Carta a los padres de un hijo adolescente que consume mariguana.

ESCUELA PARA PADRES – Mi Cumbre

Carta a los padres de un hijo adolescente que consume mariguana.

6,086 Palabras. Tiempo de lectura 22:00 aproximadamente.

Algunos artículos relacionados:

INDICE:

  • 40 Preguntas para analizar su situación.
  • 8 Acciones a realizar inmediatamente.
  • 12 Preguntas relacionadas con la situación de los padres y del hijo.
  • 6 Análisis sobre el comportamiento del hijo con las drogas.
  • 7 Pasos como resumen de los análisis anteriores. (50 respuestas necesarias)
  • 10 Argumentos imprescindibles.
  • 3 Preguntas sobre a zona donde viven.
  • Centros de rehabilitación.
  • 10 Preguntas sobre los centros de rehabilitación.
  • Los narcotraficantes.
  • 8 Puntos sobre la salud, los narcotraficantes y la policía.
  • La prevención del consumo.

He leído con mucho detenimiento su sincera exposición sobre el consumo de mariguana por parte de su hijo. Entiendo perfectamente la amargura y preocupación por el presente y futuro de su hijo, al ver que está empezando a destruirse física, moral, familiar y socialmente. Pero les felicito por haber dado el paso acertado en la dirección adecuada, al consultar el caso de su hijo.

Les envío algunas preguntas y comentarios cuyas respuestas nos ayudarán, a Vds. a centrar el problema en su totalidad, y a mí a conocer mejor su caso para poderle hacer el seguimiento, siempre que Vds. lo considere oportuno.

Además, con estas preguntas y sus respuestas siempre estarán Vds. mejor preparados para comentar su caso con otros profesionales. Un problema tan importante no se puede solucionar simplemente con unas cartas. Se necesita dedicarle mucho tiempo, muchos conocimientos, muchas consultas, mucha paciencia y mucho amor hacia su hijo.

40 Preguntas para analizar su situación: Por favor, contéstelas en cada punto y cuanto más detalladas mejor.  Con el análisis de sus respuestas podré tener una visión mejor de su situación, lo que me ayudará a enviarles mis consejos.

  1. ¿Qué edad tiene su hijo o hija?
  2. ¿Conoce las razones en profundidad, no las disculpas que le dice, para seguir consumiendo mariguana?
  3. ¿Cuál es el tipo de vida que llevan su hijo y Vds.?
  4. ¿Han negociado el comportamiento que Vds. quisiera que su hijo cumpliera? Horarios de levantarse y acostarse. Días y horarios de salidas y entrada. Tiempos de estudio en casa. Objetivos parciales de los estudios, no solamente de exámenes finales. Presupuestos para sus gastos discrecionales. Ayuda en las tareas de la casa. Amistades con las que puede alternar y con las que no puede alternar.
  5. ¿Cómo son las calificaciones que obtiene en los estudios?
  6. ¿Cuáles son actualmente los horarios diarios y semanales de su hijo?
  7. ¿Cree su hijo que Vds. son millonarios como para mantenerle los vicios y asumir todas las responsabilidades que tenga con sus vicios?
  8. ¿Están Vds. dispuestos a enfrentarse con su hijo para que por la razón o por la fuerza, aunque no sea la fuerza física, haga las cosas que Vds. digan?
  9. ¿Hasta dónde están Vds. dispuestos a apretarle las tuercas en beneficio de él, en el caso de que no quiera dejar de fumar mariguana?
  10. ¿Están Vds. dispuestos a gastar los ahorros que tienen para su jubilación en pagarle los vicios y los problemas en los que se meta?
  11. ¿Tienen algún informe o evaluación de sus profesores sobre su capacidad de estudio y las razones por las que ellos creen tiene ese vicio?  Solamente en el caso de que lo sepan.
  12. ¿Han negociado con él unas ocupaciones, responsabilidades, premios y castigos en función de su adicción a la mariguana?
  13. ¿Hasta cuándo él quiere estar consumiendo mariguana?
  14. ¿Sabe su hijo que tarde o temprano va a caer en las redes de los narcotraficantes?
  15. ¿Hasta dónde están dispuestos a aceptar el riesgo moral, económico y familiar, así como las consecuencias de tener un hijo que consume mariguana?
  16. ¿Hasta cuándo Vds. van a seguir consintiéndole que consuma mariguana?
  17. ¿Le han hablado de la situación económica de Vds. y de la posible herencia o de desheredarle?
  18. ¿Qué clase de amigos tiene su hijo?
  19. ¿Conoce a los padres de los amigos de su hijo?
  20. ¿El padre y la madre comparten la misma opinión sobre el comportamiento de su hijo y la necesidad de que lo cambie?
  21. ¿Qué tipo de relación y autoridad tiene Vds. con su hijo?
  22. ¿Quién le paga todos sus gastos personales?
  23. ¿Tiene otros hermanos a los que pueda perjudicar con su mal ejemplo?
  24. ¿Tienen en su familia cercana o amigos algún mal ejemplo similar?
  25. ¿Cómo es su hijo?
  26. ¿Cómo son Vds. como familia?
  27. ¿Cómo va en sus estudios?
  28. ¿Qué quiere hacer en el futuro?
  29. ¿Para qué profesión cree Vd. que vale?
  30. ¿Qué les han dicho sus profesores y consejeros sobre las características de su hijo para seguir los estudios?
  31. ¿Han negociado con él la forma y fondo para que deje de consumir mariguana?
  32. ¿Qué significa para Vds. que su hijo consuma mariguana?
  33. ¿Sabe su hijo que se está exponiendo a ser un perdedor social y hasta que Vds. pudieran llevarle como mínimo a un internado disciplinario?
  34. ¿Hasta dónde están dispuestos a aguantar que su hijo consuma mariguana?
  35. ¿Han pensado que la vejez de Vds. está en peligro familiar, económico y socialmente consentir a su hijo?
  36. ¿Han puesto condiciones a su hijo para que viva en su casa?
  37. ¿Cuánto tiempo y de qué calidad le dedican a su hijo?
  38. ¿Por qué Vds. no lo cortaron a tiempo?
  39. ¿Por qué no ha cogido miedo a la policía, a los narcotraficantes, a los castigos, al futuro, etc.?
  40. ¿Se atreven Vds. a enfrentarse a ese hijo para no ser padres de un hijo enfermo, en la cárcel o en el hospital?

Hay muchísimas más preguntas, pero son Vds. los que debe explicar muy claramente cuáles son las características del hijo, sus amigos, sus profesores y Vds. como familia.

Estas preguntas con sus correspondientes respuestas les ayudarán a encontrar el camino de las soluciones. Además son las básicas que les harán en cualquier sitio. Téngalas bien preparadas y añada las que considere conveniente.

8 Acciones a realizar inmediatamente:

  • Estudiar el presente y el futuro de su hijo, si inmediatamente no deja el consumo de mariguana, sea poco o mucho. Este siempre va a más, pues esta tendencia negativa mundial está contaminando todo con las drogas, para destrozar las almas y los cuerpos.
  1. Examinar con los médicos, máxime estando en la adolescencia, sus posibles daños físicos y mentales actuales, que le está produciendo la mariguana, en función del tiempo, cantidad y tipo que lleve consumiendo.
  2. Valorar el riesgo económico y social que ha asumido al entrar en ese mundo de las drogas, aunque diga que fue jugando, o por la presión del grupo, o por no tener desarrolladas las virtudes de la disciplina, la voluntad, el carácter, etc.
  3. Comprobar el estado anímico que a Vds. le supone este problema y las consecuencias que le pueden alcanzar.
  4. Trabajar el ego personal de los padres, eliminar su propio enojo y tratar de acercarse lo más posible a su hijo, para que ambos unan sus fuerzas para salir del problema.
  5. Estudiar cómo comunicarlo serena y profesionalmente a su familia, amigos y sociedad, para tratar de ganar la comprensión y ayuda de los más cercanos hacia su hijo, pues además es muy difícil ocultar esa adicción.
  6. Acercarse a un sacerdote, pastor, rabino o imán, según la religión que profesen, pues en estos casos es imprescindible su ayuda, ya que ni la familia, ni la sociedad, ni la ciencia, ellos solos pueden sustituir los beneficios de la religión.
  7. Ponerse de acuerdo los padres. Si no consiguen hacerlo pidan ayuda a alguien que les pueda aconsejar para ponerse de acuerdo. Esto es lo más importante para salvar a su hijo. No pueden tomar ninguna decisión si se quedan quietos o ambos no van en la misma dirección.

12 Preguntas relacionadas con la situación de los padres y del hijo:

  1. ¿Su hijo les dijo espontáneamente que consumía mariguana o se enteraron Vds. por otra parte? (Escuela, amigos, familiares, policía, etc.)
  2. ¿Desde cuándo fuma mariguana y con qué frecuencia? Es independiente al día que fumó su primer cigarro.
  3. ¿Qué otras drogas ha consumido poco o mucho? Alcohol, tabaco, crack, etc.
  4. ¿Se atrevió a fumar mariguana en casa, o llegó a la casa oliendo a droga, o bajo los efectos de ella, o le delató alguien?
  5. ¿Le han encontrado mariguana al hacer una revisión al azar o realizarla periódica y sistemáticamente en su habitación, efectos personales como mochila, ropas, libros, etc.?
  6. ¿Le han encontrado objetos extraños que Vds. no le había comprado?
  7. ¿Saben si ha estado vendiendo mariguana u otras drogas para pagarse su consumo?
  8. ¿Han llamado a la policía? Es muy posible que si se entera la policía, les retiren la patria potestad de su hijo adolescente por haberlo permitido y no haber puesto remedio mucho antes. Es difícil pero sucede amenudo.
  9. ¿El dinero que Vds. le da para sus gastos es suficiente como para comprar mariguana?
  10. ¿Los que le vendieron la mariguana fueron compañeros del colegio, amigos o vendedores en la calle?
  11. ¿Les ha hecho alguna promesa seria de no volver a consumirla y renunciar a las amistades con las que estaba involucrado en la compra y consumo de mariguana?
  12. ¿Está dispuesta su hijo a ir a un centro de rehabilitación o seguir algún programa, compatible con su asistencia al colegio para no perder el ritmo de sus estudios?
  13. ¿Qué formación y prácticas religiosas tienen su hijo y Vds.?

Los únicos que pueden modificar esa conducta son los padres, pero con mucha ayuda externa de todo tipo. Si su hijo lo lleva haciendo desde hace tiempo, seguramente es señal de que Vds. no ha puesto los adecuados de controles para fiscalizar su comportamiento.

Pero todavía están a tiempo de enderezar el comportamiento de su hijo, aunque ya no es el tiempo de lamentarse por lo que Vds. hicieron o dejaron de hacer.

6 Análisis sobre el comportamiento del hijo con las drogas:

  1. Analizar los motivos más importantes por los que su hijo consume mariguana. (Una conversación privada, seria, muy bien preparada y con mucha paciencia produce unos resultados positivos increíbles).
  2. Analizar con su hijo las graves consecuencias que sus acciones pueden producir en el presente y en futuro a él, a su familia y a sus amigos si no cambia de actitud frente a las drogas.
  3. Analizar la posibilidad de establecer unos objetivos razonables de eliminación del consumo de drogas del hijo, distribuirlos en plazos y poner los controles de vigilancia del cumplimiento.
  4. Analizar cuáles pueden ser los conceptos, detalles, soluciones y medios a emplear, para obtener los objetivos deseados y acordados.
  5. Analizar los beneficios que obtendrán su hijo y toda la familia, si cambia su actitud frente a las drogas.
  6. Analizar la posibilidad de encontrar un intermediario, para que sirva de puente en las conversaciones entre su hijo, Vds., la familia y la sociedad.

7 Pasos como resumen de los análisis anteriores: (50 respuestas necesarias)

Primero: Negociar entre los padres, la estrategia, contenido, fondo y forma de lo que van a hablar y hacer con el hijo, relacionado con su adicción a la mariguana y su entorno familiar, escolar y de amistades. Dejando a un lado las posibles desavenencias matrimoniales o personales.

Segundo: Lo acordado ponerlo por escrito para que no haya interferencias, desautorizaciones, ni diferentes interpretaciones. Este será el guión, siempre modificable, de lo que hay que hacer con el hijo y su adicción a la mariguana.

Tercero: Llevar un diario sobre los avances y retrocesos, cumplimientos e incumplimientos de los objetivos acordados.

Cuarto: Tener muy presente el pedirle a Dios que les ayude a encontrar la solución a este problema. Vds. solos no lo podrán hacer, pero sepa que no están solos. Les recomiendo que acudan al sacerdote, pastor, rabino o imán, en función de la religión que practiquen.

Quinto: en todos los países hay muchas personas y organizaciones dispuestas a ayudarle. La más extendida es “Alcohólicos Anónimos” http://www.aa.org/pages/es_ES donde también tratan otras adicciones y malos comportamientos. Allí les pueden dirigir hacia centros especializados en desintoxicación. Otras organizaciones muy importantes son http://proyectohombre.es/  y  http://al-anon.alateen.org/inicio especializada en ayudar a los padres con hijos drogadictos. Pónganse en contactos con ellas, ya que el éxito de sus experiencias son las más adecuados para encontrar las mejores soluciones de rehabilitación.

Sexto: Calcule los días que faltan para que su hijo cumpla 18 años, que en la mayoría de los países es cuando los hijos alcanzan la mayoría de edad, y sean pocos o muchos, vaya recordándoselos continuamente, para que se dé cuenta de lo que le espera si no se aviene a razones modificar su comportamiento, ya que después por muy poco dinero, pueden cambiar la cerradura de la casa para que no vuelva a entrar. El día que negocien Vds. seriamente y con firmeza otra alternativa, es posible que las cosas cambien a mejor.

Séptimo: Escriban las siguientes 50 respuestas, las cuales deberán estar consensuadas con su hijo.

  1. Las 10 cosas que su hijo no debe seguir haciendo hasta el día que cumpla los 18 años. Después ya negociarán otro cuestionario de convivencia, si es que quiere seguir viviendo con sus padres. Vds. tienen la patria potestad y la responsabilidad total sobré el hasta que cumpla los 18 años. Tiene que hacerlas, lo quiera él o no lo quiera. Primero es su salud y su futuro. Ese es el compromiso y la obligación de Vds. Posteriormente las consecuencias caerán sobre él, pero la responsabilidad hasta entonces seguirá siendo de Vds.
  2. Las 10 cosas que su hijo debe hacer para seguir manteniendo los privilegios que tiene ahora. (Casa, comida, ropas, teléfono, dinero para gastos, etc.)
  3. Las 10 cosas que pueden hacer juntos, padres e hijo, para que este cambie de actitud frente a la mariguana.
  4. Las 10 cosas que sus padres están dispuestos a cumplir en caso de que el hijo falle en alguna de las cosas anteriormente citadas.
  5. Las 10 cosas relacionadas con la familia, religión, economía, amistades, etc., que deben hacer los padres para dar buen ejemplo al hijo.

10 Argumentos imprescindibles. Deben servir de guion para tratar de negociar con su hijo. Estas preguntas están dentro del contexto de la toma de decisiones para que su hijo se cure de la adicción a la mariguana.

  1. Informe escrito del médico que determine su estado real de salud, y en su caso tratamientos recomendados para curarse y dejar la adicción a la mariguana.
  2. Análisis periódicos y aleatorios sobre su sobriedad ente la mariguana.
  3. Seguimiento de los padres de las entrevistas periódicas con sus médicos, maestros y consejeros escolares.
  4. Horarios de entrada y salida en la casa, centro de estudios, diversiones, etc.
  5. Programa semanal de todas las actividades familiares, escolares y sociales.
  6. Tiempos, formas y lugares para realizar los estudios y tareas.
  7. Uso medido y analizado del teléfono y de las pantallas digitales.
  8. Compromiso de ayudar en las tareas de la casa.
  9. Información sobre los amigos que frecuenta para conocer su estilo de vida y si pudiera ser tratarlo con los padres de ellos o ellas.
  • Posibilidad de concederle una tarjeta de débito con un límite corto para sus gastos particulares, donde quede constancia y sirva de control de todos ellos.

Todo esto es muy duro, pero mucho más duro para él y para los padres, es que un hijo siga el camino de tantos jóvenes drogadictos que terminan en el hospital, en la cárcel o en el cementerio, pues son los candidatos naturales para que se enfermen gravemente o los capten las gangas o los narcotraficantes. Pero el secreto del éxito de estas cosas duras son la comunicación y la negociación.

¿Han pensado en, ponerle o decirle que le han puesto, un detective que le siga los pasos para que le informe a Vds. por dónde anda y con quien, en sus salidas de la casa? Y que ese detective le informará a la policía y a Vds.

Debe explicar a su hijo que el consumo de marihuana destruye a las personas y compromete el juicio y que bajo sus efectos, se pierde el control de los actos, lo que puede significar una mayor probabilidad de involucrarse en conductas de riesgo y de sufrir sus consecuencias negativas, por ejemplo: Inhibirse del concepto sexual, por lo que pueden embarazar o quedarse embarazadas, contagiar o ser contagiado de enfermedades de transmisión sexual, sida, etc. sin saber ni quién, ni cómo, ni cuándo ha sido, etc. conducir en estado de ebriedad, o viajar con alguien que está en estado de ebriedad y tener un accidente de tránsito.

El hecho de estar bajo los efectos de la mariguana es un agravante para los delitos. La responsabilidad civil de los actos pasa también a los padres, ya que los hijos al ser menores de edad, los padres son subsidiarios de ella.

3 Preguntas sobre a zona donde viven:

  1. Cómo son las características de la zona donde viven, relacionadas con las drogas, pandillas, embarazos de adolescentes, crimen, etc.
  2. Cuáles son las características de la escuela donde asiste su hijo, relacionadas con los temas anteriores y los resultados generales académicos, como los exámenes estatales, abandonos escolares, graduados, pase a universidades, etc.
  3. Han pensado alguna vez en cambiarse de la zona donde viven si es que esta fuera un problema.

Las zonas donde las personas viven, trabajan, estudian o juegan influyen poderosamente en las oportunidades de consumir mariguana, ya que son muy altos sus factores de riesgo.

Por favor envíe sus respuestas a continuación de cada uno de los puntos o preguntas para facilitar el seguimiento. Cuanto más claras y concretas será mucho mejor para Vds. y su hijo.

El exceso de trabajo de los padres es una circunstancia a tener en cuenta, pero no es una disculpa para no estar encima del comportamiento del hijo. Los padres tendrán que encontrar soluciones para sacar tiempo y poder preocuparse de la educación del hijo.

Centros de rehabilitación: La primera solución, después de que los padres no puedan, no sepan o no quieran  corregirle, es meterle en un internado especializado en este tipo de adolescentes. (Centros de rehabilitación, desintoxicación, reformatorios juveniles, internados, etc.)  Es un paso muy difícil y muchos internados son escuelas de delitos, pues allí se juntará con otros igual a él o peores, con “la crema y nata” de la juventud destrozada y seguramente va a aprender muchos más trucos que le irán metiendo cada vez más dentro del vicio.

No tengo nada contra los centros de rehabilitación, pero esa solución para los hijos es la última y la peor que puedan escoger los padres, pues suelen ser perniciosas academias de la delincuencia, además que quedará marcado para toda la vida. Nunca sustituyen a la educación que le puedan dar sus padres, a no ser que los padres sean unos incompetentes. Mucho menos si esos centros están alejados de la vigilancia de los padres. Lo que no puedan hacer sus padres, es casi seguro que no lo puede hacer nadie en ningún internado, cárcel ni hospital.

No puedo recomendar ni buenos ni malos internados, pues en cada país y ciudad suele haber varios con diferentes conocimientos y especialidades, pero en esas organizaciones que les indico, tienen mucha experiencia y en esos casos les pueden ayudar.

Los médicos y los especialistas pueden aconsejar si su hijo está capacitado para eliminar la adición a la mariguana estando en la casa de los padres, cumpliendo con un programa determinado o tiene que asistir a un centro de rehabilitación de drogas.

Algunos padres para quitarse el problema de encima o reconociendo que no tienen ni la capacidad intelectual, ni la fuerza moral, debido a su tipo de vida, deciden ingresar a su hijo en un centro de rehabilitación. Hay algunos centros de rehabilitación que son similares a hoteles de cinco estrellas, otros a reformatorios como penitenciarias, verdaderas cárceles más parecidas a los manicomios.

Es muy difícil tomar la decisión adecuada que estará muy relacionada con las posibilidades económicas familiares, el grado de rehabilitación que necesite, el deseo o no de rehabilitarse del hijo y otras circunstancias familiares. Antes de nada los padres deben consultar con los expertos para que evalúen las posibles ventajas y desventajas de ese tipo de rehabilitación.

La violencia de los padres hacia los hijos no es la herramienta adecuada para que los hijos dejen de fumar mariguana. Nunca se debe intentar arreglar un problema añadiendo otro similar o más peligroso.

10 Preguntas sobre los centros de rehabilitación: Ante la posibilidad de que el hijo ingrese en un centro de rehabilitación, los padres deberían estudiar:

  1. ¿El centro es privado, del Gobierno o religioso? Lo que hará que la estancia, el costo y los resultados sean muy diferentes.
  2. ¿Cómo es el programa de recuperación que le van a aplicar?
  3. ¿Durante cuánto tiempo va a durar el programa?
  4. ¿Cuáles son los objetivos concretos que quieren conseguir en el centro con su hijo?
  5. ¿Qué estadísticas tiene el centro de recuperaciones, recaídas y reingresos?
  6. ¿El Centro tiene página de Internet donde poder conocerlo y en su caso comunicarse con los responsables para hacer el seguimiento de su hijo?
  7. ¿De qué edades son los que van allí?
  8. ¿Quién vigila que el hijo haga lo que le dicen en el centro y no se escape o se mantenga sin colaborar, como si fuera el huésped de un hotel?
  9. ¿Cuándo termine en el Centro, donde irá el hijo?
  10. ¿Volverá el hijo al mismo sitio a llevar un sistema de vida parecido al que tuvo antes de ingresar al centro?

No sientan una piedad mal entendida con su hijo, aceptando sus promesas, ya que muchas veces confunden esas promesas con la realidad del enganche a la drogadicción.

Antes de tomar ninguna medida, debe conocer profesionalmente el estado médico de su hijo, si está enfermo, si es hiperactivo, bipolar, manipulador, mal educado o insuficientemente educado. Tienen que conseguir que vaya al médico con Vds., aunque no quiera. Esa debe ser la primera condición innegociable por el bien de él y el de su familia, presente y futura. Una visita al médico les puede enseñar la dirección adecuada para intentar la mejora en sus relaciones.

Los exámenes le indicarán si miente o no miente, aunque hay muchos trucos que puede utilizar para modificar los resultados. Si le dicen que su hijo ha mentido, sigue teniendo el problema, más otro, el de haberlo encontrado mentiroso en una cosa muy importante. Con el diagnóstico médico escrito, no hablado, verán por qué avenida deben circular, por la de la medicina, por la de la negociación familiar, por la de la razón o por la de la fuerza. Él les dirá

  1. Si el hijo, en función de su edad y características está perfectamente sano y en condiciones como para enfrentarse a la vida laboral o estudiantil y si fuera necesario para vivir por su cuenta, fuera del cobijo de las alas de sus padres, todos sus argumentos sonarán a “cuentos chinos”.
  2. Si tiene alguna enfermedad o condición que no le permita estudiar ni trabajar. Cuál es la enfermedad, cual la solución y cuánto tiempo necesitaría para curarse y bajo qué condiciones.
  3. Cuáles son los resultados de los exámenes de sangre y orina que determine si tiene rastros de consumo de drogas, de cuáles y cuánto. Este examen les servirá de punto de partida para periódicamente ir haciendo otros comparándolos con su comportamiento y conocer cuándo se ha quedado limpio absolutamente. Estos exámenes son los que seguramente le harán en cualquier empresa donde pretenda trabajar. Sugiriéndole al hijo que se abstenga de fumar mariguana, pues el médico le va a detectar residuos aunque hayan pasado muchos días.

Los hijos que fuman mariguana, no tienen que ser malos por definición, muchos simplemente están mal educados, son vagos, mantenidos o caraduras, mientras los padres u otros les mantengan los vicios y no les exijan nada. También hay muchos manipulados que no tienen apoyos ni conocimientos para defenderse de los ataques de la sociedad permisiva.

Los narcotraficantes se suelen valer de estos adolescentes para guardar sus drogas, transportarlas y venderlas. Ante los ojos de ellos y de la policía ahí entra toda la familia, sean o no culpable.

También es posible hacer una consulta privada con la policía, pues si le llevan a la central, le hacen un buen interrogatorio y le amenazan con que si no cambia lo meterán en la cárcel, es posible que lo que no entienda de unos padres, entienda un fuerte aviso de un rudo y experto policía. Los padres deben darse cuenta que los hijos con adicciones, intentan continuamente engañar a todo el mundo, principalmente a los padres, para hacer con ellos lo que quieran. Si los padres pretenden intentar salvarlo, tiene que pedir ayuda a los expertos que le darán su mejor consejo, que no siempre gustan a los padres, pues las soluciones suelen pasar porque toda la familia cambie radicalmente.

Si el hijo empezó a cambiar de rumbo hace tiempo y Vds. no le corrigieron, ahora tienen que sufrir las consecuencias de haberlo ignorado o no haber querido tomar acciones. Pero siempre hay posibilidades y medios de hacerle cambiar. Sobre todo si los cónyuges estén muy claros de lo que tienen que hacer y lo hacen juntos. Pero sin esperar a que toque fondo, pues a lo peor cuando toca fondo se lo encuentran en la cárcel, en el hospital o en el cementerio, como consecuencia del fondo que ha tocado.

Si los padres han perdido el control sobre la educación de su hijo y no saben lo que hace, ni a lo que se dedica fuera de la casa, ni conocen sus actividades delictivas, desgraciadamente pronto se enterarán a través de la policía o del hospital.

 

Los padres tienen que luchar muy fuerte contra todas estas circunstancias. Los problemas difíciles no se resuelven con soluciones fáciles. La experiencia demuestra que cuando los padres se sienten culpables de la situación y nadie les da una solución que les evite el problema del hijo sin que ellos tengan que hacer ningún esfuerzo, no suelen seguir intentando arreglar el problema y se ocultan.

Dependiendo a la situación que haya llegado el hijo con el consumo de mariguana, ya no será tiempo para recriminaciones ni para lamentaciones, como !Ojala hubiera sido….! Ahora es tiempo de realidades y soluciones con hechos concretos, para luchar por el hijo lo que no se ha luchado antes. Todo para que se dé cuenta de la situación en la que está metido y empiece a reconocerlo con la famosa frase que se usa en Alcohólicos Anónimos “Me llamo Pepe y soy un alcohólico”. La frase por la que las personas empiezan a ser realistas y a curarse.

Lo que viene después es no dejarse llevar solamente por los sentimientos mal entendidos y por el amor hacia el hijo, pues los sentimientos y el amor deben ir acompañados de realidades y conocimientos. El hijo se ha formado o deformado según la educación que sus padres le hayan dado, no dado o la que le han consentido. Ahora llegan las consecuencias y la época de las soluciones rápidas, dolorosas y graves. Para ello los padres tienen que estar muy preparados, pues es cuando el hijo necesita a sus padres más que nunca, siempre y cuando los padres estén muy bien unidos y perfectamente aconsejados.

Los padres tienen que estar muy fuertes en sus decisiones, pues se avecinan días muy difíciles por los diversos frentes de batalla abiertos: Comportamiento del hijo. Unión total entre los padres. Trato con los médicos y consejeros. Búsqueda de apoyo familiar y profesional. Luchas con los amigos del hijo y el ambiente donde se relaciona. Problemas económicos. Etc.

La fortaleza que pudiera faltarles para la solución del grave problema, la pueden adquirir a través de la religión, pues los malos resultados actuales del comportamiento del hijo están a la vista, tienen que buscar sistemas mejores de educación que los que hasta ahora han tenido.

Todas estas indicaciones parecen muy duras y algunas las considerarán casi insultantes. Pero el problema es muy serio para todos y este no se soluciona con píldoras doradas, ni con paños calientes, ni con flores, ni con mañana, mañana. Es hoy y ahora. A grandes problemas, grandes soluciones, aunque duelan.

8 Puntos sobre la salud, los narcotraficantes y la policía.

  1. Si su salud actual está dañada por el consumo de drogas, aunque el hijo diga que nada más utilizaba mariguana, o si ha llegado por otro camino.
  2. Dónde estaban los padres cuando el hijo empezó a consumir mariguana y qué acciones tomaron desde el principio.
  3. Necesidad de potenciar su salud física, mental y religiosa para que pueda seguir el tratamiento adecuado.
  4. Consulte a los profesionales en qué forma pueden colaborar para ayudarle en estos tres campos, y si como padres están preparados intelectual y emocionalmente para hacerlo. No deben confundir los deseos de ayudarle, con la realidad de hacerlo. En esto los padres tienen que estar muy claros para ayudarle y no perjudicarle más.
  5. Intente aislar al hijo de todos sus amigos y ambientes perniciosos, para que se le haga más fácil el cambio de conducta, la rehabilitación física y la cura de las secuelas.
  6. Vigile muy bien para evitar que se le acerquen los narcotraficantes a intentar venderle la mariguana, pues estos tratarán de no desaparecer de la vida del hijo. El riesgo sobre la vida del hijo y la de los padres irá en aumento, pues los narcotraficantes son criminales natos y sin escrúpulos.
  7. Visite a la policía y confidencialmente cuénteles su caso, suponiendo que siempre hay un narcotraficante en medio de él y de sus padres. No se olvide de los riesgos que eso conlleva, pues la policía no son sus padres. Pero al hijo pueden darle un buen susto y una amenaza seria de cárcel.
  8. Lleve un control muy estricto del dinero que le den para sus gastos personales, vigilando además los objetos de valor que pudieran desaparecer de la casa.

Es posible que a algunos padres no les guste esta forma de enfocar el análisis del problema, y tienen el indiscutible derecho a enfadarse, sentirse acosados, contrariados y todo lo que quieran. Mucho mejor si se desahogan con sus consejeros, pero el problema seguirá ahí si no ponen las soluciones adecuadas. Los padres suelen ser en gran parte los responsables. Este articulo trata de “agitar el nogal para que caigan las nueces”.

Algunos padres dicen que “se consigue más con miel que con hiel”. Pero esa miel suele endulzar demasiado los problemas graves rebajándoles la importancia, sobre todo tratándose de personas adultas con graves responsabilidades sobre sus hijos, principalmente cuando no las cumplen, porque prefieren mirar para otro lado y no enfrentarse a ellas, siempre en perjuicio de los hijos y de los mismos padres.

Los padres cuando hacen una consulta sobre la situación del hijo, casi siempre cuentan una parte de la historia, pero la que ocultan, adrede o sin darse cuenta, suele ser la más importante para solucionar los problemas.  La suelen ocultar porque tienen miedo a enfrentarse a ella.

Las consultas y respuestas por escrito tienen la ventaja de que cuando son anónimas suelen decir la verdad, sin darle muchas vueltas y revueltas, ni interpretaciones. Lo escrito, escrito está. Además queda constancia para en el futuro asumir la responsabilidad de lo escrito y hacer las aclaraciones pertinentes. Si los padres quieren conseguir arreglar los problemas de sus hijos, primero tienen que centrarte en sí mismos y ponerse en orden. Es increíble que unos padres le den dinero a su hijo a través de sus gastos personales, para que hoy compre mariguana, mañana cocaína y después toda las sarta de estupefacciones. Incluso sabiendo que cuando no le llegue el dinero que le dan para alimentar sus vicios, empezará a robar.

Algunas veces los hijos se enganchan en el consumo de la mariguana por la debilidad de los padres, por una caridad mal entendida, por sentimientos paternales, por mantener un estatus social o por lo que sea. La solución pasa por la firmeza pero con guante de seda, pues es su hijo. Pero si no actúan, su hijo terminará en el hospital por violencia, en la cárcel por drogas o en el cementerio por las malas compañías. El enfrentamiento va a ser fuerte y posiblemente ambos saldrán con heridas difíciles de curar. Pero es preferible tener un hijo con rasguños que un hijo perdido. Es muy duro, pero la única solución que tienen es rezar mucho y negociar con su hijo, por la razón o por la fuerza, unas condiciones de convivencia. Que sepa que si le tienen que despedir de casa, no van a ir a rescatarle. En el caso de que tuvieran que rescatarle, para evitar males mayores, debería ser a través de un tercero, pero que nunca sepa que fueron los padres.

Si sigue consumiendo mariguana, no quiere avenirse a dejarla y los padres deciden que se marche de casa por ser ya mayor de edad, se va a tener que poner a trabajar en sitios donde por su mala cabeza no le quede más remedio que hacerlo, si es que quiere comer y tener un techo. Cuando viva solo se podrá comprar toda la mariguana que quiera, hasta que le coja la policía, le fiche y después ya no pueda conseguir un trabajo ni de peón de obras. ¡Pero esa es su elección! Si es mayor para consumir mariguana, también tiene que ser mayor para asumir sus propias responsabilidades.

A los padres se les suele olvidar que están soportando una gran responsabilidad civil, económica y penal, debido a que su hijo, siendo menor de edad, anda con las drogas en la casa. Si llega la policía hará muchas preguntas y pedirá responsabilidades que seguramente les salpicarán por cómplices, aunque digan que ignoraban la situación. Su intuición y responsabilidad como padres les dice que tienen que proteger a su hijo, haya consumido poca o mucha mariguana. De ahora en adelante pongan sus energías en la prevención, no solamente del consumo de mariguana, sino de los otros graves problemas relacionados: Sexo, alcohol, juego, y sobre todo con las posibles relaciones con los narcotraficante. Estos hacen que los hijos que fuman el primer cigarro de mariguana,  se enganchen en el consumo para que sean los distribuidores. De ahí, ya sabe: cárcel, hospital o cementerio. Así de real.

El esfuerzo valdrá la pena. El objetivo será muy difícil de alcanzar, pero el amor por un hijo puede con todo. Si no lo solucionan ahora, el futuro predecible de su hijo, será muy duro. Aunque siempre habrá alguien desaprensivo, que le diga que los adolescentes cambian con el tiempo. No obstante, nunca le explican si cambiarán a mejor o a peor.

La adolescencia en una fase difícil de canalizar, pero no imposible. Es una tarea que requiere mucha inteligencia, por parte de sus padres y de todo su entorno familiar y social. No se olviden de educarle ahora o corregir su consumo de mariguana. Cada día que pase, les va a ser mucho más difícil, sobre todo si él consigue, que sus acciones no tengan consecuencias desagradables en su vida.

La prevención es el mejor ataque para acabar con la adicciones, antes incluso de que comiencen a desarrollarse. Tiene el objetivo de educar a los hijos para que se alejen del consumo de la mariguana y eviten sus graves consecuencias personales familiares y sociales.

La mejor defensa contra las drogas es un buen ataque educativo hacia los padres y hacia los hijos, en las dos direcciones. Les sugiero que impriman este artículo para que su hijo lo lea en presencia de los padres.

Todas sus preguntas o comentarios serán tratados confidencial y anónimamente.

francisco@micumbre.com

Adolescentes e internet, esa vía de escape

ESCUELA PARA PADRES
Adolescentes e internet, esa vía de escape

Internet es peligrosamente maravilloso para un adolescente, la excusa perfecta para saltarse las reglas sin que nadie lo sepa, el medio de estar físicamente con la familia y no estar, la forma de encontrar gente interesante –pero quizá poco recomendable−.

El problema a la hora de poner límites a los adolescentes, es que es difícil saber hasta qué punto debemos dejarles libertad, lo cual favorece su sentido de la responsabilidad, y qué cosas no debemos permitir, pues no dejan de ser menores de edad y necesitan la presencia de cierta autoridad.

En la adolescencia, el principal atractivo de internet está vinculado con las enormes opciones para socializar, que esta herramienta pone a su alcance. Para los jóvenes, navegar por internet significa seguir en contacto con su grupo de amistades, lo cual para ellos es, muchas veces, la máxima prioridad. Incluso aquellos, que en su vida off line son más retraídos o tímidos, es probable que en internet se sientan lo suficientemente seguros como para relacionarse con otras personas de intereses similares, pues con seguridad de estar en casa con tu ordenador, Internet es un excelente medio conocer personas con un hobby común.

Hasta aquí no hay gran problema, pues la adolescencia es la época en la que la persona se abre al mundo, y es bueno que los menores comiencen a relacionarse con personas diferentes. El problema puede surgir si el grupo en el que empieza a introducirse el adolescente es demasiado cerrado: tribus urbanas, grupos políticos o religiosos extremistas, grupos de culto al cuerpo, dietas y adelgazamiento, etc. Aún más grave puede ser una situación en la que internet se convierte en una obsesión. Una adicción a internet es tan nociva como cualquier otra.
Por eso, sin dejar de darles algo de libertad que seguro ellos van a demandar, debemos también vigilar el comportamiento online de los menores.

Para ello es importante que, a la hora de navegar, el adolescente conozca las reglas que debe respetar. Sin duda lo mejor es que negociemos estas normas con ellos, de modo que ambas partes lleguen a un acuerdo. Esto ayudará a que las condiciones no les resulten tan restrictivas.

En líneas generales debemos establecer unos tiempos de conexión, tanto en las horas del día en que estará permitido el acceso a internet, como en la cantidad de tiempo. También, debemos asegurarnos de que el adolescente sea consciente de la importancia de cuidar su propia privacidad: qué tipo de fotos e información puede subir, qué tipo de datos personales puede dar, lo poco recomendable que es que quede con personas que sólo conozca a través de la red, etc.

Como complemento ideal para estas reglas, es muy conveniente que tengamos un antivirus con control parental, pues con esta herramienta podremos controlar el comportamiento de los menores a nuestro cargo, sin que ellos se sientan agobiados por nuestro aliento en su cogote.

La adolescencia son los últimos pasos hacia el mundo adulto, y por ello la clave está en mantener el equilibrio entre la libertad y la confianza con la despreocupación y la incomunicación.

Francisco@micumbre.com

Respuesta a la carta anónima de unos padres angustiados por el comportamiento rebelde, violento y desobediente de un hijo adolescente. 40 preguntas imprescindibles.

ESCUELA PARA PADRES

1,762 palabras. Tiempo de lectura 7:00 aproximadamente.

Respuesta a la carta anónima de unos padres angustiados por el comportamiento rebelde, violento y desobediente de un hijo adolescente. 40 preguntas imprescindibles.

Les felicito por preocuparse del comportamiento de su hijo y tratar de buscar ayuda. Es muy posible que a esta edad no entienda o no quiera entender, los motivos por los que es rebelde, ni lo que tienen que hacer para que no vuelva a ocurrir. La rebeldía de los hijos, suele ser el reflejo del fracaso de los padres. La negociación con ellos y llegar a convencerles, significa el éxito de los padres.

Si no ponen fin a la rebeldía de su hijo, ésta irá creciendo cada vez más, atraerá otras malas actitudes y transcenderá a su vida fuera de la familia. La sociedad no perdona a las personas rebeldes, con causa o sin ella, ni a los violentos, ni a los incumplidores de las leyes civiles o morales.

Estos hijos a medida que se van haciendo mayores, tienen más probabilidades de enfrentarse con problemas de cárcel, hospitales o incluso la muerte. En los padres está el educarse bien, para poder prever los futuros problemas, corregirles a tiempo y enseñarles a comportarse bien, en la familia y en la sociedad.

7 Análisis a tener en cuenta en la resolución del conflicto:

1. Analizar los motivos más importantes de la rebeldía del hijo.
2. Analizar las consecuencias que sus acciones pueden acarrearle a él y a su familia, en el presente y en futuro.
3. Analizar unos objetivos razonables, distribuirlos en plazos y poner los controles de vigilancia del cumplimiento.
4. Analizar cuáles pueden ser las soluciones que se puedan implementar, para llegar a los objetivos acordados.
5. Analizar los beneficios que obtendrán el hijo y toda la familia, si cambia su actitud de rebeldía.
6. Analizar cuales pueden ser los medios a emplear, para obtener los objetivos deseados.
7. Analizar la posibilidad de encontrar un intermediario, para que sirva de puente en situaciones difíciles.

Para poderles enviar mi consejo, les agradeceré que contesten a las siguientes 40 preguntas y lean los artículos indicados al final de la carta. Pongan sus respuestas a continuación de cada pregunta, de la forma más amplia posible y traten de aportar algún otro dato que Vds. crean que es importante.

Incluso le conviene tener estas respuestas preparadas de forma muy clara, para repasarlas periódicamente y ver los adelantos o atrasos, en el comportamiento de Vds. y del hijo. También para poderlos explicar a los profesionales, en las sucesivas entrevistas.

Cuanta más información facilite, mayor será el conocimiento de la situación y por lo tanto, mejores serán los consejos que le ofreceré de forma gratuita y totalmente confidencial. Ya tiene tarea por delante para estudiar, si quiere hacer algo por su hijo.

El esfuerzo le valdrá la pena. El objetivo será muy difícil de alcanzar, pero el amor por un hijo puede con todo. Si no lo solucionan ahora, el futuro predecible de su hijo, será muy duro. Aunque siempre habrá alguien desaprensivo, que le diga que los adolescentes cambian con el tiempo. No obstante, nunca le explican si cambiarán a mejor o a peor.
1. ¿Ha llevado a su hijo al médico pediatra, para que le diagnostique si su hijo tiene alguna enfermedad, desorden mental, algo alrededor que le perturbe, etc. o para saber si su hijo está mal educado, muy consentido o es manipulador?
2. ¿Tiene ya algún diagnóstico médico, que conlleve un tratamiento a seguir para encontrar alternativas a su comportamiento?
3. ¿Creen que es rebelde porque no puede, no sabe o no le dejan expresar sus frustraciones, sentimientos o resentimientos?
4. ¿Qué define como hijo rebelde?
5. ¿Cuál es el comportamiento en la familia y en su entorno?
6. ¿Busca defectos o cuestiona todo lo que le dicen sus padres, sobre lo que hay que hacer o no hacer en la familia?
7. ¿Desde cuándo han empezado esos periodos de rebeldía? Normalmente la rebeldía no nace de la noche a la mañana, es un proceso que se va gestando poco a poco, en el tira y afloja de la educación familiar, y los padres deberían verlo venir.
8. ¿Lo hace en la casa, en la escuela, en la calle, en todos los sitios o solamente con determinadas personas o amigos?
9. ¿Ha observado las circunstancias o personas que tiene a su alrededor, que pudieran alterarle para producir sus crisis de rebeldía?
10. ¿Cuáles son los principales temas que producen la rebeldía en su hijo?
11. ¿Cómo se comporta socialmente con otros familiares y con desconocidos?
12. ¿Cuándo se producen sus crisis de rebeldía, llegan al máximo y desaparecen o solamente se terminan, cuando consigue lo que perseguía?
13. ¿Son rabietas esporádicas o se producen por algún motivo que Vds. ya conoce?
14. ¿Cómo va con el aprovechamiento en sus estudios?
15. ¿Tienen Vds. algún informe de su hijo, hecho por otros profesionales: Maestros, psicólogos, etc.?
16. ¿Hay tareas y normas de disciplina familiar, que tiene que cumplir y se rebela contra ellas?
17. ¿Hay horarios de funcionamiento, para todas las actividades familiares?
18. ¿Sus padres tienen los dos, el mismo concepto de lo que es la rebeldía de su hijo?
19. ¿Cómo padres, hasta dónde están dispuestos a enfrentarse con sus hijo, para que suprima su actitud de rebeldía?
20. ¿Cómo son Vds. como padres?
21. ¿Con qué virtudes y valores humanos han educado a su hijo?
22. ¿Tiene broncas o violencia con sus hermanos, si es que los tiene, o con otros familiares o amigos?
23. ¿Qué juegos electrónicos tiene y qué canales de TV ve? (Hay muchos juegos y programas violentos, que excitan a la rebeldía)
24. ¿A qué hora se acuesta y se levanta su hijo, para ir al colegio?
25. ¿Bebe refrescos que tengan mucha cafeína y azúcar, o toma comidas industrializadas, como la pastelería, galletas, etc. (Suelen ser los principales enemigos del comportamiento)
26. ¿Practican alguna religión con su hijo?
27. ¿Han consultado Vds. con algún grupo de ayuda, sacerdote, pastor, rabino o imán, según la religión que profesen en la familia?
28. ¿Han intentado negociar y establecer normas de convivencia familiar? Establecerlas es muy fácil, sobre todo cuando son unilaterales, y a su hijo no le queda más remedio que acatarlas.
29. ¿Han dialogado con él, qué es lo que quiere y a cambio de qué?
30. ¿Creen que solamente con castigos, le quietarán la rebeldía a su hijo?
31. ¿Qué premios o castigos tiene su hijo, por su comportamiento bueno o malo?
32. ¿Ha encontrado alguna forma de convencimiento, pero no la ha puesto en práctica?
33. ¿Cree que la rebeldía surge de un día para otro, o que es el fruto de forma de educación y de consentir al hijo?
34. ¿Quién paga sus gastos comunes? Ropa, teléfono, salidas, cine, etc.
35. ¿Qué consecuencias tiene por sus actos de rebeldía?
36. ¿Ha encontrado cosas en su habitación, cosas de procedencia desconocida?
37. ¿Qué horarios tiene de salida por las tardes y regreso?
38. ¿Dónde y con quienes creen Vds. que está su hijo, cuando sale de la casa?
39. ¿Creen que Vds., los maestros, los familiares o sus amigos, pueden originar el problema que su hijo rechaza y de ahí su rebeldía o mal comportamiento?
40. ¿Saben lo que le espera a su hijo, si sigue siendo rebelde?
Como padres, Vds. tiene que estar en perfecto control de todos sus actos. Está muy bien que le quieran a su hijo y traten de ayudarle a que baje su rebeldía, pero también deben cuidar la salud mental de Vds. y tratar de conseguir que su hijo, no tenga ningún signo externo de violencia con Vds. ni gritos, ni malas caras, etc.

La adolescencia en una fase difícil de canalizar, pero no imposible. Es una tarea que requiere mucha inteligencia, por parte de sus padres y de todo su entorno familiar y social. No se olviden de educarle ahora o corregir sus rebeldías y agresividades. Cada día que pase, les va a ser mucho más difícil, sobre todo si él consigue, que sus acciones no tengan consecuencias desagradables en su vida.

El riesgo que corren los hijos, si siguen siendo rebelde en la casa o en el colegio, es que quede catalogado para siempre como rebelde, agresivo, desobediente o similar. Esa calificación va creciendo en los jóvenes, entre los siguientes profesores y sus compañeros.

Los padres tienen que estar seguros de que sus hijos, no tienen ningún problema de comportamiento distinto al habitual de su edad. Lo normal es que hagan lo que hacen, si tiene cerca a un amigo también rebelde o les consienten que sean rebeldes.

A los hijos hay que convencerles, que tienen que hacer las cosas bien, demostrando mucha alegría y de vez en cuando, un regalo de premio, pero como excepción. De lo contrario se acostumbran a que siempre deban ser premiados, cuando el buen comportamiento es el mejor premio, por la felicidad que tiene toda la familia. Es algo que se debe inculcar desde la cuna, como una de las virtudes y de los valores humanos.

Si Vds. que son sus padres no lo puede manejar y educar, no piensen que otros lo puedan hacer, a no ser con intimidaciones, castigos o exclusión social. Pero si Vds. consigue cambiar su comportamiento, habrán hecho a su hijo el mayor favor de su vida.
La solución podría estar en un golpe de timón, de lo que están haciendo. Analicen en profundidad si Vds. tienen la capacidad de reconducir el comportamiento de su hijo, o si van a seguir aceptando su rebeldía durante el resto de su vida, o hasta su mayoría de edad.

Resumen: O su hijo se deja ayudar o Vds. lo dejan que se termine de perder. Díganselo muy duramente, aunque siempre quede como último recurso escondido, la mano suave, pero exigente de unos padres.

En espera de sus respuestas, le saludo muy atentamente.

francisco@micumbre.com

Si quieren ampliar sus conocimientos sobre la educación de sus hijos, no deje de leer estos artículos y los que llevan relacionados.
• Tengo un hijo muy violento ¿Qué hago con él?
• Hijos, padres y cónyuges mal educados o bipolares
• Tengo un hijo maravilloso. ¿Qué hago con él?
• Tengo un hijo muy envidioso. ¿Qué hago con él?
• Tengo un hijo pequeño muy inquieto ¿Que hago con él?
• Tengo un hijo muy caprichoso. ¿Qué hago con él?
• Tengo un hijo muy vago ¿Qué hago con él?
• El difícil arte de la negociación, aplicado a la educación de los hijos
• La soberbia en la familia
• Difíciles: Padres, cónyuges, amigos, etc.
• 81 Preguntas sobre la responsabilidad de los padres con hijos NiNi o problemáticos

Hijo, si no tienes trabajo invéntalo.

ESCUELA PARA PADRES

Hijo, si no tienes trabajo invéntalo.

1,091 Palabras. Tiempo de lectura 4:00 aproximadamente.

Algunos artículos relacionados:

Es muy fácil decirlo y muy difícil hacerlo, pero no queda otra solución, que tratar de inventar algo que no se tiene, no existe o es muy escaso y por lo tanto no está disponible para todos. Además es muy  posible que nunca se consiga, si cada uno no pone remedio.

Es una obligación tenerse que reinventar uno mismo, como persona capaz de sobrevivir, en el difícil mundo laboral. Esto es un gran problema y un enorme reto, del que todos hablamos y nadie da soluciones viables, a los que no tienen trabajo.

Es imprescindible comprender a los hijos que no tienen trabajo, para poderles aconsejar en los caminos que tienen que seguir, para buscarse o inventar algo nuevo, que pueda soportar la vida de ellos y la de sus presentes o futuras familias. Los padres tienen que promoverles la sana ambición, de ser algo más en la vida que un dependiente de los padres, pues ser NiNi (Ni trabajo Ni estudio) tiene un límite y no debería ser una opción de vida.

Cada uno tiene que medir sus capacidades y conocimientos. Recurrir a los expertos en preparación profesional, para que le ayuden a reinventarse y rodearse de buenos y sinceros amigos.

Lo más sencillo es dejarse llevar por las circunstancias y pasarse el día quejándose, pero es más excitante abrir nuevos caminos e inventar y asumir los propios retos. Por ejemplo, iniciar nuevos estudios o terminar los que se tienen. El desempleado que no se reinventa, se queda atrás en la lista de parados, como al camarón que se duerme, que se lo lleva la corriente.

Hay que ser persistente en tratar de reinventarse, para poder alcanzar una nueva oportunidad de trabajo. Incluso estudiando la posible creación de una figura profesional, que encaje con lo que demanda el mercado de trabajo. No parar de formarse y aprender. Volver a empezar, una y otra vez. Para reinventarse hay que abrir bien los ojos y saber ver, lo que el mercado laboral necesita. Olvidarse honradamente, de lo que es cada uno y ver lo que los otros necesitan o lo que se les puede ofrecer. Insistir con constancia, en todos los medios que se puedan conseguir para reinventarse, pero sin perder la paciencia.

Los que no tienen trabajo, e incluso mucho de los que lo tienen, deberían estar formándose y reinventándose en una educación continua, para modificar o mejorar sus calificaciones y habilidades de trabajo, si no quieren perder las posibilidades de su trabajo o de conseguir uno nuevo.

No se debe tener miedo al fracaso, aunque se acumulen muchas respuestas negativas. Hay que estar bien preparado e intentar ofrecer, lo que demanda el mercado de trabajo, aunque este sea muy pequeño o excesivamente selectivo, es seguro que se conseguirán los objetivos. La competencia es fiera entre los que quieren, cada puesto de trabajo que se ofrece, y solamente lo consigue, el que esté mejor preparado. En algunos países, por cada oferta de trabajo específico, hay 100 personas desempleadas que lo quieren obtener. Hasta hace unos pocos años, el ratio era de una oferta por cada 10 desempleados.

Ya no existe el concepto del ansiado puesto de trabajo seguro, honrado, durable y suficiente, con pagos fijos en su cuantía y periódicos en su vencimiento. Un trabajo deseado por todos los que quieran trabajar y con el que puedan vivir honestamente del mismo, e incluso poder ir ascendiendo profesional, social, económicamente.

Cada vez en el mercado laboral, se pierde más el concepto del empleo y sueldo fijo y aparecen con más fuerza, los trabajos a comisión por ventas o servicios, los trabajos eventuales, los trabajos a tiempos parciales, los trabajos fijos discontinuos, los contratistas independientes o autónomos, los trabajos como aprendiz a cualquier edad y con cualquier conocimiento, etc. Para encontrar trabajo, algunas veces hay que bajar varios escalones profesionales y salariales, y después intentar subirlos con breada.

Además de estar muy bien preparado, para cumplir con las condiciones de las posibles ofertas de trabajo, las personas tienen que estar verdaderamente dispuestas a empezar nuevamente, desde abajo en su profesión, o aceptar trabajos en otras tareas, aunque no les guste. Ahora no es tiempo de elegir, es el tiempo de que los que tienen un trabajo para ofrecer, pueden elegir entre muchos miles de desempleados.

Las redes sociales, son las herramientas que están ayudando a muchas personas, a solucionar su problema de desempleo, desarrollando el concepto de economía colaborativa, que consiste en hacer intercambio de bienes o servicios, de particular a particular o de colectivos a colectivos.

Actualmente ningún puesto de trabajo es seguro, en el tiempo, ni en su cantidad. La sociedad cambia continuamente de necesidades de contratación, las empresas realizan planes de movilidad de sus trabajadores, ajustes en sus plantillas laborales, sustituyéndolas por maquinas o sistemas, etc. Reinventarse es para procurar adquirir algunos conocimientos especiales, que les haga sobresalir, en los segmentos profesionales que demanden más empleos.

Muchos empresarios no quieren arriesgarse, a crear puestos de trabajo locales, prefieren crearlos en el exterior e incluso trasladar allí los actuales. Los menos preparados, son los primeros en quedar desempleados y cuando ya lo están, también son los últimos en volver a encontrar un trabajo similar, pues los desempleados tienen el problema de la pérdida del ritmo y del conocimiento profesional, ya que se suelen quedar obsoletos, con mucha facilidad. Según pasa el tiempo, es más difícil que el Estado se ocupe perpetuamente, de subvencionar económicamente a los que no tienen trabajo.

Hay grandes diferencias, entre la formación que demandan las empresas y la que poseen los candidatos, y cada vez sigue aumentando, debido a que no se tiene muy en cuenta, la necesidad de reinventarse individualmente. Hay muchos puestos de trabajo, que no se cubren, por ésta u otras razones, como son las distancias y las dificultades para ambientarse en otros lugares, países y trabajos.

francisco@micumbre.com

La credibilidad se gana día a día y se pierde en un minuto.

ESCUELA PARA PADRES

1,884 Palabras Tiempo de lectura 7:00 aproximadamente.

Artículos relacionados:

La credibilidad es lo que puede o merece ser creído y es uno de los pilares que sustentan, la educación que dan los padres. Si los padres pierden la credibilidad ante los hijos, incluso cuando todavía son pequeños, posteriormente no les creerán nada de lo que dicen o hacen y como consecuencia, no podrán educarles correctamente.

La credibilidad se proyecta a la familia, a las amistades, a los negocios, a los políticos y en general a la sociedad.

La credibilidad es un valor que se va adquiriendo, poco a poco y día a día, pero se puede perder totalmente en un minuto, en cuanto aparece la primera mentira, falsedad u ocultación. Recuperar la credibilidad es muy difícil, es como cuando se echan al viento las plumas de una almohada, después es casi imposible recogerlas todas.

Cuando se pierde la credibilidad, sea de niño o de adulto, muy pocas veces se tiene una segunda oportunidad, para volverla a ganar. Después nadie toma en serio, lo que dicen o hacen, debido a la cantidad de cosas erróneas que han dicho o hecho. Sobre todo si son mezclas de mentiras, medias verdades, exageraciones, chabacanerías, manipulaciones, burlas, mofas y befas, de los sentimientos de los demás, o ser expresiones de desprecio groseras e insultantes.

La Credibilidad está íntimamente relacionada, con las virtudes y valores humanos de la Fe, la verdad, la sinceridad, la confianza, la fidelidad, la honradez, la certeza, la evidencia, la formación, el conocimiento, el sentimiento, etc. La credibilidad no se gana callando por falsa prudencia, sino invitando siempre a la razón.

El engaño, en una sóla ocasión o continuado, sea voluntaria o involuntariamente, si es descubierto, induce a los demás a suprimir la credibilidad de la persona o institución que ha engañado. Después del primer engaño, ya no puede pasar ningún filtro o duda en las siguientes ocasiones, habrá perdido su credibilidad.

El hablar con seguridad y certeza, algunas veces se convierte en la irrisión de los ignorantes. Estos suelen estar acostumbrados a oír lo que quieren oír. Por eso les sorprende. cuando no se lo dicen como ellos quieren, pero el que les habla, no tiene que tener miedo a perder la credibilidad ante ellos, pues tampoco es dueño de la ignorancia de los que se ríen.

La persona es creíble. cuando puede o merece ser creído. La credibilidad hay que ganarla. día a día. Hay quienes nunca cumplen lo que prometen, sea importante o no, lo incumplen por sistema, por costumbre e incluso por atavismo generacional. Son los que cuando prometen algo. lo hacen sin ninguna idea de cumplirlo, olvidándose de la responsabilidad o palabra comprometida. Luego se extrañan de no tener credibilidad ante nadie.

Algunas personas no tienen la credibilidad de nadie, debido a que nunca han tenido que ganársela, ya que por su trabajo, profesión o cargo público, se han acostumbrado a que la autoridad con la que le invistieron, les ha permitido decir o hacer las cosas, sin esperar a que les demás les crean o no. Se han acostumbrado a creer, que todos les hablan con desacato a esa autoridad investida.

La atavismo profesional, algunas veces deja unas huellas imborrables que se trasmiten en las conversaciones con los familiares y amigos, por eso se limitan a no contestar y a hacer como que no han oído, lo que hace que estos, se aburran de tener que soportar esas costumbres adquiridas durante los años profesionales, pero que ya no son trasladables a la vida familiar, amistosa o social.

Después en la vida familiar y social esa misma actitud, les deja descalificados para que nadie se preocupe de cuestionar su credibilidad. No les creen nada y así siguen andando por la vida, como si continuaran estando donde tenían investido el derecho, a hacer lo que quisieran, fuera bueno o malo, cierto o incierto. Pierden el interés en fomentar el conocimiento y ejemplo de la virtud y valor humano de la credibilidad. No lo han necesitado nunca, ya que lo que hacían o decían era “ordeno y mando”, por eso cuando están en la familia o en la sociedad, solamente tienen como objetivo, la manipulación para conseguir que les crean.

Al perder la credibilidad, llega un momento en que ya nadie les, cree ni las verdades más elocuente. El mejor ejemplo queda reflejado en la fábula de Esopo ¡Que viene el lobo!  Era mentira, pero todos los pastores la creyeron. Después cuando de verdad llegó el lobo, nadie lo creyó, por la incredibilidad que había originado el pastor, y el lobo se comió a las ovejas.

La credibilidad en las personas, en los negocios y en los productos o servicios, produce confianza y es uno de los principales pilares de su continuidad y éxito. Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos, todo el tiempo.

Cuando las personas han perdido la credibilidad de otros, estos suelen comenzar a tratarles mofándose y befándose, incluso sobre cosas inverosímiles, pudiendo llegar a suponer una forma de desprecio intelectual.

Las personas pierden su credibilidad, cuando sistemáticamente desprecian, humillan o critican a todas las personas de su alrededor, incluso sin conocerles bien y casi siempre sin ninguna razón. Demostrando desdén, arrogancia o soberbia hacia los demás, para creerse y sentirse superiores a todos. Suele ser un problema de complejo de inferioridad y frustración, que se refleja en la arrogancia. Después ni los testigos, ni los afectados directa o indirectamente, les conceden credibilidad a lo que dicen o hacen.

La falta de credibilidad hace que las personas se desvinculen de la vida real, pues al dejar de creerles, los familiares, amigos y en general la sociedad, los aísla del grupo, evitando preguntarles o informarles de las cosas, lo que llega a convertirles en ignorantes. Su falta de credibilidad, les encierra en su propia burbuja social y les aísla del conocimiento. Pasar a no ser creíble en los hechos, dichos y expresiones, produce apatía en las personas que tienen que convivir con ellos. Deben pasar un largo proceso de adaptación, hasta que llegan a ser creíbles.

Algunos pierden la credibilidad ante su cónyuge, familiares o amigos, debido a sus propias palabras o acciones. Y se auto descalifican con sus silencios, cuando deben hablar, o con sus preguntas inadecuadas y fuera de tiempo o motivo. Otros la pierden debido a su soberbia, al considerar que todos los demás son inferiores o menos inteligentes o más incultos, cuando sistemáticamente se expresan con prepotencia a quienes les escuchan.

No responder como se debe y cuando se debe, también es el camino directo hacia la pérdida de credibilidad. Frases comunes para los que han perdido la credibilidad: “Solo contesta cuando le conviene hacerlo” “No contesta cuando no tienen salida y no quiere reconocer su error o falta de conocimiento”.

Para que los familiares y amigos de su entorno, empiecen a darle credibilidad, tienen que hacer un profundo examen de su comportamiento, para ver los defectos que tienen y en su caso, fomentar la virtud y valor humano de la humildad. Analizar los motivos, por los que esas mismas personas, que incluso les quieren y respetan, no sienten ninguna credibilidad por lo que dicen o hacen. Tienen que dejar de mentir. Hay quienes mienten sin necesidad, lo hacen por costumbre e incluso se llegan a creer sus propias mentiras. Engañar se convierte en su pan de cada día y no saben hablar sin  mentir, pero quieren que los demás les crean. La franqueza evita problemas y crea credibilidad.

Incluso hay amigos verdaderos, que pueden perder la credibilidad hacia otros, cuando ya no contestan a las preguntas, ni nunca prueban lo que dicen, porque se creen superiores a los demás. Incluso a estos amigos les tienen tan aburridos con sus comentarios, que hacen que ya no les interesa nada de lo que dicen. Pierden la credibilidad, no por las mentiras, sino por la continua falta de congruencia. Por las preguntas que hacen fuera de tono y lugar, se conoce perfectamente a las personas, sin entrar en análisis psicografológicos.

Discutir los motivos por los que le han adjudicado su incredibilidad, no corresponde a los que no creen en él, ya que si se ponen a explicarlo, seguramente empezarán una nueva discusión, donde la prepotencia volverá a aparecer y la credibilidad todavía será menor.

Cuando las personas se esconden y no contestan el teléfono, no devuelven las llamadas e incluso no contestan a los correos, se van alejando poco a poco de ser creíbles, ya que indican que solamente hacen lo que les conviene hacer y cuando les conviene. Por lo tanto pierden su credibilidad, a la hora de contar con ellos para algunas coas. Suele decirse: “A ese no le creas lo que te dice, pues solamente te habla cuando tienen interés, en algo que le benéfica personalmente, en los otros casos o se esconde, o sus respuestas son como tirar balones fuera, para no comprometerse”

La credibilidad se gana por los hechos y los resultados, y se pierde con la  mentira, una vez que esta ha quedado al descubierto, pues es muy difícil que el mentiroso recobre la credibilidad. La mentira está a la orden del día, sobre todo si no se valora la palabra dicha, máxime si es una promesa que hay que cumplir. Las personas que ya han perdido su credibilidad, son las que más ruido meten, para soportar sus mentiras o tratar de hacerse creer gritando o gesticulando. Suelen estar llenos del “Yo mismo y para mí mismo”.

Hay personas que por su cargo en la familia, empresa o sociedad, dan consejos o deberían darlos, pero no tienen credibilidad de lo que dicen o hacen porque:

  • Aconsejan siempre para obtener su propio beneficio.
  • Han mentido tantas veces, que ya es imposible seguir dándoles oportunidades para creerles.
  • Llevan una doble vida.
  • No dan testimonio ni coincide lo que dicen. con lo que hacen.
  • Poseen demasiado egoísmo.
  • Tienen un modo de ver las cosas que va en contra de la moral.
  • Etc.

Los padres pierden totalmente el concepto de credibilidad, que a priori la tienen que tener por derecho propio, cuando hablan sin conocimiento, sin verdad, sin respeto, sin elocuencia y sin pasión. Después ya no tiene remedio, para recuperar la credibilidad, si es que la tenían. La credibilidad es el escudo protector, para la educación de sus hijos y el éxito familiar presente y futuro. Tiene que estar soportada en la práctica y enseñanza de las virtudes y valores humanos.

Los padres tienen que intentar conseguir y mantener la credibilidad, día a día y por encima de todo, inclusive hasta la extenuación, pues es un valor imprescindible. No importa si otros ignorantes no les creen, el secreto está en mantenerla con respeto, confianza y tolerancia, de lo contrario su misión familiar se pierde, sobre todo en los momentos difíciles de la educación de los hijos.

francisco@micumbre.com

13 pasos para convertir una horrenda aberración, en algo aceptable por la sociedad.

ESCUELA PARA PADRES 

www.micumbre.com 

13 pasos para convertir una horrenda aberración, en algo aceptable por la sociedad.

1,335 Palabras. Tiempo de lectura 5:00 minutos aproximadamente.

Para convertir lo horrendo en aceptable, se necesita muy poco: Una industria que pueda obtener grandes beneficios, unos medios de comunicación dóciles, unos lobbys adinerados, unos políticos sobornables y finalmente, un sistema legal que lo apruebe. Todo soportado por “el silencio de los corderos”, de una sociedad tolerante y deshumanizada, por el mal uso de la libertad de expresión, que ha roto los límites que protegen a la sociedad.

Los padres tienen que darse cuenta, cuando la sociedad manipula “los principios no negociables”. Tienen que captarlo, para enseñar a sus hijos los peligros a los que están expuestos, al ser manejadas sus mentes.Esa maniobra de “acoso y derribo” de los principio morales, es para que vean, sientan y actúen como normal, lo que es absoluta e intrínsecamente malo. Aunque pretendan instalarlo en la sociedad, incluso promulgando leyes que autorizan o despenalizan los crímenes más horrendos.

La sociedad ya ha convertido en aceptable estas aberraciones: La despenalización del aborto, los llamados matrimonios homosexuales, las adopciones de niños por los homosexuales, la legalización de las drogas, la utilización de la eutanasia, las guerras preventivas, las torturas, el monopolio de la enseñanza, la persecución de la religión, la corrupción a través de los lobbys, la censura de la información pública, etc.

La sociedad está intentando legalizar y convertir en aceptable, otras aberraciones: El incesto, la violación sexual, la poligamia, la pederastia, el abuso infantil, el control de natalidad, las aberraciones humanas, el onanismo, el asesinato selectivo, los holocaustos y las masacres étnicas, los genocidios, los crímenes contra la humanidad, los crímenes de odio, el racismo, el robo hasta ciertas cantidades y en determinadas condiciones, el bestialismo, el canibalismo, el apartheid, la esclavitud, las persecuciones raciales, la eutanasia, las hambrunas organizadas, el tráfico de órganos, los trabajos forzados, el tráfico humano, etc.

Los pasos, niveles, categorías y secuencias de aceptación de los hechos aberrantes, suelen ser los siguientes: Inconcebibles o impensables. Radicales. Aceptables. Sensatos. Populares. Políticos. Legales.

13 Pasos para convertir una aberración, en algo aceptable por la sociedad.

  1. Convertir en radical la aberración más impensable. Las aberraciones pendientes de aceptación, hoy se encuentran en el nivel más bajo de legitimación y su posible legalización, se considera como absolutamente inconcebible e impensable. Hasta repugna hablar de ellas a la gente normal.
  2. Amparándose en la libertad de expresión, trasladarla al campo científico, para tratar de cambiar esa percepción, Para los científicos, normalmente, no hay temas tabú. Se organiza un simposio etnológico sobre rituales, que dicen que se han celebrado en algún lugar remoto de la geografía mundial, sin importar cuándo, cómo, dónde, y por qué, y ni si son verdad o mentira. Un congreso aguanta muchas cosas.
  3. Conseguir mediante las declaraciones de algunas celebridades o expertos en algo, cambiar la actitud negativa e intransigente de la sociedad, a una actitud más positiva, eliminando el tabú creado, para que el aberrante tema empiece a discutirse.
  4. Crear un grupo de practicantes radicales de esas aberraciones, que las difundan a través de las redes sociales y otros medios de comunicación afines. Ya que el número de crédulos virtuales, es inmenso.
  5. Convertir la idea aberrante en radical. Insultando como hipócritas, intolerantes y retrógrados, a todos los que se opongan a querer escuchar o a discutir los argumentos a favor de las aberraciones, difundidos por los mencionados científicos y los medios de comunicación.
  6. Conseguir que la sociedad acepte las aberraciones, condenando la intolerancia, creando un eufemismo, ambigüedad, o disfraz, para la aberración. Intentando separar la esencia de la propia aberración, de su denominación habitual, distanciando la palabra de su significado, para que suene muy democrático, por ejemplo: El crimen del aborto, convertirlo en derecho a la interrupción del embarazo o en un derecho a decidir.
  7. Citar o inventar un hecho histórico, que sea legitimado por algunos expertos, de los que siempre haya disponibles o en su caso instituirlos. Paralelamente, se puede crear un precedente de referencia, histórico, mitológico, contemporáneo o simplemente inventado, pero lo más importante es que sea legalizado por ellos, para que pueda ser utilizado como prueba para su legitimización.
  8. Humanizar determinados personajes actuales o históricos, que debido a sus acciones aberrantes, tienen o han tenido fama mundial, cambiando la historia, hacia una imagen positiva de ellos, convirtiéndoles en víctimas, debido a que la vida les obligó a realizar las acciones aberrantes.
  9. Justificar todo lo relacionado con las aberraciones, para que todos los que se opongan a ellas, pasen a denominarles radicales, extremistas, retrógrados, etc. Inmediatamente los disconformes con las aberraciones, tienen que cargar con el peso de la prueba.
  10. Conseguir que los medios de comunicación, afines a los partidos políticos, conviertan la idea aberrante de aceptable, en sensata. Para eso tendrán que hacer campañas electorales persistentes, intentando demostrar que no existen tales aberraciones, pues son cosas que siempre ha habido y que cada persona tiene el derecho a decidir, lo que quiere hacer, como siempre se ha hecho. Máxime en determinadas situaciones, ya que su deseo de hacer esas aberraciones, está genéticamente justificado.
  11. Los partidos políticos tratan de convertir la idea aberrante, de sensata, en popular. Empezando a tomar posiciones en función de los resultados, falsos o verdaderos, de las encuestas de opinión de sus electores o posibles electores. Contratan a personajes populares, para que hablen abiertamente de las aberraciones. Con el soporte de los seguidores de sus redes sociales, promocionan determinadas acciones encajadas en sus canciones, películas, videos, escritos, etc.
  12. Pasar de lo popular, a hacer negocios con la idea aberrante. Para que los partidos políticos maduren bien la idea y vean los beneficios económicos, que pueden sacar de la idea aberrante, empiezan a entrar en juego los intereses de los grupos económicos. Si con esa aberración, puede conseguir un producto o servicio, que sirva para enriquecerse rápidamente, se pone en marcha la maquinaria financiera, para que cada uno de los engranajes, funcionen suavemente y sin sobresaltos.
  13. Traspasar de lo político a lo legal. Esta etapa supone preparar las leyes para legalizar la aberración. Con unos buenos empujones a los políticos, procedentes de los grupos de lobby económicos, no tardarán en conseguir aprobar las leyes y que queden refrendadas, por todos los estamentos legales. Para entonces, la sociedad ya habrá sufrido una ruptura de sus principios y costumbres, pues las normas de la existencia humana, se habrán alterado o habrán sido destruidas, con la adopción de las nuevas leyes.

Hay sociedades en las que los padres, los hijos o ambos, están inmersos en una cultura, donde las aberraciones se consideran cosas normales, por lo que es imprescindible que estén muy bien formados, para saber distinguir lo que “es trigo y lo que es paja” y así poder trasmitir a los hijos, las verdades, y para que la información que reciben sea veraz y “no les den gato por liebre”.

Las minorías dominantes no pueden dictaminar por medio de leyes, el que no existan, ni el bien, ni la verdad, para que cada uno pueda decidir en función de su propio bien y de su propia verdad. Ni se puede reducir la moral, a lo que digan las leyes. Las aberraciones siempre lo serán, aunque las leyes las permitan y lo hayan conseguido, mediante el sistemático y sibilino lavado de cerebro de la sociedad, empleando técnicas sofisticadas, a través de varios procesos, como son los indicados anteriormente.

La sociedad en general, considera las acción aberrantes como repugnantes, radicales, impensables, dañinas, retrógradas, ajenas a la moral pública, insalubres, etc. Pero los grupos de presión dominantes, quieren introducirlos en la conciencia de la sociedad como una realidad, y que ésta la acepte como buena, que las leyes la protejan, y que la sociedad la admita.

Hay muchos que no saben distinguir una nación con leyes justas, de una nación con leyes injustas.

Artículo relacionado:

Conciencia. Lo que los padres deben enseñar a sus hijos sobre esta virtud humana.

francisco@micumbre.com

¡Alerta padres! Ha llegado el alcohol en polvo. Nuevo peligro para los hijos.

ESCUELA PARA PADRES

http://www.micumbre.com

¡Alerta padres! Ha llegado el alcohol en polvo. Nuevo peligro para los hijos.

865 Palabras

Algunos artículos relacionados:

¡Alerta padres! Este artículo no es publicidad, al contrario, es para que los padres estén muy atentos, tengan los ojos bien abiertos y el olfato en total atención, pues el alcohol en polvo es un nuevo peligro para los niños y los jóvenes. Es la nueva moda legal, para poderse emborrachar.

El alcohol en polvo de la marca “Palcohol” fabricado por Lipsmark, después de pasar por un extenso proceso administrativo y legal, hace unos días fue aprobada su etiqueta por el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives, ATF).

Al día siguiente, su etiqueta fue desautorizada, dicen que por error. Aunque un error de esa naturaleza, no parece factible, pudo haber recibido directa o indirectamente, presiones de los lobbys de la industria del alcohol.

¡Alerta padres! Se presenta en pequeñas bolsas de plástico y funciona como un coctel de bolsillo, para trasladarlo fácilmente y a escondidas, donde cada consumidor quiera. Se mezcla con refrescos o con el líquido que se quiera, a gusto de cada cliente. La variedad actual de sabores de Vodka, Ron, Brandy, Tequila, Margarita, Cosmopolitan, Mojito, Powderita, Lemon Drop, etc.

¡Alerta padres! El alcohol en polvo, es tan fácil de ocultar y transportar, que incluso puede ser consumido ilegalmente, en lugares donde no estén permitidas las bebidas alcohólicas. Es muy difícil el control familiar, profesional y personal, lo que puede dar lugar a que se consuma en dosis excesivas, principalmente por los jóvenes. Se ha convertido en la ebriedad portátil.

¡Alerta padres! El alcohol en polvo se comercializa, embalado en pequeños sobres de plástico, con un peso aproximado de una onza (28 gramos). Con lo que su posesión y transporte, se puede hacer de forma casi imperceptible, por lo que se puede llevar oculto en cualquier bolsillo, en la mochila, en el auto, en la maleta, dejado en el dormitorio, etc. No es necesaria una botella que pudiera romperse, por eso es fácil de engañar a los padres,. si no están muy alertas a los hábitos, vicios, olores y estado físico de sus hijos.

¡Alerta padres! También se puede utilizar con cualquier tipo de comidas frías, evitando echarlo antes de la cocción, el asado, la fritura o el flameado para que no se evapore. Por lo tanto, la ingestión de ese alcohol en polvo es total. Espolvoreándolo en las ensaladas, pasteles, huevos, etc. Incluyéndolo en las bebidas deportivas, cargadas de azúcar y cafeína, mezcladas con alcohol en polvo, puede ser un explosivo para los jóvenes.

¡Alerta padres! También la mariguana se utiliza para fabricar pasteles, galletas, chocolates y un sinfín de productos, que aparentemente no son dañinos, en algunos lugares donde está autorizada, para el consumo medicinal o recreativo. Estos productos, sibilinamente, sirven para iniciar a los jóvenes en la adicción a las drogas, e incluso han creado muchos problemas, a los que han ingerido dosis excesivas, conociendo o ignorando su contenido y consecuencias.

¡Alerta padres! La legalización del alcohol en polvo, que ya ha pasado por un extenso proceso técnico y administrativo, es nociva principalmente, para los menores de edad y los adolescentes y hacia ese mercado está dirigida. Todo lo que suponga facilidades para su compra, transporte y consumo, es un paso para conseguir que se aumenten los índices de alcoholismo en los niños y en los jóvenes y que se enganchen antes, a ese vicio o droga.

El alcohol en polvo no es nuevo en otros países, pero es la primera vez que esta modalidad, ha sido aprobada para su venta en Estados Unidos, aunque haya patentes desde hace muchos años. El alcohol ya se comercializa en distintos formatos: Liquido, crema, solidificado, vaporizado, etc. y con esta variante, quieren aumentar la penetración en el mercado de los jóvenes y adolescentes.

Hay muchas bebidas, principalmente refrescos, que en las tiendas se venden en estado sólido, es decir en polvo soluble, ya preparadas para añadirle solamente el agua. Ahora le ha tocado al alcohol venderse en formato de polvo, además del vendido en estado sólido, para cocinas portátiles y otros usos.

El alcohol en polvo está en la línea de nuevos productos o utilizaciones, denominadas cápsulas de plástico de una sola utilización, como las usadas en las modernas maquinas familiares automáticas, para producir café soluble instantáneo, de gran variedad de sabores, a las que solamente le añaden el agua caliente a presión. La Coca-Cola en polvo está haciendo demostraciones comerciales, para disminuir el costo del transporte y almacenamiento de su jarabe en líquido y del gas.

El consumo del alcohol, se le llame costumbre, vicio o droga, cuesta muchísimo dinero a la sociedad, que se paga a través de los impuestos de todos o directamente por los empresarios o por los particulares. Aunque el estado recaude muchos impuestos por las ventas, son muy superiores los gastos que origina, como consecuencia de las enfermedades que conlleva, accidentes de tráfico y de trabajo, ausencias laborales, violencias familiares, etc.

francisco@micumbre.com

 

La cleptomanía en los niños. Robar por impulso.

ESCUELA PARA PADRES

http://www.micumbre.com

1,489 Palabras

Hay niños que desde muy pequeños, tienen cierta tendencia a coger cosas a sus amiguitos y a no devolvérselas, a no ser que sus padres se den cuenta y les obliguen a restituirlas. Muchas veces no suelen tener muy claro el concepto de la pertenencia propia y la ajena.

Los padres deben demostrar mucha paciencia y desarrollar muy bien su inteligencia, para además de tener la certeza fija e irrefutable de lo sucedido, intentar encontrar las causas que lo suscitaron, originaron o promovieron.

A medida que se van haciendo mayores, esa tendencia a quedarse con lo ajeno puede ir en aumento, hasta llegar a situaciones muy desagradables para los niños y los padres. Primero son pequeños hurtos y después se convierten en robos, lo que hace más difícil corregir esa situación.

Los padres tienen que seguir teniendo mucha fe en sus hijos, aunque hayan hecho algo mal. No pueden tirar por la borda todos los años de educación, cariño y mutuo amor acumulados. Los hijos siempre tienen que tener derecho, a una nueva oportunidad.

Cuando los hijos se han metido voluntaria o involuntariamente en un problema, a cuenta de un hurto o de un robo, único o repetido, es cuando los padres tiene que demostrarles más su cariño, con pruebas evidentes de sincero afecto. Pero sin renunciar a las acciones de corrección y reprimenda, acordes con la situación creada.

Es muy diferente la forma de tratar el robo realizado por un niño, que el realizado por un adolescente. Pero ambos son robos y su gravedad, motivos, circunstancias y consecuencias, deben investigarse muy bien, para que los padres puedan obrar en consecuencia.

Los padres son los primeros que tienen que autoanalizarse, para ver si son ellos los responsables, directa o indirectamente de lo que roban sus hijos. Sin querer o queriendo, algunos padres dan muy malos ejemplos a los hijos, hurtando, robando o sustrayendo pequeñas cosas, que ellos no les dan importancia, pero no tienen en cuenta, que los hijos suelen estar pendientes de todos los actos de los padres.

Hay veces que los hijos roban como rechazo o protesta, ante la situación que están viviendo de presión o de violencia física o mental. Pudiera ser la forma de expresar su indignación, por la sumisión violenta a la que están sometidos. El robo lo consideran como una válvula de escape, a sus frustraciones e impotencia ante el mal trato.

No se puede calificar a sus hijos de ladrones, ni “echarles a las patas de los caballos”, estigmatizándolos y condenándoles para siempre, con un sambenito como escarnio de lo realizado. Mucho menos ante sus familiares, amigos o sociedad. Deben sopesar muy bien los hechos, junto a la intención, la cuantía, las circunstancias, la repetición, la edad, el propósito de la enmienda, etc.

No debería haber un hurto o un robo, por muy pequeño que sea, sin que el que lo haya efectuado, tenga unas consecuencias acordes y proporcionadas con lo que ha realizado.

Los padres tienen que estar muy alertas y vigilar todas las cosas, que llevan los niños a la casa o que mantienen en sus bolsillos, mochilas, armarios o sitios recónditos. Incluso hay otros signos externos del robo, que no se pueden ver, pero que son producidas por el robo. Como las cosas que tiene y que no puede demostrar su procedencia, pues han podido ser cambiadas por lo robado o compradas, con el dinero obtenido de lo robado.

11 Conceptos a analizar en los casos, de niños que roban:

  1. Averiguar los motivos por los que lo ha hecho: Amenazas, presiones, imitación, malas influencias, iniciación a algún grupo, demostrar superioridad, listeza o mañas, ambiente social en el que se relaciona, retos impuestos, etc.
  2. Comprobar la necesidad demostrable del objeto e incapacidad para pedirlo.
  3. Conocer la actitud de los familiares o amigos de su entorno social en el que vive.
  4. Detallar cuales han sido los hechos y su valoración económica, sentimental o perjudicial.
  5. Examinar si es por falta de formación, para discernir que no se puede robar.
  6. Indagar si ha habido algún antecedente, como premeditación, abuso, fuerza, etc.
  7. Informarse si los robos han sido frecuentes, reincidentes del concepto, único o esporádicos.
  8. Investigar lo que le importan las consecuencias.
  9. Observar si lo ha hecho por ambición de querer tener más.
  10. Profundizar en sus pruebas de arrepentimiento.
  11. Saber si es un capricho para su estilo de vida.

Los pequeños robos que hacen los niños, pueden producirse por razones internas o externas.

Las internas pueden ser producto de la mala educación, en las virtudes y valores humanos, donde no se han instalado los conceptos del bien y el mal, de lo propio y de lo ajeno, de pedir perdón y restituir. Todo les parece lo mismo y no sienten la sensación de que están haciendo mal, incluso copian a otros, sin pensar en que tiene que arrepentirse, corregirse y devolver lo robado.

Las externas pueden prevenir de ejemplos recibidos o como venganza y rechazo, a los malos tratos y abusos físicos, verbales o mentales, recibido por los padres. Estos se traducen en una forma de vengarse, contra la impotencia de no poder hacerlo, contra los que les abusan.

El robar, aunque sean pequeñas cosas, se convierte en costumbre y después en hábito, posteriormente se produce el vicio incontrolable de la cleptomanía, que en las personas mayores es muy difícil eliminar, incluso necesitan tratamientos especiales, los cuales no se los van a enseñar, cuando ya estén en la cárcel. Se convierte en un desorden psicológico, asociado con desórdenes obsesivos compulsivos y desórdenes adictivos, relacionado con las emociones reguladas por el estado de ánimo.

En casi todos los sitios hay cámaras de televisión, que graban todo lo que ocurre, lo que hace más fácil el descubrir el comportamiento de los ladrones, probar el delito y aplicar los castigos.

Hay cleptómanos que lo hacen por el simple hecho de robar, aunque no necesiten lo que roban para nada. Es por la adrenalina que les produce el robar, sin pensar en el prójimo ni en su propia conciencia. Incluso roban a sus propios familiares y amigos más allegados.

Además de hablar a los niños y a los mayores, de la importancia que para otros pueden tener sus robos, se les debe hablar de las repercusiones y con secuencias, que ellos van a tener que sufrir por sus malos actos. El hurtar o robar les hace adquirir mala fama de ladrón frente a sus familiares, amigos o compañeros. Además de la posibilidad de quedar fichado por la policía.

Los padres deben extender durante un tiempo prudencial los castigos o consecuencias, durante las actividades familiares, para que no sea una bronca fugaz, que quede en eso solamente. Pero las reprimendas y las sanciones, deben ir relacionadas con las investigaciones en profundidad de los hechos, los antecedentes y los motivos.

Una de las pruebas para comprobar el arrepentimiento y el cambio de actitud, es poner y mantener objetos como señuelos, que obliguen a la persona a dominar su propio vicio y reforzar su fuerza de voluntad.

Los padres cuando se enteran de un robo, lo primero deben buscar en profundidad, cuáles son los motivos o causas, que han originado el robo, para así poder poner los remedios adecuados. No se pueden poner soluciones, si no se conocen las causas.

Los robos no ocurren por causalidad, detrás de ellos hay una causa, que si no se corrige terminará en cleptomanía. Muchas veces provienen de la mala educación o ejemplos, que han recibido de sus padres o porque les han enseñado que “coger de donde hay” no es robar.

Las edades en los hijos, son los hitos fundamentales que van marcando las épocas, para formarles en sus virtudes y valores humanos. Los primeros 6 años son la época de educarles. Los segundos 6 años es decir hasta los 12, es la época de añadirles la formación y los terceros 6 años, es decir hasta los 18, es la época de prepararles para el gran salto, que normalmente van a dar al salir del hogar familiar, para ir a trabajar o a realizar los estudios en la universidad. Tres fases totalmente diferentes de la continua educación.

Educar en la restitución. Esa es una práctica que se debe enseñar, desde muy pequeños, aunque suponga una gran vergüenza para los hijos y muchas veces para los padres, al tenerla que hacer públicamente. La restitución es una de las consecuencias, que deben conllevar todos los hurtos o robos, grandes o pequeños.

Aunque la disculpa sea “eso lo hacen todos”, esa falsedad de afirmación, no justifica el hacerlo. La idea de culpabilidad, resarcimiento, restitución, rechazo de las ocasiones y petición de perdón, deben inculcarse desde niños.

Las excusas, mentiras y falacias, suele estar siempre pegada a los robos, para disminuir la culpabilidad.

Artículo recomendado: ¿A qué hijo quieren más los padres?

francisco@micumbre.com

 

 

¿Se imaginan cómo será el futuro de la actual generación de padres e hijos?

ESCUELA PARA PADRES

www.micumbre.com

¿Se imaginan cómo será el futuro de la actual generación de padres e hijos?

623 Palabras

En muchos países, nunca ha habido una generación que haya tenido más medios disponibles, para adquirir una mejor calidad de vida y triunfar individual y colectivamente.

No voy a describir una visión pesimista del futuro, solamente una realidad que poco a poco va tomando cuerpo, debido a las circunstancias actuales de la dejadez en la educación familiar, y de la falta de práctica y enseñanza de las virtudes y valores humanos.

Según las proyecciones estadísticas, los padres de esta generación, seremos en relación con nuestros hijos:

  • Las primeras generaciones decididas a no repetir con los hijos, los mismos errores que pudieron haber cometido nuestros progenitores.
  • Los más débiles e inseguros que ha dado la historia, aunque seamos los más dedicados y comprensivos, al esforzarnos en abolir los abusos del pasado.
  • Los últimos hijos, regañados por los padres, y los primeros padres, regañados por los hijos.
  • Los que intentamos ser, los padres que no tuvimos y quisiéramos haber tenido.
  • Los últimos que tuvimos miedo a nuestros padres y los primeros que tememos a nuestros hijos.
  • Los últimos que crecimos bajo el mando de los padres y los primeros que vivimos bajo el yugo de los hijos.
  • Los últimos que respetamos a nuestros padres y los primeros que aceptamos, que nuestros hijos no nos respeten.

Los hijos de esta generación serán, en comparación con sus padres:

  • Los más beligerantes y poderosos, que nunca existieron contra sus padres.
  • Los que debido al excesivo consumismo, no habrán ahorrado lo suficiente para mantenerse durante su jubilación.
  • Los que económicamente han vivido de sus padres y después tendrán que vivir de sus hijos.
  • Los que más tiempo se quedaran a vivir en casa y a costa de sus padres, incluso aunque se hayan casado.
  • Los que no tendrán ningún respeto por sus padres, pero también perderán el respeto debido por sus hijos.
  • Los que nunca creerán que viven peor, que han vivido sus padres y seguirán sin hacer nada para educarse, a pesar de que tengan todos los medios a su alcance.
  • Los que perderán el control de sus familias, que irán a la deriva, al no tener objetivos, ni destino.
  • Los que serán más pobres que los padres.
  • Los que serán testigos y participes del aumento de la brecha, entre los educados y los no educados.
  • Los que, si estudian obteniendo préstamos financieros, más tiempo estarán endeudados y más porcentaje de sus salarios, tendrán que destinar para amortizarlos.
  • Los que si no estudian muy fuerte, serán la categoría social de perdedores, sujetos siempre al salario mínimo.
  • Los que tardarán más años en poder independizarse económicamente, sin depender de las ayudas familiares o sociales.
  • Los que tendrán menos posibilidades de disfrutar, los avances técnicos de la sociedad, los cuales se quedarán solamente para unos cuantos.
  • Los que tendrán menos posibilidades de poder elegir y obtener el trabajo razonable que les guste o para el que se hayan preparado.
  • Los que tendrán menos salud y estarán más obesos y peor nutridos.
  • Los que tendrán una esperanza de vida más corta.

Son los hijos quienes ahora esperan el respeto de sus padres, entendiendo por tal, que les respeten sus ideas, sus gustos, sus apetencias, sus formas de actuar y de vivir. Y que además les patrocinen lo que necesitan para tal fin.

La solución es bien sencilla, para las familias que quieran revertir esta tendencia. Educarse y educar más y mejor. Siempre habrá familias que no lo quieran hacer y esas serán, las que engrosen las mencionadas estadísticas de fracasados.

Articulo relacionado:

81 Preguntas sobre la responsabilidad de los padres con hijos NiNi o problemáticos

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres

Feminismo. Dejar las lamentaciones, hay que ir a las acciones.

ESCUELA PARA PADRES

http://www.micumbre.com

Feminismo. Dejar las lamentaciones, hay que ir a las acciones.

677 Palabras

La igualdad de las mujeres con los hombres no se conquista con leyes, aunque estas ayuden mucho. Se consigue con estudios y educación.

Las mujeres que no se sienten discriminadas, son las que se dan ellas mismas a valer, respetando su cuerpo y su feminidad. Son las que van por la vida, trabajando muy duro para triunfar, en el hogar, en el trabajo, en los estudios, en la política y en la religión.

Aunque haya habido muchos años de discriminación total hacia la mujer, hoy en día las cosas están cambiado positivamente y ahora en muchos casos, son las mujeres las protagonistas y líderes de la sociedad.

En la mayoría de los países, las leyes han igualado los derechos y las obligaciones de los hombres y de las mujeres. Actualmente hace falta que se fortalezca y aumente la actitud de todos, para que esas leyes se conviertan en realidad. Pero eso no se conseguirá, sin un gran esfuerzo mental y práctico.

Las que se pasan el día gritando, para que alguien les regale la igualdad, suelen ser las mismas que utilizan sus artimañas femeninas, para hacerse las incapacitadas y seguir pidiendo “Me den, me den” sin salir a luchar, por lo que les corresponde.

Las mujeres no tienen que esperar a que nadie les de nada. Si lo consideran necesario, tienen que arrancarlo de la sociedad, por medio de su educación escolar y social, capacidades diferentes y firmeza en sus actuaciones. Hay el Día Internacional de la Mujer. ! Qué raro que no haya el Día Internacional del Hombre!

Las mujeres desde siempre, han demostrado sus extraordinarias capacidades, facultades, cualidades, virtudes y valores humanos, en todos los aspectos de la vida. Ahora lo pueden probar claramente en muchos aspectos con su libertad, superioridad, predominio y excelencia.

Hay mujeres profesionales, que laboralmente, auto discriminan a las mismas mujeres, al contratar o ascender a los hombres, en lugar de hacerlo a las mujeres, aunque estas tengan más y mejores méritos. Son decisiones excluyentes y discriminatorias, alejadas del “espíritu de cuerpo” femenino y muy críticas cuando son a la inversa.

La discriminación femenina, se puede terminar con la educación y tomando conciencia, del enorme valor que tienen. Pero algunas mujeres no quieren, no saben o no son capaces de aprovechar sus valores, para hacerse valer y triunfar. Muchas prefieren pasar por la vida, como víctimas de su propia y maravillosa feminidad.

Los hombres tienen madre, hermanas, esposa, hijas, nietas, sobrinas, etc., a las que consideran tan o mejor calificadas, que a otros muchos hombres, por lo que deben trasmitirles con vehemencia, que asuman su verdadero rol en la sociedad, que es el éxito incuestionable cuando se lo proponen.

10 Consejos sobre la feminidad:

  1. Aprovecha sin timidez ni cobardía, todas las cualidades de la feminidad.
  2. Decide ser plenamente femenina y sin concesiones, a la galería del mundo social.
  3. Define bien claro quién eres y qué quieres ser.
  4. Edúcate lo que más puedas, por ahí te llegará el triunfo de la feminidad.
  5. Escucha los problemas ajenos, busca soluciones y consejos, ayuda todo lo que puedas, pero sin asumirlos como propios.
  6. Establece tú las normas, no aceptes que otros te las impongan. Demuestra la igualdad de derechos y obligaciones.
  7. Huye de las denominadas “feminazis” que quieren imponer el feminismo, con violencia, como las organizaciones del grupo FEMEN.
  8. Muéstrate muy femenina, olvidándote de las trasnochadas reivindicaciones, ahora vueltas a poner de moda por los grupos (LGTB), y sus más de 50 tipos de géneros humanos que patrocinan.
  9. No adoptes como tuyos a los enemigos de las demás, ni guardes sus rencores. Trátalos con equidad y justicia.
  10. Toma muy en serio tus objetivos de triunfar, sin que te preocupen las críticas.

El “Sí se puede” tan mexicano lo deberían adoptar todas las mujeres del mundo, en lugar del “No puedo o no me dejan”.

Artículo relacionado:

Escuelas diferenciadas por sexos. Las trampas de la educación mixta.

francisco@micumbre.com de la Escuela para Padres.


Bienvenidos

Aquí encontrará respuestas a sus preguntas. Lea este articulo titulado: ESCUELA PARA PADRES. Qué es, para qué sirve y cómo funciona de forma virtual.

Los objetivos de esta escuela virtual son: Educar a los padres para que con su ejemplo y conocimientos de las virtudes y valores humanos puedan educar a sus hijos. Enseñar como educar a los hijos. Que los padres aprendan a vivir un armonioso, fecundo y largo matrimonio. Tender un puente entre la educación familiar y la Fe.

No dudeis en comunicaros conmigo para cualquier comentario. Un saludo, Francisco francisco@micumbre.com

Dale aquí para empezar a recibir nuestros artículos por correo electrónico.

Únete a otros 843 seguidores

Subcripciones

RSS Feed / Fuente RSS
Feedburner
By Email / por Email

Por favor elija uno de estos servicios para subscribirse a este blog.

Visite nuestra página en
Facebook y hágase Fan

Mi Cumbre
on Facebook.

Siga nuestros Tweets en Twitter
Follow micumbrecom on Twitter

Visite nuestra página en Catholic.net
 

Categorías

septiembre 2014
L M X J V S D
« jul    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Ultimos Tweets @micumbrecom


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 843 seguidores