes o futuros de los hijos. ¿Qué habría sucedido si hubiéramos o hubieran hecho las cosas, de otra manera? Pero no se han hecho como hubiéramos querido. Se han hecho, como se han hecho. ¡Ojala hubiera habido otra forma de hacer las cosas! Es una pérdida de tiempo, alejarse de la realidad y pasarse el día pensando, en cómo deberían haber sido las cosas.

Los padres no deben permitir contaminarse del “habriaqueísmo” ni del “ojalahubieras”, si no tratar de idear, encontrar, planear y proyectar las soluciones concretas, ante problemas bien definidos. Pero esto requiere mucho esfuerzo, si no se está muy bien educado en las virtudes y valores humanos, principalmente en alegría, fe, esperanza y amor.

Los padres nunca deben cansarse de hacer propósito y planes, para prever los posibles problemas, que les pudieran llegar a través de los hijos. Si no aciertan a la primera, deben volver a intentarlo, todo antes de perder la sensibilidad necesaria, para saber localizar los problemas y las soluciones. No deben seguir cerrando los ojos, pactando con un sistema, simplemente porque “Aquí así funciona”, o porque “Todos lo hacen”, “Es mucho más cómodo”. Siempre hay una alternativa, con palabras o acciones, para encontrar las soluciones correctas, pues la educación en la familia, está llena de sacrificios, caídas, esfuerzos y alzadas.

Los 15 conceptos clave para manejar los problemas con los hijos:

1.     Analizar los problemas y errores propios, para esforzarse en cambiarlos, mucho antes de buscar soluciones a los problemas de los hijos, pues es posibles que los padres, sean la causa o el efecto, de los problemas de los hijos.

2.     Buscar opciones y soluciones. Enseñar a los hijos, a no conformarse con las primeras ideas de respuestas que aparezcan, sin haber colaborado previamente en las “tormentas de ideas” compartiéndolas entre toda la familia.

3.     Conocer profundamente a cada uno de los componentes familiares, para que cuando llegue la hora de los análisis y soluciones, haya ya un camino abierto para ellas.

4.     Demostrar empatía e identificación mental y afectiva, que incluya la actitud positiva con él o los hijos, que han causado el problema, aceptando que los cambios, forma parte del desarrollo de la vida de todos.

5.     Desarrollar la capacidad de adaptación familiar, para afrontar los problemas, evitando que ellos anulen o desborden, la disposición de los padres para buscar las mejores soluciones.

6.     Enseñar a dialogar. Fomentándoles la habilidad, para que dialogando sepan convencer, explicar y persuadir las ideas que expongan.

7.     Entusiasmar sin decaimiento ni desánimo, para resolver los problemas, pensando en los futuros beneficios, de la posible desaparición de los contratiempos.

8.     Evaluar y analizar los puntos fuertes y los puntos débiles del problema, y de cada uno de los miembros familiares a los que atañe o van a atañer, las incertidumbres.

9.     Evitar tener miedo a intentar resolver los problemas. Solamente hay que tener miedo, si se carece de la valentía de preverlos e identificarlos y de analizar las soluciones.

10. Fomentar la creatividad y la curiosidad, para examinar el entorno y así poder extraer ideas, que luchen contra la incertidumbre y que ayuden a tener una mente despierta constantemente, en la búsqueda de nuevas soluciones, a los problemas de siempre y a los futuros.

11. Incrementar el criterio, la ponderación y el espíritu selectivo, para que sepan y puedan analizar, todas las partes que componen el problema, así como las posibles soluciones y repercusiones. A poder ser con ejemplos concretos, de situaciones reales.

12. Organizar la familia, tanto en la parte de la planificación de los proyectos y actividades, como en la exposición de las ideas, pues así se pueden evitar las frustraciones.

13. Promover la comunicación familiar, dejando hablar a los hijos y alentándoles, a que se expliquen con todos los detalles, sin interrupciones y sin escatimarles el tiempo, de forma que se sientan cómodos, en su forma de expresión.

14. Rechazar el pesimismo y la indecisión, aunque haya incertidumbre del futuro, para que se pueda apreciar, más oportunidades de alternativas y soluciones de los problemas.

15. Resistir ante las adversidades e incertidumbres que crean los problemas, para  con flexibilidad poder hacerles frente y sobreponerse a ellos, para buscar la forma de salir reforzado.

16. Trabajar en equipo. Para la búsqueda de soluciones a los problemas. La familia tiene que ser un bloque unido, para que sea indestructible.
Las 29 mejores sentencias sobre la resolución de los problemas:

1.     Cuando atrasamos la cosecha, los frutos se pudren, pero cuando atrasamos los problemas, no paran de crecer.

2.     El hombre se descubre, cuando se mide con un problema.

3.     El modo de resolver los problemas, es enfrentarse a ellos.

4.     En la práctica, sólo es problema, lo que la inteligencia puede resolver.

5.     Hay que apresurarse siempre, hacia la solución de los problemas, para que no se hagan viejos.

6.     La cooperación no es la ausencia de problemas, si no el medio para resolverlos.

7.     La formulación o descubrimiento de un problema, es más importante que su solución.

8.     La mayoría de personas, gastan más tiempo en hablar de los problemas, que en afrontarlos

9.     La vida no es dejar que pase el problema. Es aprender a solucionarlo.

10. Los problemas existen desde siempre. No hay que tratar de evitarlos, si no de entenderlos, para solucionarlos.

11. Los problemas presentan la oportunidad, de dar el máximo esfuerzo.

12. Los problemas son frecuentemente, las herramientas con las que Dios nos adapta, para dar un paso adelante.

13. Los problemas son mensajes que hay que saber descifrar, para solucionarlos.

14. Los problemas son oportunidades, para demostrar lo que se sabe.

15. Los problemas, como los elefantes, solamente se puede comer a trocitos.

16. No hay ningún problema que no ofrezca, el regalo de la solución.

17. No hay que buscar culpables, si, soluciones.

18. No podemos evitar cometer errores, pero si podemos poner constantemente atención, para tratar de evitarlos.

19. No resolver los problemas, es garantizar un problema mayor.

20. Para los problemas hay que ponerse la venda, antes que la pedrada.

21. Plantearse los menos problemas posibles, es la única manera de resolverlos.

22. Prevenir los problemas, es casi curarlos de antemano.

23. Quien sabe resolver problemas, es menos eficiente, que quien sabe evitarlos.

24. Se requieren nuevas formas de pensar, para resolver los problemas creados, por las viejas formas de pensar.

25. Sí a causa de un problema, se convocan muchas reuniones, las reuniones llegarán a ser, más importantes que el problema.

26. Si un problema puede plantearse, también puede resolverse.

27. Sólo hay una manera de ser feliz y es dejando de preocuparse por los problemas, que están fuera de nuestro control.

28. Son los problemas sin resolver, no los resueltos, los que mantienen activa la mente.

29. Un problema deja de serlo, si no tiene solución.

Si tiene algún comentario general, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com 

Desde el Indice podrá encontrar todos los artículos, por orden de publicación y utilizando el buscador, localizarlos según los temas deseados.

Si tiene algún familiar o amigo, al que cree que le puede interesar este artículo, por favor renvíeselo. Es posible que se lo agradezca.

 

 

 

Cómo mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar.

ESCUELA PARA PADRES

Cómo mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar.

  • Los 8 principales derechos y obligaciones no negociables de los padres
  • Los 10 consejos más importantes para mantener el equilibrio, entre la autoridad y la paz familiar
  • 12 Conceptos para mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar

2,225 Palabras. Tiempo de lectura 8:00

Algunos artículos relacionados:

Los padres para mantener la armonía y paz familiar, deben conservar la autoridad sobre los hijos, pues tienen muchas obligaciones que cumplir, para lograr su buena educación. Esta autoridad también conlleva la gran responsabilidad de realizar sus obligaciones inherentes, entre ellas, mantener los derechos indiscutibles que tienen los hijos. Sin olvidar que la autoridad, las obligaciones y la responsabilidad, van cambiando a medida que los hijos se van haciendo mayores en edad física y mental.

Tiene que haber un equilibrio en las reglas de juego familiar, entre lo que se quiere, lo que se exige, lo que se tiene derecho y lo que se da a cambio. Cada vez los hijos quieren exigir mayores derechos y obtener mayores libertades, aunque muchas veces esas apetencias, sean a cambio de nada, y eso no puede ser.

Todos los hijos pueden dar algo a cambio de lo que piden, cada uno en la medida de sus posibilidades, pero “manitas que no dais, que esperáis”. Cuando los hijos empiezan a entender, que todo derecho conlleva una obligación, es cuando empieza a haber una buena armonía. Cuando solamente exigen “Que me den, que me den” entonces desaparece la concordia y por lo tanto la paz familiar.

La paz familiar no es la ausencia de la guerra. La paz familiar se consigue con negociaciones y consensos, incluso en las cosas más difíciles. Los fundamentos básicos que conforman la familia, no deben ser suprimidos ni olvidados, bajo ningún concepto, pues esos principios básicos, son los que la mantienen fuerte, unida y protectora, para todos los miembros presentes y futuros.

A medida que los hijos van siendo mayores, se va imponiendo la negociación, para llegar a consensos donde ambas partes se sientan cómodos. En una familia no debe permanecer el concepto de divisiones, clanes o equipos diferentes, pues todos tienen que remar en la misma dirección, aunque algunos tengan que alcanzar objetivos distintos y sostengan diferentes formas de hacerlo.

En la familia las negociaciones, acuerdos y consensos, tienen que estar basados en una buena educación, que abarque todos los campos. Es muy difícil, por no decir imposible, negociar algo, si no hay unas previas bases educativas bien asentadas, donde el ejemplo y la práctica de las virtudes y valores humanos, estén introducidos desde pequeños.

Hay obligaciones de los padres, que no son negociables, pero pueden irse adaptando a las circunstancias de la familia, la sociedad y a la madurez de los hijos. Esas adaptaciones también están relacionadas, con la cota de libertad que los hijos quieran o necesiten ir obteniendo.

Es difícil, pero no imposible, armonizar o equilibrar la autoridad de los padres con el bienestar, la paz y la alegría familiar. Para ello hay que tener unas reglas claras y concretas, sobre lo que es negociable y lo que no negociable, en las relaciones familiares.

Los 8 principales derechos y obligaciones no negociables, de los padres:

1.     Los padres tienen el derecho a elegir libremente, el sistema de educación que quieran para sus hijos.

2.     Los padres tienen el derecho a la libre expresión de su religión, a practicarla y a enseñarla, privada y públicamente.

3.     Los padres tienen el derecho a reconocer y a que les reconozcan, que la familia se funda en el compromiso entre un hombre y una mujer, que hacen donación de sí mismos y se comprometen a la procreación y cuidado de los hijos.

4.     Los padres tienen la indiscutible, innegable e intransferible obligación, de educar y mantener bien a sus hijos.

5.     Los padres tienen la obligación de dar ejemplo, para educar a sus hijos en la práctica de las virtudes y valores humanos.

6.     Los padres tienen la obligación de poner reglas de comportamiento y de vida a sus hijos, para formarles el carácter y que estén preparados para afrontar su futuro con equilibrio, entre libertad y disciplina.

7.     Los padres tienen la obligación de promover el bien común, en todas sus formas.

8.     Los padres tienen la obligación de reconocer y el derecho a que les reconozcan, que la vida humana es sagrada e inviolable desde su concepción, hasta su muerte natural.

Los 10 consejos más importantes para mantener el equilibrio, entre la autoridad y la paz familiar

1.     Aceptar la autoridad de los padres, que por su experiencia y amor, sabrán educar a sus hijos, aunque algunas veces les duela a ambos.

2.     Callar, si lo que se va a decir no sirve para mantener la paz y solamente sirve para aumentar la discordia, teniendo mucho cuidado al hacerlo, pues algunas veces, el que calla otorga o consiente.

3.     Comprometerse toda la familia a hablar sin gritar y educadamente, cuando se presente una discusión o un problema.

4.     Escribir muy claramente, cuáles son las principales virtudes y valores humanos, que deben conformar esa familia y cumplirlos y hacerlos cumplir por todos.

5.     Fomentar con el ejemplo la firmeza y la amabilidad, proponiendo reglas íntegras, claras, concretas y respetuosas con cada edad, características y situaciones, para que triunfe la justicia, la libertad y la caridad.

6.     Impulsar a que todos los familiares y amigos, sean queridos y respetados, para que ello repercuta como ejemplo en la sociedad.

7.     Mantener siempre una comunicación abierta, de forma que pueda fluir el dialogo entre todos y sobre todos los temas, pues cada uno de los miembros de la familia, es igual de importante ante los demás.

8.     Permitir que todos puedan expresar su opinión, para que sea escuchada con atención, antes de ser juzgada.

9.     Promover el que todos hablen bien de todos, evitando las murmuraciones, los falsos testimonios, las mentiras y las medias verdades.

10. Respetar a cada uno de la familia y hacerse respetar por ellos, fomentando las demostraciones de cariño y tolerancia, evitando las situaciones de violencia, venganza, odio y rencor.

La familia es el principal lugar donde los hijos, a través del ejemplo de sus padres, aprenden a vivir y a desarrollar las virtudes y valores humanos, dentro de una correlación y equilibrio de autoridad y paz, de disciplina y obediencia, de derechos y deberes, incluso a costa de los sacrificios, que sean necesarios hacer entre todos sus componentes.

Los hijos con sus propios actos, tienen que ser garantes de gestionar su propia libertad, entre el aparente dilema, de cumplir con las normas y obligaciones educativas establecidas por la autoridad de los padres, para el bienestar familiar y sus propios y justificados deseos, de crecimiento personal, físico, mental y social.

Para mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar, no debe haber imposiciones educativas arbitrarias, sino las que estén soportadas con la verdad, el bien y la necesidad. La autoridad no debe confundirse con la imposición y la obediencia, a cualquier precio, ya que tiene que estar soportada además, por el conocimiento y la disposición a ayudar.

La autoridad de los padres, siempre que sea coherente con la práctica y enseñanza de las virtudes y valores humanos, debe ser mantenida y ejercitada constantemente, sin altas ni bajas, dentro de las características físicas y mentales de cada hijo en particular. Así aprenderán responsablemente, a distinguir lo que está bien y lo que está mal, incluyendo los motivos que les inducen a obrar de una forma u otra y a descubrir la alegría, que es mejor dar, que recibir.

El equilibrio entre autoridad y paz familiar, aunque suponga un esfuerzo por parte de todos, genera credibilidad en los hijos, dentro del tan necesario contexto de amor, alegría, confianza y seguridad doméstica, originando un clima sano de mutua preocupación y de búsqueda de soluciones a los problemas.

Los padres al ejercer la autoridad, están dando a sus hijos los instrumentos que necesitan, para crecer como personas. La principal herramienta es mostrarles el ejemplo de su propia vida, pues los hijos se fijan en todo lo que hacen los padres y tienden a imitarles.

Los padres deben saber que cuando hay una crisis o un problema importante en la familia, en vez de intentar solucionarlo con gritos, deben darse cuenta, que estas situaciones son oportunidades para sacar a relucir lo mejor que cada uno tiene, dentro de su carácter, tanto para modelarlo a las circunstancias, como para solucionar la crisis. Escucharse mutuamente con respeto y atención, es la mejor arma para resolver el presente y el futuro, de la convivencia familia.

Para mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar, la mayoría de las veces, hay que negociar y tener en cuenta los diferentes puntos de vista de alguno o de todos, los componentes de la familia, intentando combinar todas las características, situaciones internas, externas, circunstancias, etc. para que a poder ser, tengan cabida las opiniones de todos.

Mantener ese equilibrio es todo un arte. que comienza con comentar y dialogar, sigue polemizar, alegar y rebatir siempre educadamente. Pero el principal soporte debe ser la tolerancia, el orden, la paciencia y la convivencia entre todos los miembros de la familia. para así poder conseguir una buena negociación, donde no haya vencedores ni vencidos, donde todos ganen y pierdan algo, para que haya paz y no haya imposición. ni desequilibrio familiar.

12 Conceptos para mantener el equilibrio entre la autoridad y la paz familiar

1.     El equilibrio familiar se facilita, cuando para llegar a acuerdos, se elige el momento, el sitio, las circunstancias y la presencia de uno a uno de la familia o todos en grupo.

2.     El equilibrio familiar llega cuando todos quieren la paz y no la guerra, e intentan ponerse cada uno, en la situación del otro.

3.     El equilibrio familiar no puede ser a cualquier precio. Por el bien de todos, hay cosas no negociables.

4.     El equilibrio familiar se alcanza cuando en las negociaciones, escuchando a todos, se intenta llegar a acuerdos razonables, sin imposiciones y centrándose en el tema principal.

5.     El equilibrio familiar se consigue, cuando todos escuchan a todos, hablando cada uno a su debido tiempo, sin interrupciones, ni gritos.

6.     El equilibrio familiar se debe conseguir sin perder, ni la autoridad, ni el prestigio de los padres, ni la libertad, ni los derechos y obligaciones de los hijos.

7.     El equilibrio familiar se gana con respeto, hacia los demás y a sus circunstancias, controlando los modales, las palabras y el tono de voz, pero siempre con firmeza, en las decisiones beneficiosas para todos, no para algunos solamente.

8.     El equilibrio familiar se logra sin riñas, sermones ni reprimendas, utilizando la convicción de lo que se dice y cómo se dice, para que la familia pueda escuchar, sin tener que estar a la defensiva continuamente.

9.     El equilibrio familiar se mantiene, tomando la iniciativa ante los problemas que se intuyen, avecinan o acaban de llegar, sin esperar a que hagan crisis y la solución sea más difícil o ya imposible.

10. El equilibrio familiar se obtiene, cuando no se pierde el control de la situación, frente a los otros familiares.

11. El equilibrio familiar se produce, cuando lo negociado y acordado, se cumple por todos.

12. El equilibrio familiar se puede conseguir, cuando ante la falta de acuerdos en cosas importantes y difíciles de decidir, se considera conveniente pedir la intervención de algún experto: Pariente juicioso, profesional de la materia, médico, maestro, sacerdote, pastor, rabino o imán, según la religión que profesen.

La confianza y la autoridad, son las bases del buen equilibrio, que favorece la paz familiar. Para que exista, los padres tienen que hacer ver a los hijos, los errores que han cometido o los que pueden cometer, si siguen con la actitud que tienen. Así se evitarán las consecuencias, problemas, castigos y enfados  inherentes a los errores.

No es fácil mantener este equilibrio, entre autoridad y paz, ni son fáciles las preguntas, ni las respuestas que se plantearán. Tampoco es fácil recibir y aceptar contestaciones negativas, ni insistir en explicar cómo deberían ser las cosas en la familia. Pero los padres no pueden ignorar estas realidades. Tienen que luchar contra todas las presiones, internas y externas. Hacer como la mayoría de los peces, nadar y nadar, luchar y luchar. Cuando los padres dejan de luchar, por la educación de la familia y pierden el equilibrio, entre autoridad y paz, se pierde la unión familiar.

Si tiene algún comentario general, por favor escriba a francisco@micumbre.com

Si quiere leer otros artículos complementarios, visite www.micumbre.com 

Desde el Indice podrá encontrar todos los artículos, por orden de publicación y utilizando el buscador, localizarlos según los temas deseados.

Si tiene algún familiar o amigo, al que cree que le puede interesar este artículo, por favor renvíeselo. Es posible que se lo agradezca.


Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 733 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

abril 2014
L M X J V S D
« mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Ultimos Tweets @micumbrecom


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 733 seguidores